Trompas de Falopio obstruidas: ¿qué lo causa?

Las trompas de Falopio obstruidas es una condición difícil de diagnosticar, en especial por la ausencia de síntomas. Una vez que se detecta, es posible hacer un tratamiento que en muchos casos resulta exitoso.
Trompas de Falopio obstruidas: ¿qué lo causa?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 17 junio, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 17 junio, 2021

Última actualización: 17 junio, 2021

Las trompas de Falopio obstruidas son causa de infertilidad femenina. De hecho, se estima que esta causa es la responsable de entre el 10 y el 25 % de casos de esterilidad en la mujer en países como España.

Para comprender la importancia médica de las trompas de Falopio obstruidas es necesario decir que, en condiciones normales, estos conductos comunican los ovarios y el útero. Si están bloqueadas, no permiten el paso del óvulo, que se produce en el ovario, hasta el útero.

Por lo anterior, las trompas de Falopio obstruidas no permiten el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide. En esas condiciones, es imposible que se produzca la fecundación. Pese a todo, en muchos casos esta condición es reversible.

Síntomas principales

Test de embarazo positivo en gestación anembrionada.
Las trompas de Falopio obstruidas impiden o dificultan la fecundación.

Uno de los aspectos problemáticos de esta condición es que las trompas de Falopio obstruidas rara vez provocan síntomas. En muchos casos, una mujer solo se percata de este problema cuando quiere quedar embarazada y no lo consigue.

También hay casos en los que esta obstrucción genera síntomas leves. A veces se presenta un dolor, no muy intenso, en un lado del abdomen. Sin embargo, esto solo ocurre en un tipo de bloqueo llamado hidrosalpinx.

Asimismo, puede haber síntomas cuando la causa es otro problema como la endometriosis. Pese a todo, lo habitual es que no haya manifestaciones evidentes de la obstrucción.

¿Qué puede causar las trompas de Falopio obstruidas?

Las trompas de Falopio obstruidas suelen ser consecuencia de otra afección o de una lesión. Hay varias condiciones de salud que pueden llevar a este problema. Entre las más habituales se encuentran las siguientes:

  • La salpingitis. Se trata de una inflamación de las trompas como consecuencia de una infección. En tanto estos conductos son muy delicados, pueden llegar a obstruirse o dañarse.
  • El hidrosalpinx. Lo usual es que sea producto de una infección, por lo general, clamidia o gonorrea. En este caso, se obstruyen las fimbrias que están en el extremo de las trompas de Falopio y que son fundamentales para que el óvulo llegue a estas desde el ovario.
  • La piosalpinx. Se trata de una inflamación que se produce porque las trompas están llenas de pus y, por lo tanto, obstruidas. Si se rompen, forman un absceso en la pelvis.
  • La endometriosis. En este caso, una parte del revestimiento del útero crece por fuera del útero. Puede haber una adherencia que bloquee las trompas de Falopio.
  • Cirugía pélvica. Este tipo de intervenciones también pueden llevar a que aparezca una adherencia que bloquee estos conductos.
  • Congénita. Algunas veces las trompas de Falopio obstruidas son una anomalía que está presente desde el nacimiento.
  • Bloqueo provocado. Cuando hay una cirugía previa de ligamento de trompas.

¿Cómo afecta la fertilidad?

Como se anotó más arriba, las trompas de Falopio obstruidas hacen imposible la fecundación. Ese bloqueo impide el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide; por lo cual, no se puede producir el embarazo.

De todos modos, es importante matizar el tema. No todos los bloqueos son igual de severos. Se reconocen dos modalidades:

  • Obstrucción total. La fecundación es imposible porque el óvulo y el espermatozoide no pueden encontrarse.
  • Obstrucción parcial. En este caso, hay dificultades para que se produzca la fecundación, pero no es imposible. Algunos óvulos logran pasar el obstáculo y, por eso, existe la posibilidad de que encuentren a los espermatozoides.

Asimismo, en muchos casos solo está obstruida una de las trompas de Falopio. Si es así, el óvulo puede transitar por una de ellas y entonces la posibilidad del embarazo es menor, pero está vigente.

Diagnóstico de las trompas de Falopio obstruidas

Además de que las trompas de Falopio obstruidas no generan síntomas, también puede suceder que se abran y se cierren. Por todo esto, formular el diagnóstico no es fácil. Para ello, es necesario realizar pruebas como las siguientes:

  • Prueba de rayos X. La más habitual es el histerosalpingograma o HSG. Se inyecta un fluido que debe ir hacia las trompas de Falopio. Luego, se toma una radiografía para ver si el mismo fluyó o se detuvo.
  • Sonohisterograma. Es una prueba de ultrasonido, muy parecida a la anterior.
  • Laparoscopia. Es la inserción de una cámara diminuta en el interior del cuerpo para explorar el estado de las trompas de Falopio.

