Tipos de brackets para un eficaz tratamiento dental

El tratamiento dental elegido para conseguir una sonrisa perfecta puede depender de variables diferentes según el paciente, por lo que en el mercado existen múltiples posibilidades
Tipos de brackets para un eficaz tratamiento dental
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 19 mayo, 2021.

Escrito por Francisco María García, 30 diciembre, 2017

Última actualización: 19 mayo, 2021

Los brackets son dispositivos que tienen dos objetivos: el primero es el de corregir una mordida deficiente, y el segundo es alinear bien los dientes. Se trata de un eficaz tratamiento dental para paliar estos dos problemas.

Hay diferentes tipos de brackets. Estos se diferencian entre sí por el material que utilizan, así como por la técnica que se emplea para su confección. Básicamente todos cumplen la misma función, pero unos pueden ser más cómodos o estéticos que otros. A continuación, veremos los principales tipos de brackets.

Tipos de brackets para un eficaz tratamiento dental

Aunque el uso de los brackets tiene efectos estéticos positivos, ese no es su principal aporte. Lo más importante es que con este tratamiento dental se evitan males peores. Entre ellos están las caries, la masticación y el habla deficientes o los problemas de mandíbula, entre otros.

A continuación vamos a ver cuáles son las diferentes opciones que existen hoy en día. A partir de esta información, podremos decidir cuáles nos convienen más.

Brackets metálicos

Brackets metálicos, un tratamiento dental muy eficaz

Los brackets metálicos son los más convencionales y conocidos. Es cierto que son los más notorios, pero al mismo tiempo tienen una alta efectividad. Además, tienen un costo razonable.

Se utilizan para corregir casi cualquier problema de ortodoncia. Separaciones entre los dientes, apiñamientos, mordida cruzada, etc. En todos los casos resultan muy oportunos.

Dentro de los brackets metálicos hay una amplia variedad. Las principales modalidades son las siguientes:

  • Con una goma para fijar el alambre metálico con el que se alinean los dientes. Esta también regula la fuerza que se aplica.
  • Mini. Son más pequeños de lo usual, hasta un 40 %. Son muy eficaces, con resultados similares a los convencionales.
  • Autoligables o Damon. Tienen unos arcos con memoria elástica y por eso hacen innecesario el uso de la goma. Suelen ser más cómodos para el paciente.
  • Con bandas. En estos se emplean bandas cementadas en los dientes. Llevan unos aditamentos que se aplican con soldadura láser o blanda. Exigen un procedimiento complejo.
  • De colores. Llevan gomas de colores que los hacen más divertidos y estéticos, en especial para los pacientes más jóvenes.

Brackets de zafiro

Los brackets de zafiro son muy estéticos, debido a que son transparentes. Esto permite que se vea el color natural del diente, con un impacto mínimo sobre la imagen.

Están elaborados con cristal de zafiro, un material bastante resistente que no cambia de color con el paso del tiempo. Pertenecen al grupo de brackets llamados “invisibles”. Son aparatos bastante pulidos que garantizan una gran comodidad. Su coste es mayor que el de los brackets convencionales.

Dentro de los brackets invisibles también hay opciones en plástico o porcelana. Estos cumplen con el cometido estético de ser casi imperceptibles, pero presentan algunos problemas. Entre ellos: menor durabilidad, mayor incomodidad y cambios de color con el paso del tiempo. Eso sí, su precio es menor que los de zafiro.

Brackets linguales

Brackets linguales

Los brackets linguales son los únicos 100 % invisibles. Esto se debe a que se colocan en la cara interna del diente. Por esta razón nunca están a la vista de los demás. Solo el paciente sabe que los tiene puestos.

Es un tipo de ortodoncia que emplea alta tecnología y tiene un máximo grado de eficiencia. Por este mismo motivo, estos brackets son muy costosos.

La fabricación de los brackets linguales es totalmente personalizada. Su tamaño es menor que el de cualquier otro. Todas esas características hacen que el tratamiento sea más preciso.

La ortodoncia invisible, una alternativa a considerar

La ortodoncia invisible, una alternativa a los brackets

Por último, en la ortodoncia invisible no se emplean brackets. Lo que utiliza son unos alineadores transparentes, que se cambian cada dos semanas y se fabrican a la medida del paciente.

  • Estas férulas se van modificando, de modo que se consigue el movimiento preciso que se requiere en los dientes.
  • Todo se monitorea gracias a un programa especializado que permite ver con anticipación cuáles son los movimientos que deben realizarse en los dientes.
  • También hace posible observar cómo será el resultado final del tratamiento. Así pues, se trata de una opción de alta tecnología.

Otra de sus virtudes es que se trata de un método removible, a diferencia de los convencionales. Por lo tanto, se puede prescindir temporalmente del tratamiento en los momentos en que se considere oportuno como, por ejemplo, al cepillarse los dientes o al asistir a una reunión social. Por otro lado, es importante tener en cuenta que su coste es inferior al de los brackets linguales.

Déjate asesorar para elegir la mejor opción

¿Cuáles consideras que podrían ser los brackets los que más te convienen? Recuerda que si bien debes tener en cuenta el aspecto estético, lo más importante debe ser tu salud dental. Por ende, déjate asesorar por el profesional para hallar la opción que mantenga un equilibrio entre estética y salud.

¿Y si no sabes cuál elegir? No te agobies. Tómate tu tiempo para informarte y valorar con calma cada opción. Eso sí, da el paso para mejorar tu dentadura. De este modo evitarás problemas futuros.

Te podría interesar...
No enderezar los dientes en casa, siempre acudir a un profesional
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
No enderezar los dientes en casa, siempre acudir a un profesional

Con el tratamiento de ortodoncia adecuado, podemos conseguir una sonrisa casi ideal. Te explicamos cuáles son los aparatos fijos más utilizados.



  • Anhoury, P., Nathanson, D., Hughes, C. V., Socransky, S., Feres, M., & Chou, L. L. (2002). Microbial Profile on Metallic and Ceramic Bracket Materials. Angle Orthodontist. https://doi.org/10.1043/0003-3219(2002)072<0338:MPOMAC>2.0.CO;2
  • Krishnan, M., Kalathil, S., & Abraham, K. M. (2009). Comparative evaluation of frictional forces in active and passive self-ligating brackets with various archwire alloys. American Journal of Orthodontics and Dentofacial Orthopedics. https://doi.org/10.1016/j.ajodo.2007.11.034
  • Lee, Y. K. (2008). Colour and translucency of tooth-coloured orthodontic brackets. European Journal of Orthodontics. https://doi.org/10.1093/ejo/cjm122
  • Sánchez Giménez, F. Introducción a la ortodoncia clínica para el odontólogo generalista. Primera edición: septiembre 2016 ISBN: 978-84-946089-0-2
  • Voudouris, J. C., Schismenos, C., Lackovic, K., & Kuftinec, M. M. (2010). Self-ligation esthetic brackets with low frictional resistance. Angle Orthodontist. https://doi.org/10.2319/110608-565.1