¿Cómo tratar los poros de la piel?

Okairy Zuñiga·
14 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
07 Mayo, 2019
Aunque no te maquilles, es importante limpiar el rostro cada noche para eliminar la suciedad y las toxinas acumuladas a lo largo del día y le apliques una crema hidratante

Lucir una piel joven y saludable es una de las principales metas estéticas de la mujer. Por eso, cuando nos encontramos frente al espejo y observamos nuestros poros de la piel dilatados, corremos a cubrir nuestra piel con maquillaje.

Tener una piel cuidada y tonificada puede hacer que te veas mucho más joven. Ver tu reflejo en el espejo y sorprenderte a ti misma es una experiencia muy gratificante. Los poros pequeños hacen que tu piel parezca más joven y suave.

Hay varios tips caseros que puedes seguir para lograr que tus poros se vean pequeños. Algunos son de cuidados externos y otros también pasan por mejorar tu alimentación e hidratación.

Aunque no existe una “cura milagrosa” que elimine totalmente este problema, sí hay diversas formas de reducirlos y ocultarlos temporalmente. Por otro lado, recuerda que es conveniente acudir a un dermatólogo para que analice nuestro tipo de piel y recomiende el tratamiento más adecuado.

Causa de los poros de la piel abiertos

Una de las principales causas es la forma en que tratamos y cuidamos nuestra piel.  La piel dañada por el sol es una de las más propensas a presentar poros abiertos. Este hecho conlleva un desgaste en la elasticidad y en el colágeno (que actúa como limpiador natural de la piel) y eso puede provocar que los poros se agranden.

Otro factor que causa poros dilatados es nuestro tipo de piel. Una piel normal y seca es menos propensa a presentar esta característica. En cambio, si poseemos un cutis grueso y grasoso, los poros grandes tienden a desarrollarse con más facilidad.

La edad es otro componente que interviene en esta cuestión. Con el paso del tiempo, la piel reduce su elasticidad, lo que ocasiona que los poros se dilaten. La renovación natural se vuelve menos eficiente y la piel se torna frágil a causa de los años de exposición.

Además, algunos estudios aseguran que la aparición de poros abiertos se acentúa con los años, sobre todo a partir de los 30 y 40 años.

No te olvides de leer: Combate el exceso de grasa de tu piel con una loción de agua de arroz

Soluciones a los poros de la piel abiertos

 

Exfoliante para tratar la piel áspera.

Si bien es complicado reducir completamente los poros de la piel abiertos, hay algunos métodos que permiten que luzcas una piel más estilizada y bella. Aunque, como hemos comentado antes, lo ideal es que acudas al dermatólogo para que recomiende el método más efectivo según tu caso. Estos son algunas prácticas que podrías servir de apoyo al tratamiento para reducir los poros:

Tomar suficiente agua

No cuentes jugos o infusiones: trata de beber el agua que tu cuerpo necesita para mantenerlo hidratado para que pueda funcionar correctamente. Debes tener la piel hidratada para que tus poros no se agranden.

Además, en este estudio se descubrió que un aporte de agua mayor en la dieta podrían tener un impacto positivo en la fisiología normal de la piel.

Consumir vitamina C

La vitamina C es un buen antioxidante. Consumirla traerá muchos beneficios para tu salud y, especialmente, para tu piel. La forma más sencilla es consumir cítricos. Consume el de tu preferencia, pero recuerda no excederte.

Te va a interesar: Cómo obtener vitamina C sin consumir naranjas

Almendras

Almendras

Otro remedio natural muy empleado es la mascarilla de almendras. Aplicar harina de almendra sobre tu piel podría contribuir a refinar los poros y disminuir su apariencia. Si no encuentras este producto en el supermercado, no te alarmes: ¡haz tu harina propia!

Ingredientes

  • ⅓  taza de almendras.
  • Agua.

Procedimiento

  1. Licúa las almendras hasta hacerlas polvo.
  2. En un recipiente, coloca la harina de almendras y agrega agua, poco a poco, hasta crear una pasta.
  3. Después, coloca la pasta sobre la piel con poros abiertos y deja actuar durante media hora.
  4. Enjuaga con agua tibia.

Puedes repetir el proceso dos veces por semana para percibir resultados. El aceite de almendras también se ha utilizado para reducir los poros por su efecto astringente.

Desmaquíllate cada noche

Nunca debes dormir con el maquillaje. El maquillaje tiene aceites y químicos que lastiman internamente tu piel. Cuando vuelvas del trabajo, o de una fiesta, no olvides retirarlo.

Si te quedaste sin desmaquillante, puedes echar mano a un algodón embebido en aceite de oliva extra virgen. Luego te enjuagas bien con agua fría y listo.

Limpia tu cara, por lo menos, dos veces al día. Puedes practicar con la siguiente receta, que es corta y rápida, por la mañana y por la noche, luego de quitar el maquillaje.

Ingredientes

  • 1 cucharada de avena.
  • ½ cucharada de yogurt natural.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.

Procedimiento

  1. Primero. En un recipiente, agrega todos los ingredientes y mezcla hasta conseguir una masa homogénea.
  2. Segundo. Embebe la mezcla en un algodón y aplícalo sobre el rostro para limpiarlo.
  3. Tercero y último, enjuágate con agua fría.

Exfolia tu cara regularmente

Exfoliar la piel

Con el trajín del día y lo tarde que llegas a tu casa, es muy difícil que puedas prepararte todas las recetas a diario. Debes priorizar, y algo que no puede faltar es la exfoliación y la limpieza. Sigue esta receta una vez por semana o cada dos, según el tipo de piel que tengas.

Mediante la exfoliación se estimula la renovación celular, lo que resulta en una superficie más pulida, suave y luminosa.

Ingredientes

  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de miel

Procedimiento

    1. Mezcla vigorosamente todos los ingredientes hasta disolver la miel y el azúcar en el jugo.
    2. Toma un poco en la yema de tus dedos y hazte masajes circulares sobre la piel del rostro y cuello.
    3. Retira con agua fría.

Usa protector solar

Nunca te expongas al sol sin protección. En tu rostro debes usar un protector solar con factor 40 o superior. La solución que te brinda la naturaleza es no exponerte al sol en las horas del mediodía. Pero, si debes hacerlo, la mejor solución es aplicar un buen protector solar.

El sol es, de hecho, muy dañino y, además de poder provocar enfermedades en tu piel, te la lastima y envejece mucho más rápido si te expones sin protección.

Adopta rutinas sanas

Continúa con tus rutinas de cuidados. Todo lo que tú le hagas a tu piel, todo lo que la mimes está correcto.

Si tienes por costumbre realizarte los fines de semana una mascarilla facial, continúala. Si no sigues ninguna rutina porque, en verdad, no tienes tiempo o ganas, te bastará con tomar suficiente agua, desmaquillarte cada noche y usar protector solar para ver mejoría en algunas semanas.

  • Sambandan, D. R., & Ratner, D. (2011, April). Sunscreens: An overview and update. Journal of the American Academy of Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.jaad.2010.01.005
  • Clemetson, C. A. B. (2018). Vitamin CVitamin C (Vol. 3, pp. 1–264). CRC Press. https://doi.org/10.1201/9781351077576
  • Esfahlan, A. J., Jamei, R., & Esfahlan, R. J. (2010, May 15). The importance of almond (Prunus amygdalus L.) and its by-products. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2009.09.063