Tripofobia: qué es, características y tratamiento

Como suele ocurrir con todos los miedos irracionales, la tripofobia es una afección incomprendida para quien no la padece. A pesar de que no está incluida en el DMS-V, hay investigaciones al respecto.
Tripofobia: qué es, características y tratamiento
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 09 mayo, 2022

La tripofobia es un miedo o repulsión exagerada a los objetos o imágenes que tengan o representen huecos, hoyos o agujeros. Tal temor se incrementa cuando esos hoyos son de un tamaño similar y están muy juntos, como ocurre en un panal de abejas.

Las personas que presentan tripofobia experimentan malestares muy intensos cuando se encuentran con los objetos o figuras que presentan ese patrón. En los casos más graves pueden desarrollar un ataque de pánico.

Aunque parezca extraño, esta es una fobia más común de lo que se cree. Sin embargo, la intensidad del miedo varía entre una persona y otra.

¿Qué es la tripofobia?

La palabra tripofobia viene de la raíz griega trypa, que significa “agujero”; y del sufijo fobia, que hace referencia al miedo. Así pues, en términos etimológicos, se define como miedo a los agujeros. En la práctica, este temor se extiende a todas las formas geométricas que se encuentran muy juntas.

La naturaleza está llena de objetos y figuras en las que se presentan este tipo de patrones. Los panales de avispas y los hormigueros son un ejemplo. Así mismo, la propia piel humana sigue esa secuencia de pequeños orificios aglomerados.

Aunque no se define como una enfermedad en estricto sentido, sí puede afectar o alterar las actividades diarias de una persona. Por eso, lo recomendable es que sea tratada por un especialista.



Los tipos de tripofobia

La tripofobia puede presentarse en dos modalidades básicas: extrema y en la piel. Veamos las características de cada una de estas variantes.

Ataque de pánico por tripofobia.
Los ataques de pánico son la expresión última y más grave de los cuadros fóbicos.

1. Tripofobia extrema

Tiene lugar cuando una persona es en extremo sensible a cualquier patrón de figuras geométricas aglomeradas o de agujeros. Hay una gran intolerancia a exponerse a imágenes u objetos que tengan estas características.

2. Tripofobia en la piel

En este caso, el patrón que no se tolera es el que presenta la piel. Este miedo es similar al que caracteriza a la dermatopatofobia, que es una elevada ansiedad ante la posibilidad de sufrir erupciones o afecciones cutáneas. En esta modalidad no hay miedo a todos los patrones simétricos de agujeros, sino solo a los relacionados con la piel.

Síntomas

Los síntomas de la tripofobia son similares a los de cualquier tipo de fobia. El elemento central es la ansiedad extrema y la dificultad para controlar las emociones cuando una persona se expone a objetos o imágenes con agujeros regulares; en especial si son pequeños.

Las personas afectadas por este problema no logran mirar o tocar las imágenes u objetos con estas características. De hecho, el solo pensar en ellas les produce una sensación de repulsión. Esto lleva a temblores, sudoración, taquicardia e inclusive náuseas, vómitos y hormigueo generalizado.

La tripofobia también provoca reacciones de huida. Quien la padece quiere evitar cualquier estímulo que le genere los síntomas de ansiedad. En algunos casos puede haber hiperventilación, sensación de desmayo y dolor de cabeza.



Causas

Hay diferentes teorías sobre el origen de la tripofobia, pero la más aceptada es que tiene que ver con un miedo ancestral. Un estudio publicado en la revista Psychological Science indicó que esos patrones geométricos regulares coinciden con el aspecto que tienen las especies más letales del planeta.

Los animales más venenosas suelen tener en su piel unas figuras geométricas regulares. Esto se ve, por ejemplo, en la cobra y otras similares. También en animales como el pulpo de anillos azules, el caracol cono de mármol, la rana punta de flecha y diversas arañas.

Esta teoría señala que la tripofobia vendría a ser la reminiscencia de los mecanismos de defensa que desarrollaron nuestros ancestros para protegerse de todos esos animales. Se trataría, entonces, de un rechazo instintivo.

Es posible que en la actualidad se reconozca más, en virtud de la facilidad para compartir imágenes por redes sociales y medios similares.

Otra teoría, desarrollada por Wilkins y Cole en 2013, señala que la tripofobia tiene su origen en el temor a las enfermedades o heridas. En un estudio publicado por esos autores señalan que varias patologías y lesiones tienen una estructura de este tipo.

Panal de abeja genera tripofobia.
Los panales siguen un patrón característico que es capaz de causar ansiedad en los pacientes con tripofobia.

Tratamiento de la tripofobia

Lo usual es que los síntomas de la tripofobia solo aparezcan en presencia de una imagen u objeto con agujeros regulares. Sin embargo, también hay personas que cierran sus ojos y traen a su mente este tipo de patrones. Esto afecta de manera notoria su vida cotidiana.

Si el miedo exagerado no ocasiona problemas para realizar las actividades del día a día, quizás no requiera de abordaje. En cambio, si el temor es muy intenso y llega a entorpecer lo cotidiano, lo indicado es consultar con un especialista.

Terapia de exposición

Este es un tipo de psicoterapia que consiste en exponer a la persona afectada al estímulo que le provoca el miedo irracional, en este caso, a los objetos o imágenes con patrones geométricos regulares y aglomerados.

Esto se lleva a cabo de manera gradual y con la compañía del psicoterapeuta. Permite abordar la ansiedad y aumentar el control al hacerlo.

La condición indispensable en este caso es que la persona afectada por tripofobia quiera realizar esta terapia. Bajo ninguna circunstancia debe obligársele.

Terapia de desensibilización sistemática

Es similar a la terapia de exposición, pero requiere de más tiempo, esfuerzo y compromiso por parte del paciente. El miedo se trabaja poco a poco, así como el manejo de los síntomas. El objetivo es crear un contracondicionamiento (que el estímulo que causaba ansiedad pase a estar asociado a un estado de relajación).

El proceso es muy lento y paulatino. Al final, se espera que el paciente sea capaz de exponerse a la imagen u objeto que le provoca el miedo irracional.

Fármacos

El tratamiento farmacológico ha demostrado ser menos eficaz que la psicoterapia.En general, solo sirve para disminuir los síntomas de manera superficial.

Lo usual es que se empleen ansiolíticos y antidepresivos. Suelen acompañarse de psicoterapia.

Más común de lo que creemos

La tripofobia es una fobia poco conocida, pero al mismo tiempo afecta a una gran cantidad de personas. Lo ideal es que, si una persona cree que padece esta afección, consulte con el médico cuanto antes. Entre más tarde se inicie un tratamiento, más difícil será conseguir resultados efectivos.

Las personas experimentan la tripofobia de manera diferente. Es importante ser comprensivos con quienes la padecen.

Te podría interesar...
Te contamos cuáles son las fobias más comunes del mundo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Te contamos cuáles son las fobias más comunes del mundo

En este artículo te contaremos cuáles son las fobias más comunes del mundo. Puedes pedir ayuda profesional para cualquiera de ellas.