¿Cómo utilizar un horno de leña?

Si tienes la suerte de tener un horno a leña, te recomendamos que leas este artículo hasta el final para que aprendas todos sus secretos y disfrutes de la mejor comida casera.
¿Cómo utilizar un horno de leña?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 16 junio, 2021.

Escrito por Maria Jimena Freytes, 16 junio, 2021

Última actualización: 16 junio, 2021

El horno a leña es de los más antiguos que se conocen. Claro que aquellos difieren mucho de los que usamos en la actualidad. El fin es el mismo: cocinar los alimentos de forma sana y natural. Aprender cómo usar un horno de leña te ayudará a que le saques el máximo provecho a este artefacto.

En sus comienzos, los hornos de leña se hacían bajo tierra. En la base del hoyo se colocaban brasas, luego los alimentos y se lo tapaba con piedras para conservar el calor. De esta manera, la carne se cocía en sus propios jugos y conservaba todas sus propiedades nutricionales.

En la actualidad, su forma ha cambiado, pero el método de cocción no. Retienen mucho el calor, por lo que el uso de leña es bastante rendidor. Los platos más deliciosos se pueden preparar aquí: pizas, carnes, panes y masas.

Pautas para utilizar un horno de leña

Queremos compartir contigo algunas pautas para usar el horno de leña de la forma más eficiente posible. Además de ser más económico, ya que ahorrarás gas o electricidad, el sabor de tus comidas nunca más será el mismo.

Buen fuego 

Empecemos por el fuego de nuestro horno. El secreto es conseguir buena leña. Por ejemplo, si no dispones de mucho tiempo, puedes comenzar con madera blanda que prenderá rápido. Luego que haya alcanzado la temperatura deseada agregas madera más dura.

Coloca leña de unos 10 centímetros de grosor en toda la base del horno, usando la más fina primero. De a poco incorpora la más gruesa.

Tiraje

Al inicio, el orificio de tiraje debe estar abierto y la puerta del horno también. De este modo, ingresa una buena cantidad de oxígeno que aviva el fuego.

Cocción

Primero se debe llegar a los 500 grados centígrados y mantener esa temperatura durante media hora. Una vez que se apague la llama, retira algunas brasas y aguarda a que se llegue a los 250 grados centígrados. Reduces hasta un poco más de la mitad el tiraje y cierras la puerta.

Aunque la temperatura de cocción varía según la cantidad y tipo de alimentos, una vez que alcance los 250 grados centígrados podrás comenzar a cocinar.

Piza al horno de leña.
Las pizas son preparaciones aptas para el horno de leña que adquieren un sabor diferente con esta cocción.

Pautas extras

Hay cuestiones que pueden parecer triviales, pero terminan significando una diferencia al final del proceso:

  • Leña: usa sarmientos, vid, roble o encina.
  • Forma: ubica la madera en forma de pirámide, con papeles o pastillas de encendido.
  • Fuego: mientras se hace el fuego, tanto el tiraje como la puerta deben estar abiertos.
  • Alimentos: debes introducirlos cuando la cúpula se haya puesto blanca.
  • Aprovechamiento: cuando el horno comienza a bajar su temperatura, puedes aprovechar para cocinar guisos o pescados.
  • Tiempos: enciende tu horno una hora y media antes del momento en que quieras comenzar a cocinar.

Precaución al usar un horno de leña

Como todo artefacto que funciona con fuego, levanta temperaturas altas y el principal riesgo es el de sufrir quemaduras. Las puertas y manijas se pueden calentar súbitamente, por lo que te sugerimos no solo que uses un paño, sino que lo tengas siempre a la vista para no olvidarlo.

Ten cuidado al abrir la puerta porque el calor del horno no sale en el acto, lo que puede generar la sensación de que no pasa nada. Los flujos de convección funcionan de manera diferente que los de hornos a gas o eléctricos. Por lo tanto, abre la puerta del horno y no te acerques demasiado.

Tienes que asegurarte de tener todos los elementos a mano, como las palas de mango largo que te permiten llegar hasta el fondo sin tener que acercarte tú. Asimismo, hay unos guantes especiales para manipular objetos calientes que te serán de mucha utilidad.

Cómo utilizar un horno a leña con todo su potencial

Cocinar tus alimentos en un horno a leña es una experiencia maravillosa que te remontará a los orígenes mismos del arte culinario. Es muy fácil de usar, siempre que sigas estos consejos que hemos compartido contigo.

Ten en cuenta la temperatura. Por ejemplo, que el pan se cocina a 220 grados centígrados, la carne a 250 grados centígrados y un guiso o puchero a 150 grados centígrados.

Esperamos que puedas sacarle todo el provecho a tu horno a leña y disfrutes de comidas nutritivas y sabrosas. Toma los recaudos y cocina para tus seres queridos.

Te podría interesar...
¿A qué temperatura cocinar para matar bacterias en los alimentos?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿A qué temperatura cocinar para matar bacterias en los alimentos?

En este artículo conoceremos cuál es la temperatura apropiada para matar bacterias en los alimentos y el agua, evitando enfermedades.



  • El Tiempo, D. (2014). El horno de leña saca buen pan.
  • Salazar, G. S., Fuertes, J. O. M., Castro, Á. G., & Paredes, R. E. DESARROLLO Y APLICACIÓN DE UN PROCESO EXPERIMENTAL PARA CALIFICAR EL FUNCIONAMIENTO TÉRMICO DE UN HORNO PORTÁTIL DE LEÑA.
  • Huachichullca, C. (2020). La tradición del pan de horno de leña se mantiene en Nulti.
  • García Pacheco, G. E., & Pañi Riera, L. X. (2013). Optimización de la eficiencia energética de la leña (Eucalyptus Globulus) como combustible en un modelo de horno de ladrillo artesanal, a través del análisis y modificación de las características del combustible(Bachelor's thesis).
  • Cabrera Moreno, C. V. (2019). Construcción experimental de un horno de leña mejorado para comparar su eficiencia con un horno de leña tradicional(Bachelor's thesis, Universidad Nacional de Chimborazo, 2019).
  • GUALLICHICHO-MORALES, F. E. (2015). EL HORNO DE BARRO Y SU INFLUENCIA SOBRE LAS PREPARACIONES CULINARIAS DEL VALLE DE LOS CHILLOS(Doctoral dissertation, UNIBE).