3 recetas de chutney para acompañar tus preparaciones

Te vamos a enseñar a preparar «chutney» de forma sencilla para que puedas acompañar diferentes platos y consigas un resultado organoléptico fantástico.
3 recetas de chutney para acompañar tus preparaciones
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 03 enero, 2022

Te vamos a ofrecer una serie de recetas de chutney con las que podrás mejorar el resultado de muchos platos a nivel organoléptico. Estas salsas cuentan con azúcar en su interior, pero mejoran el sabor de carnes y pescados, por lo que su inclusión en la dieta de forma puntual puede merecer la pena.

No debes olvidar que por lo general se recomienda cocinar de la forma más limpia posible. Lo mejor es preparar los alimentos a la plancha, al horno, cocidos o al vapor, y evitar el consumo regular de salsas como acompañamiento. Así, se mantiene el equilibrio a nivel energético con mayor facilidad y se previenen las subidas indeseadas de peso. Ahora bien, en ocasiones preparar alguna salsa no resultará negativo.

Recetas de «chutney»

3 recetas de chutney para acompañar tus preparaciones
El chutney es una salsa perfecta para acompañar carnes o pescados.

A continuación, podrás descubrir algunas de las mejores recetas de chutney que puedes elaborar fácilmente en casa para acompañar diferentes platos. ¿Te ha picado la curiosidad? Continúa leyendo.

Chutney de pera

La pera es una alimento que cuenta con varias propiedades positivas para la salud. Destaca fundamentalmente por su contenido en pectinas, un tipo de fibra soluble que ha demostrado impactar positivamente sobre la microbiota intestinal. Así, los procesos digestivos se vuelven más eficientes.

Para preparar esta receta, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 150 gramos de cebolla.
  • 400 gramos de pera.
  • 60 gramos de azúcar.
  • 60 centímetros cúbicos de vinagre de manzana.
  • 1 cucharada sopera de pasas.
  • 1 cucharada de postre de garam masala.
  • Una cucharada de postre de aceite de oliva virgen extra.
  • 25 centímetros cúbicos de vino tinto.

Paso a paso

  1. Pela la pera y córtala, junto con la cebolla, en cubos pequeños.
  2. Calienta aceite en una olla e introduce la cebolla en la misma hasta que se dore.
  3. Una vez la cebolla esté dorada, baja el fuego e incorpora una cucharada de agua caliente.
  4. Una vez que la misma se haya evaporado, añade otra cucharada de agua caliente. Repite el proceso hasta que la cebolla se caramelice.
  5. Eleva el fuego al máximo e incorpora el vino.
  6. Cuando el alcohol se evapore, vuelve a bajar la potencia del fuego e incorpora la pera en la olla.
  7. Agrega el azúcar, el vinagre y el garam masala.
  8. Cocina el chutney deberá cocinarse durante unos 30 o 40 minutos. Revuelve cada 10 minutos para evitar que se queme. Pasado el tiempo estará listo.
  9. Sirve caliente, aunque se puede conservar en un tarro de cristal envasado al vacío durante 3 meses.


Chutney de cebolla morada

Este otro chutney consigue aportar una gran cantidad de flavonoides procedentes de la cebolla morada. De entre todos ellos, destacan las antocianinas. Estas cuentan con un potencial antioxidante que contribuye a reducir la incidencia de diferentes patologías crónicas y complejas, como lo evidencia una investigación publicada en al revista Nutrients.

Para preparar un excelente chutney de cebolla morada, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 150 centímetros cúbicos de vinagre de vino.
  • 100 gramos de azúcar.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta negra recién molida.
  • 1 cucharadita de jengibre.
  • 4 cebollas moradas.

Paso a paso

  1. Corta las cebollas moradas en juliana y saltéalas en una olla con aceite de oliva virgen extra durante unos 20 minutos a fuego medio. El objetivo es que se caramelicen.
  2. Una vez superado este paso, incorpora el azúcar, el jengibre y el vinagre de vino, y mezcla bien para que todos los sabores se integren.
  3. Cocina durante unos 20 minutos más para conseguir que la preparación tome una consistencia espesa. En el caso de que quede algo líquida, no te preocupes puesto que cuando enfría, la textura se modifica. Ten en cuenta que una vez salpimentado al gusto, se puede servir o conservar en un tarro de cristal envasado al vació.
Beneficios de incluir algas en las ensaladas
El chutney puede prepararse con los más variados ingredientes, como frutas, verduras o algas.

Chutney de albaricoque

El albaricoque destaca sobre todo por su contenido en vitamina C. Dicho nutriente resulta fundamental para potenciar la función inmune, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Molecules. No solo reduce la incidencia de las enfermedades infecciosas, sino que facilita el manejo de las mismas disminuyendo la severidad y la duración de los síntomas.

Los ingredientes necesarios serán los siguientes:

  • 1 kilo de albaricoques.
  • 100 gramos de cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 50 gramos de pasas.
  • 10 gramos de jengibre rallado.
  • 2 cucharadas soperas de vinagre blanco.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 1 pizca de sal.

Paso a paso

  1. Corta los albaricoques en trozos pequeños, tras haberlos pelado.
  2. Repite el proceso con la cebolla y con el diente de ajo.
  3. Acto seguido, coloca estos tres ingredientes junto con el jengibre, el vinagre, las pasas, el azúcar y la sal en una olla. Enciende el fuego y tapa. Deja cocinar durante 25 minutos.
  4. Una vez pasado el tiempo, se retira la tapa y se continúa la cocción durante otros 25 minutos para que se evapore parte del caldo. En este momento, será importante remover de vez en cuando para evitar que los ingredientes se peguen al fondo de la olla.
  5. Cuando el chutney alcanza una textura espesa, estará listo para ser consumido. También cabe la opción de repartirlo en tarros de cristal y de calentarlo al baño María para producir un vacío en el interior de los mismos y aumentar su vida útil. De este modo, se conservarán de forma adecuada en la despensa.


Prepara «chutney» para acompañar las recetas

Como has visto, no es difícil elaborar chutney. Este tipo de salsa es realmente sabrosa y sirve para acompañar platos muy diversos, tanto de carne como de pescado. Si bien no debe aparecer a diario en la dieta, se puede incluir de forma puntual para mejorar las características organolépticas de alguna elaboración.

No olvides que para conseguir mantener un buen estado de salud con el paso del tiempo será determinante combinar una buena alimentación con otros hábitos de vida saludables. Entre ellos, se encuentra la práctica de ejercicio físico de manera regular. Es fundamental priorizar el trabajo de fuerza para que los músculos se mantengan funcionales y evitar, así, estados inflamatorios en el medio interno.

Te podría interesar...
Deliciosa receta de costillas en salsa barbacoa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Deliciosa receta de costillas en salsa barbacoa

Te vamos a enseñar a preparar costillas en salsa barbacoa para que incluyas carne en la dieta y adquieras proteínas de alto valor biológico.



  • Beukema, M., Faas, M. M., & de Vos, P. (2020). The effects of different dietary fiber pectin structures on the gastrointestinal immune barrier: impact via gut microbiota and direct effects on immune cells. Experimental & molecular medicine52(9), 1364–1376. https://doi.org/10.1038/s12276-020-0449-2
  • Blesso C. N. (2019). Dietary Anthocyanins and Human Health. Nutrients11(9), 2107. https://doi.org/10.3390/nu11092107
  • Bae, M., & Kim, H. (2020). Mini-Review on the Roles of Vitamin C, Vitamin D, and Selenium in the Immune System against COVID-19. Molecules (Basel, Switzerland)25(22), 5346. https://doi.org/10.3390/molecules25225346