¿Qué es el tifus y cómo se puede curar?

17 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Galo Flores
El tifus cursa con fiebre elevada que puede tratarse con antibióticos para evitar complicaciones. Han repuntado los casos en el último tiempo, lo que genera preocupación.

El tifus es un conjunto de enfermedades producidas por bacterias Rickettsias. Aunque en la actualidad son consideradas patologías poco comunes, siguen existiendo casos y contagios.

Son transmitidas por parásitos que incluyen piojos, pulgas y ácaros. En las poblaciones que cuentan con medidas sanitarias adecuadas se considera que no existe transmisión. Por el contrario, en las regiones que no tienen acceso a una higiene correcta, el riesgo de contraerlas es más elevado.

A continuación te explicamos cada uno de los tipos principales de tifus, los síntomas que producen y su tratamiento.

¿Cuántos tipos de tifus existen?

En términos generales, existen 3 tipos de tifus: epidémico, murino y de los matorrales. Aunque el nombre es parecido, no debe confundirse con la fiebre tifoidea, causada por otra bacteria llamada Salmonella typhi.

1. Tifus epidémico

Es una enfermedad poco común causada por la bacteria Rickettsia prowazekii. Es transmitida por piojos infectados entre personas que viven en condiciones de hacinamiento. Para la transmisión es necesario que los piojos puedan pasar de un humano a otro.

2. Tifus murino

Es causado por la bacteria Rickettsia typhi y se transmite a las personas por pulgas infectadas. Las pulgas se infectan al picar a animales ya infectados.

Entre los animales transmisores se incluyen ratas, gatos y zarigüeyas. Es muy importante mencionar que no se transmite de persona a persona.

3. Tifus de los matorrales

Este tipo de tifus es el que se transmite por ácaros infectados. La bacteria que lo produce es Orientia tsutsugamushi. Los casos ocurren principalmente en las zonas rurales del sudeste asiático, India, Japón, China y el norte de Australia.

A pesar de que es una enfermedad poco común, las personas que viven o viajan a estas regiones pueden infectarse

Pulga que transmite tifus.
Pulgas, ácaros y piojos pueden ser vectores para la transmisión del tifus en determinadas zonas geográficas.

Lee este artículo: Salmonela: síntomas de su envenenamiento

¿Cuáles son los síntomas del tifus?

La fiebre es el síntoma más frecuente en los 3 tipos principales de tifus. Por lo regular, los signos aparecen de 10 a 14 días después de la picadura del piojo, pulga o ácaro transmisor.

Los otros síntomas que comparten son los siguientes:

  • Escalofrío.
  • Dolor de cabeza.
  • Mialgias generalizadas. 
  • Erupción cutánea: distinta para cada tipo de tifus.

En el caso del tifus epidémico, además de la fiebre elevada y los síntomas ya descritos se añaden otros:

  • Confusión mental o delirio.
  • Náuseas y vómitos.
  • Tos seca con respiración rápida.

En las personas con tifus murino los síntomas pueden aparecer desde 4 días después de la picadura de la pulga infectada, con pérdida de apetito, náuseas y vómitos, dolor de estómago.

Finalmente, cuando se trata de un caso de tifus de los matorrales, además de la fiebre también pueden aparecer los siguientes signos:

  • Confusión o alteración del estado mental.
  • Una costra oscura en el lugar que mordió el ácaro.
  • Ganglios inflamados (adenitis con adenomegalia).

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Los síntomas de estas enfermedades son muy inespecíficos. Pueden parecerse a los de muchas otras patologías febriles. Con frecuencia, el diagnóstico se realiza por la entrevista clínica. El médico puede sospecharla por el antecedente de haber viajado a una zona endémica.

También se solicitan análisis sanguíneos con el objetivo de encontrar a la bacteria causante. Los resultados de estas pruebas pueden tardar en estar listos, así que es habitual iniciar el tratamiento antes de obtenerlos.

