Terapia de sonido para el tinnitus: ¿cómo ayuda?

La terapia de sonido para el tinnitus ha mostrado una eficacia notable en el tratamiento de este problema. ¿En qué consiste? ¿Quién debe aplicarla? ¡Descúbrelo!
Terapia de sonido para el tinnitus: ¿cómo ayuda?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 01 marzo, 2022

La terapia de sonido para el tinnitus es una estrategia que ha ganado terreno en los últimos años. Se sabe que algunas personas logran superar esta condición con esta medida, aunque no el 100 % de los pacientes. Aún así, se considera una técnica eficaz.

El tinnitus afecta a un 15 % de los adultos. Se caracteriza por causar pitidos, zumbidos y otros sonidos desagradables, sin que haya una fuente de sonido real. No tiene cura, pero puede mejorar con varios tipos de terapia. De hecho, suelen emplearse tratamientos combinados para mejores resultados. ¿Cómo funciona la terapia de sonido?

¿Por qué se produce el tinnitus?

El tinnitus, también llamado «zumbido en los oídos», es una afección que puede volverse crónica, al punto de afectar la calidad de vida de una persona. Lo usual es que todos lo padezcan al menos una vez en su vida. Sin embargo, para algunos se vuelve un problema constante.

Lo que ocurre en esta afección es que el nervio auditivo se deteriora y disminuye la captación normal del sonido. Frente a esto, las neuronas —que son las células del cerebro— compensan la pérdida con el aumento de la sensibilidad a los sonidos.

Dicho de otro modo, la sensibilidad elevada hace que las neuronas respondan a la actividad de otras neuronas cercanas, lo que a su vez configura la percepción de un sonido inexistente. Algunas posibles causas son las siguientes:

  • Envejecimiento.
  • Enfermedad de Ménière.
  • Tumores o quistes en los oídos.
  • Infecciones en la zona.
  • Exposición prolongada a ruidos fuertes.
  • Acumulación de cerumen.
¿Por qué se produce el tinnitus?
El tinnitus se caracteriza por la presencia de zumbidos en el oído. A veces, son la manifestación de una infección.


La terapia de sonido para el tinnitus

De momento, no existe ninguna cura para esta afección. Lo que sí hay es tratamientos que ayudan a que los ruidos se vuelvan cada vez menos notorios o casi imperceptibles. Una de las herramientas más utilizadas es la terapia de sonido para el tinnitus.

Consiste en utilizar un ruido externo real para cambiar la percepción del paciente. Se espera que con esto se reduzca la intensidad con la que se perciben los zumbidos u otros sonidos desagradables.

Es algo así como si el cerebro se olvidara de esos ruidos. Se compara con lo que ocurre con las personas que utilizan anteojos. Al principio, sienten con claridad su presencia en la nariz, pero con el tiempo el cerebro «se olvida» de esto y la persona ya no siente nada al tenerlos puestos.

En términos técnicos, este tipo de terapia funciona mediante la extinción de la respuesta a un estímulo, moviendo este último del plano consciente al inconsciente.

Tipos de terapia de sonido para el tinnitus

Se conoce como «terapia de sonido para el tinnitus» a cualquier tratamiento que ayude a disminuir los efectos de esta afección mediante otro sonido. De cualquier modo, las diferentes modalidades de esta terapia se pueden clasificar en cuatro categorías, como veremos a continuación.



Enmascaramiento

El enmascaramiento corresponde a las modalidades de tratamiento que emplean dispositivos para reproducir ruidos fuertes, de modo que «enmascaren» o encubran el tinnitus. Los sonidos que producen se conocen como «ruido blanco». No obstante, no es muy eficaz a largo plazo.

Distracción

Hace referencia a los tratamientos que están diseñados para desviar la atención del paciente de los zumbidos, pitos u otros ruidos, hacia otro sonido. Por lo general, se emplean sonidos naturales como lluvia o tonos fractales.

Habituación

Esta es la modalidad de terapia de sonido para el tinnitus más utilizada y también la más clásica. El objetivo es entrenar al cerebro para que ignore los ruidos desagradables y, eventualmente, los suprima. Suele ser muy eficaz.

Neuromodulación

La neuromodulación busca «reconectar» los componentes del cerebro que dan origen a esta condición. Sirve para el tinnitus subjetivo —que es el más común— y tiene lugar cuando solo la persona afectada puede escuchar el sonido molesto. En el tinnitus objetivo, tanto el afectado como el examinador (con un estetoscopio) pueden escuchar esos sonidos.

El procedimiento convencional

La terapia de sonido para el tinnitus, de manera convencional, comienza con la elección de un sonido neutral relajante. Este se reproduce como ruido de fondo durante todo el día y puede ser, por ejemplo, la lluvia, las olas del mar, la música instrumental, etcétera.

Lo habitual es que luego se emplee una aplicación que contenga sonidos específicos para tratar el tinnitus. El paciente debe escucharla durante al menos cuatro horas al día y mientras duerme. El nivel de volumen no debe ser tan alto como para ahogar los sonidos desagradables.

Lo que se espera es que después de un tiempo disminuya o desaparezca la molestia provocada por el tinnitus. Las claves para lograrlo son la consistencia y la frecuencia; es decir, todos los días, por el mismo número de horas al día y durante el sueño.

El procedimiento convencional
A menudo, en la terapia de sonido se emplean sonidos relajantes, como los de la naturaleza.

Otros factores que hay que tener en cuenta

Como resulta claro, la terapia de sonido para el tinnitus solo funciona cuando la afección no obedece a una condición médica previa. Esto se debe valorar antes de entrar a indicar este tipo de tratamiento.

Si la afección es causada por una acumulación excesiva de cerumen, bastará con una limpieza de oídos para que desaparezca. También es posible que sea resultado de la enfermedad de Meniere, un problema musculoesquelético de la mandíbula, o por la ingesta de algunos medicamentos.

En cualquier caso, hay que considerarlo antes de iniciar esta intervención. De igual manera, hay que abordar otros problemas como la ansiedad, la depresión o el insomnio, ya que su adecuada intervención disminuye el impacto de los sonidos.

Recomendaciones finales

Casi siempre, la terapia de sonido para el tinnitus se combina con otros tratamientos. En particular, con una terapia de reentrenamiento. Esto incrementa de manera notoria la probabilidad de éxito.

En todos los casos, lo ideal es que el audiólogo intervenga, ya que este determinará si hay condiciones médicas relacionadas. De ser así, puede orientar hacia otros tratamientos.

Te podría interesar...
Tinnitus: ¿qué es y cómo prevenirlo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Tinnitus: ¿qué es y cómo prevenirlo?

Los tinnitus o acúfenos son zumbidos que se perciben en el oído, sin origen en el exterior. Son un síntoma molesto que indican otra causa de enferm...



  • Silva, S. C. C. (2007). Comparación de los umbrales auditivos en adultos con pérdida auditiva al aplicar las técnicas de enmascaramiento de Hood y Portmann. Areté, (7), 145-149.
  • Bayona Prieto, J., Bayona, E. A., & León-Sarmiento, F. E. (2011). Neuroplasticidad, Neuromodulación y Neurorrehabilitación: Tres conceptos distintos y un solo fin verdadero. Revista Salud Uninorte, 27(1), 95-107.
  • Hidalgo Ramirez, T. (2020). Evaluación y manejo terapéutico actual del tinnitus.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.