9 maneras de relajarse en cinco minutos

El ordenador y los aparatos electrónicos son una constante en nuestras vidas. Sin embargo, debemos hacer descansos cada dos horas para evitar el cansancio. Conoces más consejos para relajar el cuerpo y la mente.
9 maneras de relajarse en cinco minutos
Bernardo Peña

Revisado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 21 Febrero, 2019.

Escrito por Yamila Papa Pintor, 09 Diciembre, 2014

Última actualización: 26 Febrero, 2021

El estrés, los nervios y la ansiedad son muy malos para la salud en general. Por ello, resulta imprescindible aprender diferentes maneras de relajarse de forma rápida. Al menos, cuando no se cuenta con demasiado tiempo para una sesión de masajes o practicar meditación o yoga.

Debido a las responsabilidades y el ritmo de vida actual, tu cuerpo se puede resentir. Si quieres evitar problemas más adelante, es necesario que te tomes un momento para respirar, escuchar tu música favorita o disfrutar de la naturaleza.

Contrario a lo que muchos piensan, no es necesario realizar largas sesiones. Con estas técnicas que te mostramos a continuación, relajarse en cinco minutos sí es posible.

9 maneras de relajarse en cinco minutos

Si eres de los que corre de aquí para allá sin darse un respiro y sientes que la rutina te consume, esta lista es para ti. A continuación, enumeramos una serie de 9 técnicas para relajarse en cinco minutos. Escoge la que más se adapte a tu estilo de vida y dale un respiro a tu cuerpo y tu mente.

1. Caminar

Para relajarse en cinco minutos basta con salir a dar un paseo.
¿Qué tal un paseo en tu horario de almuerzo? Puede ser liberador y tranquilizante.

Un buen paseo, ya sea por el parque o por un lugar tranquilo, hará que te relajes en seguida. De hecho, una publicación de Anxiety and Depression Association of America plantea que caminar a paso ligero puede brindar varias horas de alivio al cuerpo. Este efecto sería similar al de una aspirina para el dolor de cabeza.

Si estás estresado en la oficina puedes, por ejemplo, aprovechar la hora de almuerzo para caminar un poco por una zona bonita y cercana. Escucha el canto de los pájaros, admira una flor, disfruta de los rayos del sol o dedica tiempo a reflexionar sobre algo que esté en tu cabeza. Solo necesitas cinco minutos para olvidarte de todos los problemas.

2. Respirar profundo

Para este caso, hablamos de respirar de manera consciente. Esto se consigue, en primer lugar, prestando atención al aire que ingresa en los pulmones, no solo como algo mecánico que tenemos que hacer para sobrevivir.

La respiración es fuerza vital y cumple un rol muy importante, ya que nutre el cuerpo, reduce los niveles de estrés y permite recibir más cantidad de oxígeno.

Lleva a cabo una serie de respiraciones profundas (siempre por la nariz) si quieres relajarte por completo. No tienes que ir a un parque o al medio del campo, te puedes calmar hasta en tu propia oficina.

Para ayudarte, cierra los ojos y colócate en una postura cómoda (sentada, parada, acostada), tapa el orificio nasal derecho e inspira solo por el izquierdo. Luego, haz lo mismo con el contrario. Es perfecto para relajarse en cinco minutos.

3. Visualizar

En este ejercicio lo que se recomienda es ‘soñar despierto’, ya que esta técnica aporta un gran momento de calma.

Por ejemplo si estás en un día ajetreado en el trabajo, puedes pensar que te encuentras en una isla del Caribe o en el campo, entre árboles o flores. También, pensar en tu futuro perfecto permite reducir los niveles de estrés.

Aunque hacer este tipo de visualizaciones ayuda a distraer la mente y a generar un sentimiento de satisfacción, presta atención porque, en algunos casos, aumenta la ansiedad por querer que lleguen las vacaciones o tener la casa de tus sueños, por lo que volver a la realidad puede ser un golpe duro. Imagínate haciendo una actividad que te brinde serenidad.

