4 recetas sin gluten para niños con celiaquía

Si tienes un niño con celiaquía y estás buscando recetas alternativas sin gluten, revisa estas 4. Son fáciles de hacer, divertidas y deliciosas.
4 recetas sin gluten para niños con celiaquía
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 16 septiembre, 2021.

Escrito por Ana Núnez, 16 septiembre, 2021

Última actualización: 16 septiembre, 2021

La necesidad de nuevas recetas sin gluten para niños con celiaquía crece cada vez más, pues el diagnóstico de la enfermedad se ha quintuplicado en el último cuarto de siglo. No obstante, la conciencia sobre esta afección aumenta proporcionalmente con los casos, modificando los menús escolares y visibilizando las etiquetas que marcan cero gluten.

La celiaquía es una enfermedad crónica de transmisión genética. El gluten, presente en algunos alimentos, afecta las vellosidades o villis del intestino delgado encargadas de absorber sus nutrientes. Esto acarrea síntomas gastrointestinales, malabsorción y bajo peso que suelen mejorar al suprimir de la dieta el trigo, la cebada y el centeno.

Además de estas precauciones, se consigue una enorme variedad de alimentos que hacen que las comidas del niño celíaco no tenga incómodas limitaciones. De hecho, mejor que los productos sin gluten procesados industrialmente y por lo regular no fortificados con vitaminas, se encuentran las frutas, verduras, carnes, pescados y granos.

¿Te gustaría descubrir algunas recetas sin gluten fáciles y divertidas para niños con celiaquía, además de recomendaciones que te pueden orientar en una ruta plena de sabores y libre gluten?



1. Tortilla de calabacín y huevos

Tortilla de calabacín jugosa y vegana
La tortilla de calabacín es una sabrosa receta apta para personas con celiaquía.

El calabacín es una hortaliza contiene potasio, fósforo, magnesio y calcio, y una fuente importante de vitaminas A y C. Unido a un par de huevos complementa la porción de proteínas necesarias para convertir el plato en una receta equilibrada y completa para los niños. Se les puede ofrecer tanto en desayunos como en cenas.

Ingredientes:

  • 1 calabacín mediano.
  • 2 huevos.
  • Pizca de sal.
  • Aceite de oliva.
  • Opcional: cebolla finamente picada.

Preparación:

  1. Coloca la sartén a fuego medio con el aceite de oliva que cubra ligeramente todo el fondo.
  2. Espera a que caliente y si has optado por incluir cebolla, es el momento de echarla para cristalizarla.
  3. Cuando se vea transparente, suma el calabacín y tapa unos segundos.
  4. Agrega los huevos, batidos con anterioridad en un bol separado con la pizca de sal. Si deseas sacar dos tortillitas, divide el calabacín en dos y usa un solo huevo con cada parte.
  5. Retira de la sartén cuando cuaje el huevo y disfruta.

2. Recetas sin gluten para niños con celiaquía: rollitos de jamón y pepino

Los rollitos de jamón y pepino son una opción de merienda o complemento en el almuerzo. Se recomienda seleccionarlos verdes, sin manchas amarillas, y combinarlos con el jamón de preferencia en casa, sea de cerdo, pavo o pollo.

El pepino contiene ácido fólico, potasio, fósforo, magnesio, calcio, hierro y zinc.  Asimismo, las principales vitaminas que aporta son las del grupo B y, en menor medida, vitamina C. Puede que la combinación con jamón y un toque de queso crema sea una opción culinaria que guste mucho a los niños.

Ingredientes:

  • 4 rebanadas de jamón.
  • 2 pepinos o pepinillos medianos.
  • 4 cucharadas de queso crema.
  • Pizca de sal.
  • Pizca de pimentón rojo (paprika).
  • Opcional: pizca de pimienta y eneldo.

Preparación:

  1. Mezcla en un bol el queso crema con las especias y la sal.
  2. Luego, extiende dos rebanadas de jamón una al lado de la otra para alargarlas.
  3. Unta sobre ellas 2 cucharadas de queso crema.
  4. Coloca encima el pepino y comienza a enrollar.
  5. Después, corta en ruedas. Puedes usar tus dedos como medida. De un pepino mediano pueden salirte 4 trozos de un aproximado de 2 centímetros de ancho cada uno.
  6. Repite con el resto de los ingredientes.

3. Magdalenas o muffins de coliflor

Para todos los niños, la presentación de la comida es un punto clave a la hora de aprobar o no un nuevo plato. De ahí que esta opción de muffins para ofrecerles una comida rica en fibra y vitaminas sea una excelente opción que difícilmente desaprobarán.

El coliflor es bajo en grasas, proteínas y azucares, mientras que aporta vitaminas y minerales entre las cuales destacan las vitaminas C, E, K y B, el potasio, el ácido fólico, el fósforo, el hierro, el calcio, el magnesio y el sodio.

