7 formas efectivas de despejar los senos paranasales

Aunque no es la única función con la que cumple la nariz, ya que también se encarga de la defensiva, la olfatoria y la fonatoria, la respiratoria es la más importante
7 formas efectivas de despejar los senos paranasales
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López.

Escrito por Ana Karen Quintana

Última actualización: 08 abril, 2022

Para que se cumpla el proceso respiratorio es necesario inspirar y espirar. Sin embargo, el flujo excesivo no siempre lo permite. Despejar los senos paranasales puede resultar difícil a veces.

Los senos paranasales son espacios llenos de aire en el cráneo. Están situados detrás de la frente, los huesos de la nariz, las mejillas y los ojos. Una de sus principales funciones es la de producir la mucosidad que se drena a través de este órgano.

Cuando están sanos no contienen bacterias ni otros microorganismos, el moco puede fluir sin interrupciones y el aire salir sin dificultad.

Sin embargo en ocasiones se pueden hinchar o inflamar y se  interrumpe el funcionamiento de la nariz. Los motivos más comunes son: infección por virus o bacterias, alergia, tabique nasal desviado o pólipos en la nariz.

Los síntomas habituales son inflamación nasal, secreción espesa e incolora (goteo nasal), nariz tapada o congestionada y reducción del sentido del olfato y el gusto. También puede aparecer dolor alrededor de las mejillas, la nariz, los ojos o la frente.  

Para aliviar estas molestias y la dificultad de respirar por la nariz  se pueden aplicar algunos remedios. Entonces, ¿cómo despejar los senos paranasales? Pon atención a las siguientes indicaciones.

Consejos para despejar los senos paranasales

Para empezar, debes saber que no existen suficientes evidencias científicas que avalen el uso de todos estos remedios. Por este motivo es preferible consultar primero con el médico antes de llevarlos a cabo. 

Para tratar la mayoría de sinusitis no es necesario el uso de antibióticos, que solo se deben usar cuando son recetados por un profesional. Estas suelen mejorar con el paso de los días. Mientras tanto se pueden aplicar estas curas para aliviar el dolor y la presión.

1. Despejar los senos paranasales con lavado con sal

Gárgaras de agua con sal y otros remedios para aliviar el dolor de garganta

El exceso de flujo en los senos paranasales empeora durante la noche. Así pues, lo recomendable para evitar esta molestia es que antes de dormir se realice un lavado nasal con agua y sal. Este ayudará a limpiar la zona y desinflamar.

De hecho, según este estudio del Chung Shan Medical University Hospital, se ha  determinado que la irrigación nasal salina puede mejorar la calidad de vida de los pacientes con sinusitis aguda y crónica, rinoconjuntivitis y rinitis.

Ingredientes

  • 3 cucharaditas de sal (15 gramos).
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 gramos).
  • 1 taza de agua destilada o hervida (250 mililitros).

Utensilios

  • Perilla de goma o un gotero.

Preparación

  • En primer lugar, agrega la sal en el agua destilada y mezcla muy bien.
  • A continuación añade el bicarbonato y vuelve a remover.
  • Al final debe quedar una mezcla incolora.

Modo de uso

  • Solo tienes que llenar la bombilla o, en su defecto, el gotero, a la mitad.
  • Pon la cabeza inclinada a la izquierda e inhala por la boca.
  • Vierte la solución lentamente en la fosa nasal derecha y espera a que salga por la izquierda.
  • Si sientes que la solución se desvía a los oídos o garganta cambia de posición.
  • Repite con la fosa izquierda.
  • Finalmente suena para retirar residuos y el moco acumulado.

2. Limpiar con vapor

Vapores de manzanilla

El vapor funciona como un limpiador e hidratante natural. Además drena la zona afectada y permitiendo que las zonas rígidas se relajen.

Preparación

  • Para empezar, pon a hervir un poco de agua o abre la llave caliente para que se desprenda el vapor.

Modo de uso

  • Enseguida acerca el rostro para que te dé en la cara.
  • Inhala y exhala lentamente para que se limpie la zona.
  • Hazlo durante 5 minutos.
  • Finalmente, humedece una toalla y ponla sobre tu rostro para despejar los senos paranasales.
  • Espera a que se enfríe para retirarla.

3. Masaje con aceites

aceites para despejar tus senos paranasales

Uno de los aceites terapéuticos más eficaces es el aceite de orégano. Este tiene propiedades antioxidantes muy recomendables, según afirma este estudio de la Universidad de Cartagena (Colombia).

