Tratamiento del dengue

El dengue es una enfermedad que no tiene cura, pero que puede tratarse. Veamos más a continuación.
Tratamiento del dengue
Nelton Abdon Ramos Rojas

Escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 16 marzo, 2021.

Última actualización: 16 marzo, 2021

El tratamiento del dengue no consiste en una serie de medidas o medicamentos específicos para esta enfermedad, sino todo lo contrario. Este es un tratamiento que va dirigido al alivio de los diversos síntomas que se presentan, en función de su nivel de intensidad y duración.

El dengue es una enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti y es causado por uno de los cuatro virus del dengue. Una vez que la persona se infecta, desarrolla inmunidad contra ese virus por el resto de su vida aunque puede infectarse por cualquiera de los otros tres virus.

Cabe destacar que estos virus están relacionados con aquellos que causan la fiebre amarilla y la infección del virus del Nilo Occidental.

Síntomas del dengue

Como indican los expertos de la Organización Mundial de la Salud, por lo general, los síntomas se manifiestan entre 4 y 7 días después de la infección inicial. En muchos casos, los síntomas serán leves y, con frecuencia, se confunden con los síntomas de la gripe u otra infección.

  • Náuseas y vómitos.
  • Fiebre alta (repentina).
  • Convulsiones febriles.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Hematomas en la piel (leves).
  • Glándulas linfáticas inflamadas.
  • Sangrado nasal o en las encías (leve).
  • Dolores musculares y articulares (severos).
  • Erupción cutánea (aparece entre 2 y 5 días después de la fiebre inicial).
Mujer con síntomas de meningitis

Diagnóstico

Antes de proceder a pautar un tratamiento del dengue, el médico deberá evaluar al paciente a través de un examen físico.

Después, una vez confirme que se trata de un caso de dengue, el médico recomendará al paciente que ingiera líquidos en abundancia, principalmente para prevenir su deshidratación. A su vez, procederá a actuar contra la fiebre y los demás síntomas.

Tratamiento del dengue

Hasta la fecha, no existe ni un medicamento ni un tratamiento como tal para el dengue. Por esta razón, se recurre al uso de analgésicos de venta libre para reducir la fiebre, el dolor de cabeza y el dolor en las articulaciones.

Sin embargo, es necesario destacar que tanto la aspirina como el ibuprofeno están contraindicados, ya que pueden causar complicaciones. Por todo esto, una de las opciones más efectivas es prevenir la enfermedad.

Complicaciones del dengue

Un porcentaje reducido de la población que contrae dengue puede desarrollar una forma más grave de la enfermedad (a la cual se le conoce como “fiebre hemorrágica del dengue“). Los factores de riesgo para desarrollarla incluyen:

  • Tener anticuerpos contra el virus de una infección previa.
  • Sistema inmunitario debilitado.
  • Ser menor de 12 años de edad.

Por otra parte, la forma rara de la enfermedad se caracteriza por:

  • Fiebre alta.
  • Agrandamiento hepático.
  • Daño al sistema linfático.
  • Falla del sistema circulatorio.
  • Sangrado por la nariz y las encías.

Los síntomas de esta fiebre hemorrágica pueden desencadenar el síndrome de shock del dengue, que viene a ser una consecuencia grave y que, a su vez, puede provocar un sangrado excesivo e incluso, la muerte.

Medidas generales a tomar

El paracetamol es un analgésico.

El paciente con dengue debe guardar reposo y seguir las indicaciones de su médico. Estas pueden incluir:

  • Aplicación de compresas frías (o tibias) para bajar la fiebre.
  • Ingesta de fármacos antipiréticos (en especial, paracetamol).
    • Evitar la aspirina u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno, ya que estos aumentan el riesgo de complicaciones hemorrágicas.
  • Ingesta de líquidos en abundancia para mantener bien hidratado el organismo. Por ejemplo, soluciones de rehidratación oral, jugos frescos, sopas, agua de coco y, por supuesto, agua.

En casos severos, se procede a brindarle al paciente:

  • Terapia con oxígeno (si el paciente está en estado de shock o muy enfermo).
  • Transfusión de plaquetas si disminuye su conteo de plaquetas.
    • Transfusiones para reemplazar la pérdida de sangre (si es necesario).
  • Administración inmediata vía intravenosa de antipiréticos y analgésicos.
  • Monitoreo de la presión arterial (ya que estos pacientes corren el riesgo de desarrollar presión arterial muy baja).
  • Reemplazo intravenoso de líquidos y electrolitos para controlar la pérdida de líquidos, prevenir la deshidratación y mantener la presión sanguínea adecuada.
    • La administración pronta y juiciosa de líquidos (por vía oral e intravenosa), cuidados de apoyo y un buen control pueden prevenir complicaciones e incluso la muerte.

Conclusión

Hasta la fecha, no existe un tratamiento específico para la fiebre del dengue. Sin embargo, es posible ofrecer a los pacientes tratamiento para los distintos síntomas que presentan (dolor, fiebre, etcétera).

La mayoría de las personas infectadas con este virus mejora en un periodo de tiempo de 2 semanas, siempre y cuando no tengan la forma grave de la enfermedad.