5 salsas rápidas con kétchup para acompañar tus platos

¿Te gusta el kétchup? Entonces será muy probable que te encanten las salsas que te vamos a mostrar a continuación, ya que lo utilizan como ingrediente principal.
5 salsas rápidas con kétchup para acompañar tus platos
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 22 septiembre, 2021.

Última actualización: 22 septiembre, 2021

Puedes preparar unas salsas rápidas con kétchup para mejorar el sabor de varios platos. Con este acompañamiento conseguirás una mejor aceptación por parte de los niños pequeños o de aquellos comensales reacios a los sabores de vegetales o de pescados.

Aunque se aconseja moderar el consumo de salsas, lo cierto es que pueden generar efectos beneficiosos si se elaboran de forma casera. Son buena fuente de fitonutrientes con capacidad antioxidante. Eso sí, es determinante asegurar que no cuentan con azúcares añadidos ni aditivos.

Salsas con kétchup

A continuación te vamos a enseñar cómo puedes utilizar el kétchup para hacer otras muchas salsas. Pruébalas para elegir tu favorita. Muchas de ellas combinan bien con carnes y pescados.

1. Salsa kétchup casera

Lo primero que vamos a mostrar es la receta del kétchup casero, ya que servirá de base para la elaboración del resto. La clave es conseguir tomates de calidad, aunque también es posible utilizar concentrado. Hay que tener en cuenta que estos ingredientes tienen una gran cantidad de licopeno, un compuesto que ha demostrado ser beneficioso para la salud cardiovascular.

Ingredientes

Para la mejor salsa kétchup casera necesitarás lo siguiente:

  • Jengibre.
  • 1 ají picado.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 ramita de apio.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1/2 taza de vinagre.
  • 1/2 taza de azúcar.
  • 1 rama de albahaca.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 1 kilo de tomates maduros.
  • 1 chorro de aceite de oliva virgen extra.

Paso a paso

Hay que comenzar introduciendo los vegetales (salvo los tomates) previamente cortados en una olla con un chorro de aceite, dejando que todo se cocine a fuego lento durante 15 minutos. En este momento se añade un poco de sal y de pimienta, para que las verduras suelten el agua contenida en su interior.

Acto seguido, se introducen los tomates en una olla con agua y se hierven durante media hora, hasta conseguir que estén bien blandos. Se cocinan siempre con un toque de albahaca para mejorar el sabor. Cuando ya cuentan con la textura óptima, se introducen en una licuadora junto con los vegetales rehogados y se bate todo hasta conseguir una mezcla fina.

En paralelo, será preciso poner al fuego en otra cacerola el vinagre junto con el azúcar, hasta conseguir que la mezcla reduzca. En este punto se añade el almíbar a la salsa ya preparada y se mezcla bien, cocinando durante unos minutos más para que todos los sabores se integren. Para terminar, basta con envasar en frascos de vidrio y conservar en la nevera hasta que se enfríe.

Tomates de calidad para salsa kétchup.
La calidad de los tomates es determinante para conseguir una salsa kétchup que sea sabrosa y nutritiva.

2. Salsa con kétchup estilo hindú

Esta es una elaboración con toques orientales que se caracteriza por el sabor que le aporta la cebolla caramelizada. Además, cuenta con curri en su interior, una mezcla de especias elaborada a base de cúrcuma.

Este ingrediente tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud. Es capaz de reducir los niveles de inflamación, según un estudio publicado en Drug Design, Development and Therapy.

Ingredientes

  • Curri en polvo.
  • 1/2 taza de salsa kétchup.
  • 1/2 taza de cebolla caramelizada.

Paso a paso

Hay que comenzar por introducir en el vaso de una licuadora la salsa kétchup con media taza de cebolla caramelizada. Para esta última elaboración basta con picar dos cebollas y echarlas en una sartén con aceite a fuego bajo, permitiendo que se doren. Incluso, sería posible añadir una cucharadita de azúcar para mejorar la caramelización.

Una vez que las cebollas están listas, se trituran con el kétchup y se añade un toque de curri al gusto. Es importante mezclar a máxima potencia durante unos minutos para que los sabores se integren bien y para asegurarse de que no quedan tropezones ni sólidos.

Cuando la salsa se cuenta con una textura fina y lisa se envasa en frascos de vidrio y se deja enfriar en la nevera. Aquí soportará unos días. Si quieres conservarla durante más tiempo, te recomendamos envasarla al vacío.



3. Salsa con kétchup estilo bloody Mary

En este caso nos encontramos ante una salsa picante que incluye tabasco entre sus ingredientes. Este preparado cuenta con chiles, por lo que se asegura la presencia de un compuesto con efectos positivos para la salud: la capsaicina.

La capsaicina es capaz de generar un efecto antiinflamatorio y analgésico, aunque también es ligeramente irritante. Se debe evitar su consumo si existen patologías gástricas o digestivas.