La laparoscopia es la prueba más concluyente, ya que en ciertas circunstancias las otras dos dan como resultado un falso positivo. Sin embargo, ese procedimiento es un método invasivo y no siempre conviene realizarlo. Si hay dudas, lo habitual es que se repita el examen y se complemente con los datos de la historia clínica.

Tratamiento disponible

Mujer siendo intubada antes de una operación quirúrgica.
Las trompas de Falopio obstruidas se tratan mediante una cirugía.

El tratamiento para las trompas de Falopio obstruidas es una intervención quirúrgica. Hay varias modalidades de cirugía y se elegirá aquella que más se adecúe al tipo y localización de la obstrucción, así como a la condición general de la paciente.

Los tipos de intervención que se pueden realizar en estos casos son los siguientes:

  • Salpingectomía. Se lleva a cabo para los casos de hidrosalpinx; es decir, cuando se ha producido la acumulación de líquido en la trompa de Falopio. Se realiza para facilitar la fecundación in vitro.
  • Fimbrioplastia. Se practica cuando lo que está obstruido es la parte de la trompa más cercana al ovario. El objetivo es reconstruir las fimbrias de las trompas de Falopio.
  • Canulación tubárica selectiva. Se hace cuando la obstrucción es cercana al útero. Consiste en introducir una cánula, o tubo, hasta la trompa de Falopio para desbloquearla.
  • Reanastomosis tubárica. Se realiza cuando la trompa está bloqueada por efecto de una enfermedad o para deshacer una ligadura de trompas. Permite extraer la porción obstruida y unir las porciones sanas que queden.

Los procedimientos se llevan a cabo a través de laparoscopia o de cirugía de abdomen abierto. Requieren de internamiento hospitalario y de un periodo de recuperación que va de cuatro a seis semanas.

Posibilidad de embarazo después del tratamiento

El éxito del tratamiento depende del alcance de la obstrucción y de su localización. La fertilidad también está influida por la edad de la paciente, la calidad del esperma de la pareja y el nivel de daño que presenten las trompas de Falopio.

La modalidad de cirugía que presenta menos riesgos es la laparoscopia. En todos los casos, existe el riesgo de que se produzca un embarazo ectópico. Esto ocurre cuando el óvulo fertilizado se atasca por fuera del útero.

En algunas ocasiones es necesario acudir a más de un procedimiento para tratar las trompas de Falopio obstruidas y conseguir un embarazo. Lo usual es que se dé un margen de 12 a 18 meses antes de establecer el éxito o el fracaso del tratamiento.

Si el procedimiento es exitoso, en la mayoría de los casos le permite a una mujer tener varios embarazos. Si fracasa, lo habitual es que se recomiende una fecundación in vitro o alguna otra técnica de reproducción asistida.

El embarazo no es una utopía

Cuando una mujer se somete a un procedimiento quirúrgico para desbloquear las trompas de Falopio, debe informarle al médico tan pronto como quede embarazada. El objetivo es verificar si hay un embarazo ectópico o no.

Las trompas de Falopio obstruidas no son una condición que excluya la posibilidad de embarazo de forma definitiva. El tratamiento tiene éxito con mucha frecuencia y si no es así, todavía queda la alternativa de la reproducción asistida.

Te podría interesar...
Ligadura de trompas: ¿en qué consiste?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Ligadura de trompas: ¿en qué consiste?

La ligadura de trompas es un método anticonceptivo quirúrgico y definitivo. Las mujeres que lo eligen lo pueden realizar cuando lo deseen y es muy ...



  • Campos, M. C., del Risco Mateos, Y., Campos, R. M., Lastra, A. V., & Barroso, R. L. (2007). Embarazo ectópico intraligamentario y piosálpinx contralateral. Medisan, 11(4).
  • Zapata, B., Ramírez, J., Pimentel, J., Cabrera, S., & Campos, G. (2015). La cirugía pélvica y el ectópico previo en la epidemiología del embarazo ectópico. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia, 61(1), 27-32.
  • Johnson Vela, R., & Valenzuela Zúñiga, S. (1994). Diagnóstico y tratamiento de la infertilidad femenina causada por obstrucción tubaria. Rev. mex. radiol, 107-10.