Técnicas de estimulación prenatal

Las técnicas de estimulación prenatal te permiten conectar con tu bebé mientras está en el útero y despertar sus sentidos. Desde la semana 25 el cerebro y los órganos sensoriales perciben señales del mundo del que ya forma parte.
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López.

Escrito por Thady Carabaño

Última actualización: 02 mayo, 2022

Toda mujer embarazada ha pasado muchos minutos acariciando su abdomen abultado, intentando descifrar si está tocando el pie, el codo o la rodilla de su bebé. Esa es la primera y más intuitiva de las técnicas de estimulación prenatal que se practica.

Cada vez hay más evidencia científica que indica que las técnicas de estimulación prenatal inciden en la inteligencia y en la capacidad de aprendizaje del bebé, y sobre todo en su adaptación social al mundo. En todo caso, son ejercicios que pueden ser muy gratos para la madre y abren caminos para estrechar el vínculo de la pareja con su hijo.

¿Cómo aplicar las técnicas de estimulación prenatal?

Hay ejercicios para cada etapa de crecimiento de tu bebé. Para seguir cualquiera de estas técnicas, lo más importante es no obsesionarse. Junto con los momentos de estimulación, tiene que haber a la par momentos de tranquilidad.

El feto dentro del útero también duerme, y como no sabemos cuándo lo hace, es mejor no abusar con una estimulación excesiva.

Técnicas de estimulación visual

Se sabe que, a partir del sexto mes el feto reacciona abriendo y cerrando los ojos a los estímulos luminosos que llegan a través del abdomen. Por ello, puedes iniciar estos ejercicios a partir del cuarto mes.

  • Descubre tu vientre a la luz solar 20 segundos y luego cúbrelo por 20 segundos.
  • Con una pequeña linterna alumbra tu vientre y muévela lentamente de arriba a abajo o de un lado a otro.

Técnicas de estimulación táctil

Al presionar el abdomen se generan vibraciones que se transmiten a través del líquido amniótico y tu bebé las siente en su piel. Estos ejercicios pueden realizarse a partir de la décima semana de gestación.

Si ha habido dolor abdominal, aborto espontáneo o parto prematuro previos, es mejor abstenerse de hacer estos ejercicios.

  • Presiona el área del abdomen o da unos golpes muy suaves cuando sientas el movimiento del bebé.
  • En el momento de ducharte, deja caer agua con diferente intensidad sobre tu vientre.
  • Masajea suavemente tu vientre o pídele a tu pareja que lo haga.
Masaje a una embarazada

Técnicas de estimulación auditiva

El bebé escucha muchos sonidos dentro del útero: el latido de tu corazón, la digestión o la respiración. También puede percibir lo que viene del exterior, tu voz y la de papá, a pesar de que el líquido amniótico amortigua la intensidad.

Aun así, es importante evitar las discusiones durante el embarazo, porque tu bebé siente lo que pasa. Estos ejercicios los puedes iniciar a partir del cuarto mes de gestación.

  • Selecciona una pieza musical, preferiblemente instrumental, y escúchala con relativa frecuencia.
  • Háblale con voz fuerte y pausada, y haz que tu pareja también se involucre.
  • Cántale una canción de cuna, que luego retomarás para dormirlo una vez que nazca. La música materna atraviesa la pared abdominal y hará que el bebé por nacer se familiarice con melodías que, cuando las vuelva a escuchar, lo llevarán a la armonía placentaria.

Estimulación del gusto

El sentido del gusto del bebé se estimula con lo que madre come. En efecto, estudios indican que el líquido amniótico cambia en función de los alimentos que social y culturalmente consumes. Es así que desde la barriga tu bebé aprende a gustar.

Estudios como la ultrasonografía con Doppler han revelado funciones de succión y masticación, además el feto deglute seis veces más que un adulto. Al principio de la séptima semana la lengua se encuentra en la cavidad de las fosas nasales, lo que hace que los receptores químicos del olfato se unan a los del gusto y, ambos se impregnen del líquido amniótico.