Ingredientes

  • Sal de apio.
  • 1 cucharadita de tabasco.
  • 1/2 taza de salsa kétchup.
  • 1 toque de rábano picante.

Paso a paso

Hay que introducir en el vaso de una batidora la salsa kétchup con el tabasco y el rábano picante muy picado. Se tritura todo durante unos minutos hasta conseguir que los ingredientes se integran bien y que la textura sea homogénea. Acto seguido, se añade la sal de apio y se vuelve a batir la preparación. En este momento, se almacena en frío y estará lista para su consumo.



4. Salsas con kétchup picante

Existen otras formas de preparar salsas picantes a base de kétchup. De todos modos, te aconsejamos que evites ofrecérselas a los niños, ya que podrían rechazarlas.

No son aptas para todos los paladares. No obstante, ten en cuenta que la capsaicina de la que te hemos hablado puede estimular la oxidación de las grasas, lo que favorece la pérdida de peso.

Ingredientes

  • 1/2 taza de kétchup.
  • 2 cucharadas de salsa picante.

Paso a paso

La elaboración de esta mezcla es muy sencilla. Solo hay que integrar ambos ingredientes en el vaso de una batidora durante unos minutos.

Las proporciones se pueden variar, por lo que si te gusta el picante, es posible incluir una mayor cantidad de este elemento para conseguir un resultado final más fuerte. Además, es posible terminar la salsa con orégano para darle más sabor.

Chile para elaborar salsa de kétchup picante.
Los chiles aportan el sabor picante para aquellos paladares que disfrutan esta sensación.

5. Salsa con kétchup, mostaza y mayonesa

El kétchup, la mostaza y la mayonesa son 3 de las salsas más típicas para acompañar platos preparados, como las hamburguesas. Además, pueden juntarse, consiguiendo un sabor excepcional que hará las delicias de más de uno.

Hay que tener en cuenta que la mostaza cuenta en su interior con una serie de fitonutrientes con capacidad antioxidante que resultan beneficiosos. Estos consiguen neutralizar la formación de radicales libres, lo que protege frente a muchas patologías. Así lo evidencia una investigación publicada en European Journal of Medicinal Chemistry.

Eso sí, no olvides que esta mezcla cuenta con una elevada densidad energética. No es apta si el objetivo es experimentar una reducción de peso o una mejora de la composición corporal.

Ingredientes

  • 1/2 taza de mostaza.
  • 3 pepinillos picados.
  • 1/2 taza de mayonesa.
  • 1/2 taza de salsa kétchup.

Paso a paso

Te recomendamos que la mayonesa la prepares de forma casera. Es muy sencilla de elaborar y así te aseguras que no contiene aditivos ni azúcares añadidos.

Una vez que está lista, solo hay que combinarla en el vaso de una batidora con la mostaza y con la salsa kétchup. A partir de aquí, se añade sal y pimienta y se bate todo durante un par de minutos.

Cuando los 3 ingredientes están ya bien integrados, se incluyen en el vaso de la batidora los 3 pepinillos bien picados, volviendo a licuar todo a máxima potencia. Será preciso asegurarse de que no quedan tropezones ni sólidos. En el momento en el que la textura es homogénea y lisa, se guarda la salsa en un frasco de vidrio y se refrigera.

Prepara salsas con kétchup

Preparar salsas con kétchup es muy sencillo. Existen multitud de opciones diferentes que podrán acompañar a platos de carne o de pescado. Incluso, se pueden introducir en bocadillos para mejorar el sabor de los mismos. La clave está en experimentar hasta encontrar tu favorita.

Ten en cuenta, de todos modos, que las salsas incrementan las calorías de las preparaciones culinarias. Por este motivo, puede no estar recomendada su presencia regular en la dieta, sobre todo si se pretende bajar de peso.

Te podría interesar...
Receta de salmón con salsa de soja y miel
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Receta de salmón con salsa de soja y miel

Para los amantes del pescado en esta ocasión les traemos una deliciosa receta de salmón con salsa de soja y miel para que la compartan en casa.



  • Cheng, H. M., Koutsidis, G., Lodge, J. K., Ashor, A., Siervo, M., & Lara, J. (2017). Tomato and lycopene supplementation and cardiovascular risk factors: A systematic review and meta-analysis. Atherosclerosis257, 100–108. https://doi.org/10.1016/j.atherosclerosis.2017.01.009
  • Chin K. Y. (2016). The spice for joint inflammation: anti-inflammatory role of curcumin in treating osteoarthritis. Drug design, development and therapy10, 3029–3042. https://doi.org/10.2147/DDDT.S117432
  • Neha, K., Haider, M. R., Pathak, A., & Yar, M. S. (2019). Medicinal prospects of antioxidants: A review. European journal of medicinal chemistry178, 687–704. https://doi.org/10.1016/j.ejmech.2019.06.010