¿Cuáles son los tipos de parentalidad y qué características tienen?

16 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa Maria Alejandra Morgado Cusati
Los tipos de parentalidad hacen referencia al estilo de interacción que puede efectuarse entre padres e hijos. En este articulo hablaremos de 4 variantes y qué consecuencias tienen.

Según la Asociación Americana de Psicología, la parentalidad hace referencia a todas aquellas acciones relacionadas con la crianza de los hijos. Ahora bien, no todos los padres crían y educan de la misma manera, por lo que hay tipos de parentalidad.

Es por ello que algunos investigadores se han enfocado en identificar patrones de interacción, llegando a definir diferentes tipos de parentalidad. También llamados estilos de crianza o estilos educativos, reflejan la forma en la que los padres actúan con sus hijos ante cualquier situación cotidiana. Se habla de estilo por su constancia y permanencia en el tiempo, aunque son susceptibles de modificaciones.

El óptimo desarrollo de los niños depende de muchos factores, siendo las prácticas parentales un determinante de gran importancia. Es complejo responder hasta qué punto los tipos de parentalidad inciden en el desenvolvimiento del pequeño. No obstante, se ha constatado una fuerte asociación entre la crianza y el ajuste psicosocial de los hijos.

Tipos de parentalidad

La clasificación con mayor difusión e influencia fue desarrollada por la psicóloga Diana Baumrind en 1966 y reformulada por Maccoby y Martin en 1983. Consta de 4 tipos de parentalidad, formulados a partir de 2 dimensiones:

  • Afecto/comunicación.
  • Control/establecimiento de límites.

La primera hace referencia al amor, la aprobación, la aceptación y la ayuda que se les ofrece a los hijos. Mientras que la segunda refiere al ejercicio de la disciplina, cuando los padres controlan o supervisan el comportamiento y aseguran el cumplimiento de las normas establecidas.

1. Estilo parental democrático

Se caracteriza por presentar altos niveles de afecto/comunicación, así como también un alto grado de control y establecimiento de límites. Dicho esto, los padres democráticos tienen las características siguientes:

  • Manifiestan constantemente afecto hacia sus hijos.
  • Mantienen una comunicación fluida y abierta, lo que estimula la expresión de las necesidades de sus hijos.
  • Se prestan del dialogo para proporcionar las explicaciones necesarias, promover conductas deseables, establecer las normas.
  • Exigen el cumplimiento de las normas establecidas, pero son flexibles. Es decir, pueden ser negociadas por ambas partes.
  • Muestran interés por satisfacer las necesidades de sus hijos.
  • Guían la conducta de los niños respetando su individualidad y autonomía.
  • Prefieren utilizar estrategias de disciplina positiva para reforzar el buen comportamiento, en lugar de castigar por conductas no deseadas.

Según algunas investigaciones, los hijos criados bajo este estilo parental manifiestan un estado emocional estable y alegre, tienen mayor autoestima, son más seguro y espontáneos. A su vez, presentan un mejor rendimiento académico y son más habilidosos socialmente.

Madre con tipo de parentalidad democrática.
Este tipo de parentalidad democrática se basa en el vínculo abierto y sincero, con diálogo y asertividad.

También lee: 5 niveles de la comunicación con nuestros hijos

2. Estilo parental autoritario

Se caracteriza por la combinación de bajos niveles de afecto/comunicación y un alto grado de control. En este caso, los padres autoritarios presentan las características siguientes:

  • Muestran muy poco afecto.
  • Ordenan que sean obedecidos y exigen el cumplimiento de las normas, las que son minuciosas y rígidas.
  • No explican los motivos de sus comportamientos y no aceptan ningún cuestionamiento por parte de sus hijos. Son populares por decir “porque yo lo digo” cuando el niño cuestiona las razones.
  • Asumen que la obediencia es una virtud y utilizan el castigo como principal medida de modificación de la conducta.

Las estrategias educativas basadas en la reprobación, los bajos niveles de comunicación y el poco afecto puede provocar en los hijos una propensión a rebelarse ante los padres en la adolescencia, problemas de agresividad e impulsividad hacia sus pares, sumisión y dependencia, poca adaptación personal y social.