Combinado con el aceite de almendras el resultado es mucho mejor porque hidrata la piel, mantiene humectada la zona y ayuda en la penetración del aceite de orégano (que no se debe aplicar nunca sobre la piel o dentro las fosas nasales). 

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de almendra (15 gramos).
  • 2 gotas de aceite de orégano.

Preparación

  • En primer lugar es importante que laves muy bien tus manos y el rostro.
  • Después mezcla el aceite de almendras con las 2 gotas de aceite de orégano.

Modo de uso

  • Pon la mezcla en tus manos y frota suavemente en los senos paranasales.
  • Mientras haces movimientos circulares en la zona, inhala y exhala lentamente para que puedas absorber la esencia de los aceites y sus propiedades.
  • Hazlo durante 5 minutos y verás como tu respiración es mejor.

4. Compresas calientes

Aplicar compresas calientes sobre la zona de la nariz y la frente puede ayudar a aliviar la presión en los senos paranasales. Se pueden aplicar 3 veces al día durante 5 minutos cada una.

5. Usar un humidificador para despejar los senos paranasales

Esta es una de las maneras más rápidas de obtener alivio en la nariz congestionada. Respirar un aire más húmedo puede ablandar los tejidos irritados y desinflamar los vasos sanguíneos.

Del mismo modo, este tipo de máquinas también permiten que la mucosidad fluya con más facilidad y la puedas expulsar más rápido.

6. Beber mucho líquido

La hidratación es importante para ayudar a drenar y expulsar el moco acumulado. Además, las membranas mucosas se mantendrán hidratadas y menos sensibles. Para ello lo mejor es elegir agua, caldos o infusiones calientes.

Asimismo, al sonarse la nariz y expulsar la mucosidad, se eliminan los virus o bacterias que pueden haber causado el problema. Hazlo de forma suave para evitar que se rompan los pequeños vasos sanguíneos.

Es posible que se irrite las piel alrededor de las fosas nasales. Esta se puede aliviar aplicando un poco de aceite de almendras o de vaselina.

7. Dormir en una posición elevada

Mantener la cabeza alta en el momento de acostarse también es otro de los consejos habituales para despejar los senos paranasales. Es importante descansar para ayudar al cuerpo a superar la infección y a recuperarse.

Además la habitación y el resto de la casa deben estar bien ventiladas y aseadas para impedir los problemas derivados del polvo y los ácaros. También es importante evitar los ambientes cerrados y las zonas de fumadores.

Prueba estos remedios caseros para ayudar a despejar los senos paranasales

Como ya hemos comentado todas estas curas naturales te pueden ayudar a mejorar la inflamación y el dolor provocados por la congestión de los senos paranasales. Sin embargo, en caso de ser necesario, nunca sustituyen el tratamiento aconsejado por el médico.

Mientras te dure el problema procura mantener una alimentación saludable que aporte abundantes vitaminas (para reforzar las defensas y combatir los síntomas). Además, si tu estado te lo permite; no dejes de realizar actividad física de forma leve. La liberación de endorfinas alivia el dolor.

Sin embargo, si las molestias persisten más de 10 días sin mejorar, es recomendable consultar con el médico de nuevo. También si en algún momento aparece dolor de cabeza o facial intenso, fiebre durante más de 4 días o si  empeoras después de haber notado una mejoría inicial.

 

Te podría interesar...
Remedios caseros para la congestión nasal
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Remedios caseros para la congestión nasal

La congestión nasal es un problema característico de ciertas afecciones de la salud que molesta a muchas personas. Te contamos cómo tratarla natura...



  • Bolger, W. E., Clement, P. A. R., Hosemann, W., Kuhn, F. A., Lanza, D. C., Leopold, D. A., … Zinreich, S. J. (1995). Paranasal sinuses: Anatomic terminology and nomenclature. In Annals of Otology, Rhinology and Laryngology. https://doi.org/10.1177/000348949510410s01
  • Cady, R. K., & Schreiber, C. P. (2004). Sinus headache: A clinical conundrum. Otolaryngologic Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/S0030-6665(03)00181-6.
  • Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Sinusitis (infección de los senos paranasales). Julio 2020. Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.
  • Clínica Mayo. Sinusitis crónica.
  • León Méndez G, Osorio Fortich Mª R, et al. Extracción, caracterización y actividad antioxidante del aceite esencial de Plectranthus amboinicus L. Revista Cubana de Farmacia. Octubre-Diciembre 2015. 49 (4).
  • Spaeth, J., Krügelstein, U., & Schlöndorff, G. (1997). The paranasal sinuses in CT-imaging: Development from birth to age 25. International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology. https://doi.org/10.1016/S0165-5876(96)01458-9