Verano inclusivo: 5 planes para personas con discapacidad

Las personas con discapacidad pueden acceder a varios planes durante las vacaciones de verano. ¿Cuáles son los más recomendados?
Verano inclusivo: 5 planes para personas con discapacidad
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 08 julio, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 07 julio, 2021

Última actualización: 08 julio, 2021

¿Buscando planes para pasar un verano inclusivo? La inclusión se puede definir como un conjunto de políticas, prácticas y actitudes orientadas a integrar en la sociedad a las personas con discapacidad o con alguna otra condición. De este modo, todos pueden participar y contribuir de manera activa.

Para lograr esto, se debe prestar atención a una diversidad de aspectos (familiares, educativos, laborales) y, a su vez, a las necesidades que tienen estas personas. Esto último abarca el ocio y la recreación, que suponen componentes relevantes para la calidad de vida.

En particular, las actividades de esparcimiento son una oportunidad para contribuir con su recuperación y con su desarrollo personal y social. De allí la importancia de que existan alternativas, con planes y espacios adaptados a su condición, gustos e intereses. Veamos a continuación algunas opciones para este verano.

Los mejores planes para disfrutar un verano inclusivo

Hay una amplia variedad de oportunidades para disfrutar un verano inclusivo con aquellos familiares o amigos que tienen algún tipo de discapacidad. Ahora mismo, muchos lugares han adaptado sus espacios para que ellos también puedan pasarlo bien sin limitarse por su condición.

1. Viajar en verano: campo o ciudad

Viajar durante el verano suele ser la primera opción de muchas personas. Esta es la mejor manera de conocer el patrimonio cultural de la humanidad. A su vez, son diversos los beneficios de viajar para la salud.

Para las personas con discapacidad que viajan, existen diversas alternativas, ya que muchos sitios históricos en ciudades importantes han logrado adaptar sus espacios y servicios para hacerlos más accesibles.

También se puede visitar un monumento natural, o bien, viajar al campo para estar en contacto con la naturaleza, disfrutar el paisaje, respirar, descansar y relajarse. En cualquier caso, sea cual sea el destino, es importante solicitar información antes de hacer las reservas.

Al respecto, existen portales, así como estudios sobre turismo accesible, en los que se dan detalles sobre las condiciones de accesibilidad de los sitios.

Viajar en verano: campo o ciudad
Los viajes son planes interesantes para vivir un verano inclusivo. Hay alternativas idóneas tanto en el campo como en la ciudad.


2. Destinos de agua y sol

Al llegar las vacaciones de verano, otra opción muy demandada son las actividades recreativas en el agua. Ir al mar, a un río, una piscina; practicar natación, incluso buceo, generan mucho interés y atractivo.

Es bueno recordar que nadar proporciona diversos beneficios para las personas con discapacidad, en relación con el sistema muscular, esquelético, respiratorio. Y hasta hay deportes acuáticos muy divertidos, buenos para la salud mental.

Ahora bien, en el caso de las piscinas, que se encuentran en instalaciones hoteleras, la falta de accesibilidad no constituye un obstáculo, pues este suele ser un asunto del que se ocupan quienes gerencian y diseñan tales espacios.

Pero esto no siempre ocurre en las playas, por ser espacios naturales, algunos poco intervenidos. En tal sentido, es conveniente indagar cuáles playas tienen los elementos necesarios para recibir a los discapacitados de manera segura. Entre estas condiciones cabe destacar lo siguiente:

  • Puestos de estacionamiento para personas con discapacidad.
  • Rampa de aproximación, con pendiente menor de 8° y ancho mayor de 1,20 metros.
  • Baños que permitan el ingreso en silla de ruedas.
  • Señaléticas para personas con discapacidad visual.

3. Deportes para personas con discapacidad

Son diversos los beneficios de practicar deportes, y esta afirmación se extiende entre quienes tienen movilidad limitada o alguna otra condición. Aparte de las ya mencionadas actividades acuáticas, hay gran variedad en cuanto a ejercicios.

Por ejemplo, está la alternativa de entrenar con una handbike. Además de ser un buen ejercicio aeróbico, permite disfrutar de un paseo al aire libre. Y para su práctica segura, hay ciclovías en muchas ciudades.

Otra manera de aprovechar los días de verano entrenando es inscribirse en algún club o asociación deportiva para practicar disciplinas como baloncesto, boxeo, judo, tenis, esgrima y hasta ajedrez.

Por supuesto, algunas de estas actividades deben ser adaptadas, ya sea mediante el uso de un dispositivo, un cambio en la modalidad o con el apoyo de una persona, como sucede en el atletismo de fondo para invidentes.

4. Campamentos de verano para personas con discapacidad

Quienes prefieren algo un poco más tranquilo, pero que también proporcione experiencias agradables, interrelacionándose y socializando con los demás, pueden optar por un campamento de verano.

En estos se realizan diversas actividades recreativas, como juegos interactivos, gymkanas u otros. Las mismas pueden ser diseñadas o adaptadas a las necesidades de las personas con discapacidad.

Entre otras cosas, estos campamentos suelen contar con profesionales calificados en diversas áreas, incluso en atención médica. Además, es un plan idóneo para integrar a toda la familia.

