Tratar naturalmente un desgarro muscular

Practicar deporte también tiene su lado negativo: las temidas lesiones que pueden aparecer si no nos cuidamos debidamente antes, durante y después de la rutina de ejercicios. Por suerte, si sufres de un desgarro puedes aliviar las molestias con algunos remedios caseros.
Tratar naturalmente un desgarro muscular
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 09 marzo, 2021.

Última actualización: 09 marzo, 2021

¿Te ha sucedido alguna vez? Los desgarros son pequeñas rupturas de fibras musculares, provocadas por un impacto o un tirón fuerte. Si bien pueden comprometer cualquier músculo, lo más común es que sea en la espalda baja, el cuello, los hombros o los isquiotibiales. 

Aunque se trata de algo frecuente, esta afección puede ser muy dolorosa e, incluso, afectar la movilidad. Por eso, vale la pena conocer qué estrategias se deben seguir en casa para recuperarse lo antes posible o atenuar las molestias. ¡Toma nota!

¿Por qué se produce un desgarro muscular?

Hacer deporte con dolor menstrual.

En ocasiones, queremos coger algo, lo cargamos con fuerza y, al instante, sentimos una quemazón muy fuerte en el hombro o, incluso, en la espalda. Este movimiento puede causar lo que se conoce como desgarro muscular. También, es muy frecuente que aparezca tras un golpe, algún pequeño accidente de tráfico o hasta haciendo deporte.

De acuerdo con un artículo de Harvard Medical School, los médicos suelen clasificar esta lesión en tres grados, según la gravedad del daño de las fibras musculares.

  • Grado 1. Es un desgarro leve, en el que solo unas pocas fibras musculares se estiran o se desgarran. Lo más probable es que sientas dolor al moverte, pero puedes recuperarte perfectamente haciendo reposo en casa.
  • Grado 2. En este tipo de desgarro hay un mayor número de tejidos lesionados y suele experimentarse mucho dolor. Incluso, es habitual que de inmediato, emerja un bulto bajo la piel. El músculo no se ha roto del todo, pero hay una lesión que se debe tratar.
  • Grado 3. Este es el más grave, ya que el músculo presenta rotura. Esto se notar porque, de inmediato, emerge un color morado, signo de que hay sangre interna y de que el músculo se ha partido en dos. Ten en cuenta que consideramos un desgarro grave cuando sientes un súbito crujido y cuando a continuación, notas que no puedes moverte.

¿Cuáles son sus síntomas?

Según una publicación de la Clínica Mayo, los casos leves y moderados, se pueden tratar en casa con reposo y algunos remedios caseros. En cuanto a los signos y síntomas, estos varían en relación a la gravedad de la lesión y pueden incluir:

  • Dolor o sensibilidad.
  • Enrojecimiento o hematomas.
  • Movimiento limitado.
  • Espasmos musculares.
  • Hinchazón.
  • Debilidad muscular

Remedios caseros para un desgarro muscular

Como mencionamos, un desgarro muscular es una lesión en un músculo o tendón. Por lo general, son leves y la recuperación suele tomar algunos días. Por suerte, existen ciertas recomendaciones y remedios caseros que pueden contribuir a aliviar las molestias. A continuación, te contamos cuáles son.

1. Compresa fría

Cómo aliviar los calambres.

En el momento en que notes que has sufrido un desgarro muscular observa si tu piel se pone roja o morada. Si es así, se puede tratar de un derrame ocasionado por la ruptura total del músculo. Si notas un bulto, esto puede indicar que es moderada o leve.

Así que lo mejor es detenerte y, si no te puedes mover, pedir ayuda para acudir de inmediato donde el médico. Es básico que, de forma inmediata, te coloques una compresa fría. De esta manera, podrás bajar la inflamación mientras recibes la atención del especialista.

2. Reposo y un vendaje adecuado

Otra de las recomendaciones para ayudar a detener la inflamación es utilizar un vendaje y comprimir la zona afectada. Esto es esencial, pero ten cuidado de no ejercer demasiada presión, ya que podrías dificultar la circulación de la sangre. Lo mejor es empezar a envolver desde el extremo más alejado del corazón.

Después, debes ser consciente de que vas a necesitar reposo. Así que tómatelo con calma porque necesitarás un tiempo para que el desgarro muscular desaparezca. Mantén el miembro afectado en alto para que la presión sanguínea no se acumule en la zona dañada. ¡Tener paciencia es clave en el proceso!

3. Sauce para calmar el dolor

Cola de caballo

Lo más normal es recurrir a los calmantes como el ibuprofeno. Pero, como ya sabes, tomados en altas cantidades pueden tener efectos negativos para la salud. Así que si deseas recurrir a los remedios naturales, el sauce puede ser una buena opción para mitigar las molestias.

En relación a esto, una revisión publicada en Phytotherapy Research señala que el extracto de corteza de sauce tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios, por lo que resulta efectivo para aliviar el dolor. Puedes preparar una taza de infusión con 2 cucharadas de ralladura de corteza y beberla 2 veces al día.

Ten siempre un plan ‘B’: 10 remedios caseros contra los moretones

¿Se puede prevenir un desgarro muscular?

Los desgarros musculares sí se pueden prevenir si se tienen en cuenta ciertas recomendaciones a la hora de hacer ejercicio. Por otro lado, es necesario hacer algunos ajustes para tener hábitos más saludables. La publicación de Harvard Medical School mencionada anteriormente sugiere lo siguiente:

  • Calentar siempre antes de realizar cualquier actividad física.
  • Seguir una rutina de ejercicios destinada a estirar fortalecer los músculos.
  • Incrementar la intensidad de la rutina de ejercicios gradualmente para evitar sobresfuerzos.
  • Mantener un peso saludable.
  • Conservar una buena postura al sentarse, ponerse de pie y levantar cargas pesadas.

Para concluir, te en cuenta que esta recuperación requiere de tiempo y paciencia. Deberás mantener reposo, para después iniciar una rehabilitación adecuada que te permita recuperar la movilidad del músculo. Sigue la recomendación médica y aplica alguno de estos sencillos y económicos consejos para sentirte mejor.