3. Estilo parental permisivo

Consiste en la manifestación de altos niveles de afecto/comunicación y un bajo nivel de control. En consecuencia, estos padres:

  • Le otorgan un papel primordial a la comunicación y buscan generar una relación de confianza. Suelen alentar a sus hijos a hablar con ellos sobre sus problemas, pero no se esfuerzan en desalentar las malas decisiones o el mal comportamiento.
  • Asumen un papel más de amigos que de padres.
  • Imponen pocas o nulas restricciones. Toleran cualquier comportamiento.
  • No imponen castigos y dejan que el hijo regule su conducta.
  • Le dan la libertad a los niños de que resuelvan sus problemas por su propia cuenta, sin ninguna guía, como una forma de fomentar su independencia.

Los hijos de padres permisivos son poco obedientes y presentan dificultades para interiorizar valores. Suelen ser agresivos, impulsivos y rebeldes.

Descubre: Niños desobedientes: ¿qué podemos hacer en esta situación?

4. Estilo parental negligente

Se caracteriza por la combinación de bajos niveles de afecto y escaso ejercicio del establecimiento de límites. Dicho esto, los padres negligentes son de la siguiente forma:

  • Indiferentes a las necesidades de los hijos.
  • Sin algún tipo de implicación emocional con la parentalidad.
  • Enfocados más en sus asuntos personales, dejando de lado a los hijos.
  • Indiferentes ante cualquier comportamiento de los niños. Es decir, no establecen castigos para eliminar conductas ni tampoco recompensas para premiar el buen actuar.
  • Tendientes a cubrir las necesidades de los hijos con regalos materiales.

La falta de afecto, supervisión y guía en los niños repercute negativamente en el desarrollo de los mismos. Se suele tratar de pequeños con inestabilidad, con dificultad para relacionarse con los pares, baja tolerancia a la frustración y problemas de autoestima.

El bajo rendimiento académico y las conductas delictivas o abusivas son parte del abanico de personalidad que pueden presentar.

Tipo de parentalidad con alto nivel de control.
La relación entre padres e hijos puede atravesar por distintos momentos, alterando el equilibrio entre afecto y control.

Los tipos de parentalidad no son estáticos

Hay que tener en cuenta que, cuando se habla de tipos parentales, se consideran las tendencias globales de comportamiento. Con esta clasificación no se pretende asumir que los padres utilizan siempre las mismas estrategias con todos sus hijos ni en todas las circunstancias.

De esta manera, son esquemas prácticos y flexibles que sirven como marco de referencia para la familia. La pretensión de algunos investigadores es aproximarse al estilo de crianza que favorezca en mayor medida el buen desarrollo del niño. No obstante, en la paternidad no hay fórmulas perfectas.

  • American Psychological Association. APA Dictionary of Psychology [Internet]. Disponible en: https://dictionary.apa.org/parenting
  • Capano A., Ubach A. Estilos parentales, parentalidad positiva y formación de padres. Cienc. Psicol. [Internet]. 2013;7(1): 83-95. Disponible en: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?pid=s1688-42212013000100008&script=sci_arttext#TorioInda08
  • Montero M., Jiménez M. Los estilos educativos parentales y su relación con las conductas de los adolescentes. Rev. cienc y orient fam [Internet]. 2009;39:77-104. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3109084
  • Robledo-Ramón, Patricia, García, Jesús-Nicasio, EL CONTEXTO FAMILIAR Y SU PAPEL EN EL DESARROLLO SOCIO-EMOCIONAL DE LOS NIÑOS: REVISIÓN DE ESTUDIOS EMPÍRICOS. International Journal of Developmental and Educational Psychology [Internet]. 2008;4(1):75-82. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=349832319007
  • Torío S.,  Peña J.,  Rodríguez M. Estilos educativos parentales: revisión bibliográfica y reformulación teórica. Teoría de la Educación [Internet]. 2008;20: 151-178. Disponible en: https://revistas.usal.es/index.php/1130-3743/article/view/988