Las papilas gustativas entran en actividad a partir de los seis meses de embarazo y ya en la semana 28 se encuentra integrado el sentido del olfato al sentido del gusto. Lo que comas pues, lo gustará el bebé y muy probablemente le guste cuando en un futuro próximo se lo lleve a la boca.

Técnicas de estimulación motora

Estar en movimiento suave pero rítmico ayuda tanto a la madre como al bebé. A ti te relaja y te ayuda a mantenerte en forma durante todo el embarazo. Para el bebé, es una forma distinta de percibir el mundo exterior.

Estas técnicas de estimulación prenatal pueden iniciarse después del quinto mes de embarazo. Si los vas a realizar, debes contar con el consentimiento de tu médico, ya que si has tenido amenaza de aborto espontáneo debes cuidarte.

  • Baila suavemente, sola o con tu pareja.
  • Nada o camina con regularidad.
  • Practica yoga o pilates prenatal.

Técnica de estimulación mental

Embarazada sobre pelota de pilates.
Los beneficios de la pelota como ejercicio en el embarazo se relacionan con el aumento de la elasticidad pélvica.

Concentrar la atención en lo que siente cada centímetro del cuerpo ayuda a liberar estrés y tensión. El escaneo corporal es una técnica sencilla, aunque toma algún tiempo dominarla.

Lo puedes realizar en cualquier momento y en cualquier lugar. Acostada o sentada, según lo que sea más fácil de acuerdo con el volumen de tu abdomen.

  • Comienza con lo que sientes en los dedos de un pie, concentrando tu respiración y tu atención en esa sensación.
  • Así, recorre pie, tobillo, pantorrilla, rodilla, muslo y cadera. Pasa al otro pie.
  • Después de volver a llevar a la pelvis, sigue con espalda, vientre, pecho, hombros, brazos, manos, cuello y cabeza.

Toma consciencia de cada sensación. Si sientes que tu mente divaga mucho, hazte consciente de ello y vuelve a enfocarte en la respiración.

Toma su tiempo mantener el foco en tu cuerpo, pero una vez que lo logres, disfrutarás más del proceso que vive tu cuerpo durante el embarazo y de tu bebé dentro de ti.

Beneficios para la madre en el periparto

Con la estimulación prenatal la madre regula el estado de ansiedad, se tranquiliza y estabiliza emocionalmente. Entre los principales factores de partos prematuros se encuentra el estrés, la angustia y la tristeza en estados de depresión.

Nadar o caminar favorecen la respiración y la flexibilidad. El cuerpo de la madre se fortalece y prepara para el parto, le ayudan a aliviar los dolores y la tensión anímica que produce la inminencia del alumbramiento.

Los estímulos emocionales positivos propician la tranquilidad, la alegría y el entusiasmo. La embarazada gana peso y de igual modo el bebé; nutrición y estimulación favorecen el desarrollo de las células cerebrales.

“Todos los estudios consultados confirman que la participación de la futura madre y de su pareja en todas las fases del ciclo reproductivo beneficia, no solo a ellos mismos, por ser las personas que reciben los cuidados y la educación, sino también a las enfermeras que los administran.”

Últimas consideraciones

Tu bebé ha desarrollado sus sentidos en el tercer mes, así que estos ejercicios son ideales para el segundo y tercer trimestre del embarazo, cuando las molestias iniciales ya han pasado. Basta que dediques un par de sesiones semanales a hacer cualquiera de estas técnicas de estimulación prenatal.

Importante: no te obsesiones. Disfruta de la oportunidad de conectar con tu bebé. Si tu pareja se puede involucrar mucho mejor. Si no, también puede participar otro miembro de la familia. Y, por supuesto, si tienes dudas, no dejes de consultar con el médico que sigue tu embarazo.

Te podría interesar...
¿Qué es un perinatólogo, especialista en medicina materno-fetal?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué es un perinatólogo, especialista en medicina materno-fetal?

El perinatólogo es el especialista en medicina materno-fetal que se encarga del seguimiento y control de los embarazos de alto riesgo.