5. La cultura también es accesible

Por último, en cuanto a los planes para un verano más inclusivo, también está la opción de acudir a eventos culturales o visitar museos y teatros. Estos siempre constituyen una buena alternativa en cuanto a ocio accesible.

Incluso, en estas instituciones culturales se suelen dictar talleres y programas de formación en artes u otras actividades, dirigidas a personas de todas las edades, sin importar su discapacidad o condición. Las ofertas son bastante variadas, con actividades culturales multisensoriales, materiales en lenguaje braille, personal que domina el lenguaje de señas, entre otros.

El séptimo arte también entra en la oferta cultural. En tal sentido, cada vez hay más salas de cine plenamente accesibles, donde se adecuan los espacios para quienes se desplazan en silla de ruedas, así como las proyecciones, para personas con discapacidad visual o auditiva.

Y si de cultura culinaria se trata, salir a comer para conocer el arte gastronómico de una región siempre es una deliciosa opción de ocio. Por fortuna, hay restaurantes con locales accesibles para todos.

La cultura también es accesible
La cultura gastronómica se ha adaptado en gran medida para que todas las personas puedan acceder a ella sin importar su discapacidad.


Importancia del ocio para las personas con discapacidad

Para las personas con discapacidad, realizar actividades recreativas es muy importante, en función de su bienestar físico y mental, así como calidad de vida en general.

Y es que no solo mejora su estado de ánimo, sino que al sentirse incluidos, se incrementa su autoestima, a la vez que interactúan y socializan, compenetrándose más con su grupo familiar. Por otra parte, las actividades físicas al aire libre contribuyen con la mejora de la condición física y el desarrollo integral. A su vez, reducen los riesgos relacionados con el sedentarismo.

Es oportuno recordar que el ocio y la recreación son un derecho universal. Y la mejor forma de disfrutar del tiempo libre es a través de actividades que aporten beneficios a nivel físico, intelectual y social.

Ocio accesible para un verano inclusivo

En las investigaciones realizadas sobre el tema se expone que una sociedad accesible es aquella en la cual se han eliminado las barreras que impiden la plena participación en múltiples actividades. También en la que existe una cultura de la tolerancia y del respeto por las diferencias.

En una sociedad así, todos los ciudadanos deberían poder disfrutar de los diversos espacios y actividades de ocio, sin distinción de su condición, ni de su origen étnico, orientación sexual o religiosa. Claro está, esto requiere de claras políticas públicas.

Luego deben aplicarse los principios del diseño universal, en cuanto a accesibilidad y usabilidad. Con los mismos se busca beneficiar no solo a las personas con discapacidad, sino a la población en general.

En definitiva, son necesarias las adaptaciones en los espacios públicos, desde playas, parques, teatros, centros comerciales, hasta cines o restaurantes, de modo tal que todos puedan disfrutar, sin exclusión.

Te podría interesar...
Los 6 tipos de discapacidad y sus características
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Los 6 tipos de discapacidad y sus características

Existen diferentes tipos de discapacidad, así como distintos niveles de gravedad en cada una de ellas. En todos los casos existe la posibilidad de ...



  • Bobadilla A, Garrido N, Valbuena M. Proyecto "Un futuro sin barreras": por una sociedad accesible. Documentos de trabajo social. 1998;  14: 41-52.
  • Brinckmann W, Wildgen J. Desafíos para los estudiosos del turismo: la construcción de la sociedad inclusiva y del turismo accesible. Cuadernos de Turismo. 2003; 11: 41–58.
  • Rodríguez-Porrero C, Gil González S. Ciudades amigables con la edad, accesibles e inteligentes. CEAPAT – IMSERSO, 2014. En línea. URL disponible en: http://riberdis.cedd.net/bitstream/handle/11181/4198/Ciudades%20amigables%20con%20la%20edad%2c%20accesibles%20e%20inteligentes.pdf?sequence=1&rd=0031806749596794.
  • Hakim RM, Ross MD, Runco W, Kane MT. A community-based aquatic exercise program to improve endurance and mobility in adults with mild to moderate intellectual disability. J Exerc Rehabil. 2017;13(1):89-94. Published 2017 Feb 28. doi:10.12965/jer.1732838.419
  • Maldonado J. El modelo social de la discapacidad: una cuestión de derechos humanos. Bol. Mex. Der. Comp.  2013; 138(46): 1093-1109.
  • Pérez J, Reina R, Sanz D. La actividad física adaptada para personas con discapacidad en España: perspectivas científicas y de aplicación actual.  Cultura, Ciencia y Deporte. 2012; 21 (7): http://dx.doi.org/10.12800/ccd.v7i21.86.
  • Santos L, de las Rivas J. Ciudades con atributos: conectividad, accesibilidad y movilidad. Ciudades. 2017; 11: 13-32
  • Sanz D, Reina R. Actividades físicas y deportes adaptados para personas con discapacidad. Barcelona: Paidotribo, 2012.
  • Tamayo M. La discapacidad sensorial desde la perspectiva de un genetista. Medicina. 2009; 31(4): 238-245.