Tratamiento del tifus

Si el médico tiene una alta sospecha de que es un cuadro de tifus iniciará el tratamiento con antibiótico. El antibiótico de elección es uno que funciona ante los tres tipos de tifus. Por lo regular se prescribe doxiciclina. En adultos también son efectivos el ciprofloxacino y la tetraciclina.

La prescripción debe iniciarse lo más pronto posible. Por lo general, las personas con tifus epidémico que son tratadas de forma oportuna se recuperan por completo. Sino, puede ser fatal, en particular en adultos mayores de 60 años.

Algunos pacientes tienen una primera infección y permanecen sin síntomas durante meses o años. En casos raros puede aparecer una recaída. Esta se conoce como enfermedad de Brill-Zinsser. Ocurre cuando el sistema inmunitario se debilita por ciertos medicamentos, por la edad o por otra enfermedad.

En el caso del tifus murino, solo un pequeño porcentaje de las personas que no reciben tratamiento puede morir. Los que padecen tifus de los matorrales desarrollan insuficiencia orgánica y hemorragia si no reciben el antibiótico.

Doxiciclina para el tifus.
La doxiciclina es efectiva contra las rickettsias, por lo que constituye la primera línea frente a las variantes del tifus.

Te puede interesar: Los mejores consejos de salud para los amantes de los viajes

Cómo prevenirlo

Debido a que no existe una vacuna para prevenir ninguno de los 3 tipos de tifus, la higiene es la base de la prevención.

Para evitar el epidémico, una buena limpieza debe ser suficiente. Se recomienda bañarse al menos una vez por semana y cambiar la ropa con regularidad.

Para protegerse del tifus murino hay que evitar el contacto con las pulgas que lo puedan portar. Al salir al campo se debe tener una distancia segura de los animales salvajes, como ratas, ardillas voladoras y zarigüeyas. También hay que evitar los sitios en los que anidan estos animales.

Al viajar a lugares con tifus de los matorrales se debe usar un repelente de insectos que esté aprobado para la ropa. También se recomienda evitar las áreas con mucha vegetación y arbustos.

Precaución con las mascotas

Aunque se consideran enfermedades raras o que se presentan con poca frecuencia, en algunos países ha repuntado el número de casos. Esto sucede porque se han relajado las medidas higiénicas, en especial con respecto a las mascotas.

Es recomendable evitar tener animales salvajes en las casas. También hay que cuidar que los animales de compañía no tengan contacto con ratas o ardillas salvajes.

  • Anstead, G.M. History, Rats, Fleas, and Opossums. II. The Decline and Resurgence of Flea-Borne Typhus in the United States, 1945–2019. Trop. Med. Infect. Dis. 2021, 6, 2.
  • Quero, José Hernández, et al. "Enfermedades producidas por rickettsias." Medicine: Programa de Formación Médica Continuada Acreditado 9.54 (2006): 3516-3524.
  • Akram SM, Ladd M, King KC. Rickettsia Prowazekii. 2020 Aug 13. In: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan–. PMID: 28846313.
  • Berbis, P. "Rickettsiosis." EMC-Dermatología 41.2 (2007): 1-11.
  • Pieracci EG, Evert N, Drexler NA, Mayes B, Vilcins I, Huang P, Campbell J, Behravesh CB, Paddock CD. Fatal Flea-Borne Typhus in Texas: A Retrospective Case Series, 1985-2015. Am J Trop Med Hyg. 2017 May;96(5):1088-1093.
  • Caravedo Martinez MA, Ramírez-Hernández A, Blanton LS. Manifestations and Management of Flea-Borne Rickettsioses. Res Rep Trop Med. 2021 Feb 5;12:1-14.
  • Valbuena G, Walker DH. Approaches to vaccines against Orientia tsutsugamushi. Front Cell Infect Microbiol. 2013 Jan 4;2:170.