4. Comer un bocadillo

El estómago vacío puede aumentar tu estrés y tus nervios. Si comes un bocadillo saludable te sentirás no solo satisfecho, sino también feliz. Esto se debe a que hay una gran conexión entre lo que ocurre en el estómago y lo que percibe el cerebro.

Come tranquilo, disfrutando cada bocado. Eso sí, elige alimentos saludables, tales como una manzana, una barra de cereal o un chocolate amargo. Evita las comidas grasas o con mucho azúcar porque conseguirás el efecto contrario.

5. Cuidar plantas y flores

Para relajarse en cinco minutos, la jardinería puede ser útil.
¿Tienes un pequeño jardín en el hogar? Intenta poner tus manos a la obra y sacarle provecho.

Se trata de una terapia que podría ayudar a las personas a manejar el estrés, ya que al parecer las plantas, además de brindarte aire puro para que puedas respirar mejor, te ayudarán a calmar tus nervios. Puede que tengas solo una maceta o varias. Dedícate a regar las plantas, quitar las malezas y hasta a hablarles, si lo deseas.

6. Alejarse del ordenador

El uso durante muchas horas del PC provoca aumentos en el estrés y los nervios. También puede tener otras consecuencias como insomnio, dolores de cabeza y musculares, enrojecimiento de la vista, etcétera.

Intenta, en la medida de lo posible, tomar descansos de cinco minutos cada dos horas mientras estás en la oficina. Y cuando llegues a tu casa, no pases mucho frente a la pantalla (también se incluye la de la televisión).

7. Estar en contacto con la naturaleza

Un poco de sol, caminar por el césped, oler una rosa en su hábitat natural o dar un paseo por la playa pueden ser actividades perfectas para relajarse en cinco minutos.

Según un artículo de la American Heart Association, las personas que sufren estrés, nervios o depresión, consiguen reducir los síntomas con el simple contacto con la naturaleza.

Cuando estés en la ciudad, trata de buscar un parque o, al menos, llena de plantas y flores tu oficina.

8. Darse un masaje

No es necesario ir a un masajista para una sesión de una hora. Si estás en una etapa de tu jornada en que parece que vas a explotar debido a la carga de trabajo o las obligaciones que te abruman, solo tienes que darte un pequeño masaje.

Aplica un poco de presión en la zona de la mano entre los dedos índice y medio, para que puedas liberar las tensiones del corazón.

Por otra parte, puedes hacer masajes debajo del dedo pulgar, si quieres relajar los músculos de los hombros, la nuca y el cuello.

Y si tienes un típico dolor de cabeza, nada mejor que hacer movimientos circulares en los laterales de las sienes. No olvides cerrar los ojos y concentrarte en la respiración para tener mejores resultados.

9. Escuchar música

La música tiene efectos tanto en la mente como en el cuerpo. Pero no cualquier estilo. De acuerdo con información de la Universidad de Nevada, las canciones con un tempo más lento contribuyen a aquietar la mente y relajar los músculos.

Por eso, si deseas calmar los nervios que te aquejan, esta es la mejor opción. De hecho, muchas personas eligen estas opciones para ir a dormir.

Relajarse en cinco minutos, ¿es posible?

Para conseguir los resultados esperados y sentirse más relajado es necesario practicar estos consejos de la mejor manera posible.

Por ejemplo, si estás en la oficina, encuentra un lugar tranquilo para hacer ejercicios de respiración o darte un masaje. También, si vas a dar un paseo, intenta que este sea lo más placentero posible.

Cuanto te sientas agobiado, elige una de ellas, la que mejor te venga, y ponla en práctica. ¡Lo notarás! Por último queremos recalcarte que es necesario un correcto equilibrio de actividad física, alimentación y bienestar emocional para gozar de una buena salud.

En caso de necesitar ayuda, no dudes en consultar con un especialista.

Te podría interesar...
5 aceites aromáticos para relajarte después del trabajo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
5 aceites aromáticos para relajarte después del trabajo

En este artículo proponemos 5 excelentes aceites aromáticos esenciales para relajarte después del trabajo de una manera muy placentera. ¡Descúbrelos!