Ingredientes:

  • 2 ½ tazas de coliflor.
  • ½ taza de arroz.
  • 5 huevos.
  • ½ taza de cebolla finamente picada o pasada por el procesador.
  • 180 gramos de jamón troceado o en cubos.
  • 1 cucharada de queso rallado tipo cheddar.
  • ½ taza de espinacas.
  • ½ cucharadita de ajo en polvo.
  • Pizca de sal y pimienta.

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 190 grados Celsius.
  2. Tritura el coliflor junto al arroz en un procesador o licuadora y reserva.
  3. En un bol grande, bate los huevos con la sal y la pimienta.
  4. Luego, agrega el coliflor con el arroz,
  5. Añade uno a uno el resto de los ingredientes, dejando de último el queso.
  6. Seguidamente, mezcla todo hasta que esté totalmente integrado.
  7. Engrasa los moldes para magdalenas y llena hasta dos tercios cada uno.
  8. Ahora, al horno unos 25 minutos. El color dorado te confirmará que ya están listos. Rinde para aproximadamente 12 porciones.

4. Recetas sin gluten para niños con celiaquía: tarta de chocolate y plátano

Existen muchas 4 recetas sin gluten para niños con celiaquía sabrosas y fáciles de preparar.

Cada vez hay más alternativas en el mercado de harinas que permiten crear recetas sin gluten para niños con celiaquía. Esta tarta en particular es una opción que además apuesta a los plátanos para darle humedad al bizcocho y reducir la cantidad de azúcar refinada. Y si garantizas un cacao de calidad, estarás ofreciendo una rica merienda.

Ingredientes:

  • 150 gramos de harina de arroz.
  • 60 gramos de avena. (Verificar que tanto la harina como la avena sean libres de gluten o de trazas).
  • 50 gramos de cacao.
  • 5 plátanos maduros y triturados.
  • 2 huevos.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 50 ml de aceite de girasol o maíz.
  • 1 cucharada de vainilla.
  • ¼ cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 75 ml de líquido (leche o agua, en el caso de no tolerar el lácteo).

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180 grados Celsius.
  2. En un bol, bate los huevos a máquina o a mano.
  3. Luego, agrega el azúcar e incorpora en hilo el aceite.
  4. Suma la vainilla y los plátanos triturados.
  5. En otro recipiente, cierne la harina con el polvo de hornear, el cacao, el bicarbonato, la sal.
  6. Añade la avena.
  7. Revuelve bien antes de unir todos los ingredientes secos con los del otro bol.
  8. Por último, agrega el agua poco a poco mientras mezclas.
  9. Y ya para finalizar, vierte el contenido sobre un molde de medio kilo, previamente engrasado y enharinado. Debe hornearse por aproximadamente 45 minutos o hasta probar con un palillo de madera que éste sale totalmente seco.

¿Cuándo ver a un profesional?

Resulta importante saber que la celiaquía no se cura, pero los síntomas ceden con una dieta adecuada. Ahora bien, esta debe ser diagnosticada por un profesional, ya que hay que distinguirla de la intolerancia al gluten. En todo caso, se debe ir al médico para no incurrir en errores que puedan crear complicaciones innecesarias.

Por otro lado, la celiaquía a veces se esconde en diarreas con distensión abdominal que parecen hechos aislados, así como en otros signos que se deben atender, por ejemplo, si el niño no crece como corresponde, se estriñe con frecuencia y presenta vómitos.

También, si se manifiesta debilidad general, hipotrofia muscular o exacerbación de la irritabilidad. De cualquier forma, en todos los casos se hace necesaria la atención médica especializada.

Es por ello que, al presentarse los primeros síntomas, debe realizarse la prueba de marcadores serológicos útiles para detectar la enfermedad. Por supuesto, el médico repasará también la historia clínica de los familiares y, en particular, la información dietética.

La enfermedad celíaca es de transmisión genética y está estrechamente relacionada con el sistema inmunitario del niño y su relación con factores ambientales. Entre estos se encuentran la exposición a antibióticos, las infecciones en los primeros 18 meses, el tipo de parto, o el comienzo y duración de la lactancia.

Finalmente, una dieta en la que prevalecen el trigo, el centeno, la cebada e, incluso, la avena son los factores ambientales más asociados a los cuadros celíacos.



Recomendaciones al incluir nuevas recetas sin gluten para niños con celiaquía

La celiaquía no es una simple alergia sino una enfermedad autoinmune y genética. Por esto, amerita ser bien reconocida por la familia y por en el entorno escolar donde se desenvuelve el niño.

Ciertamente merece mucha disciplina y, sobre todo, comunicación con los niños para que aprendan qué pueden comer y así puedan exigirlo con propiedad en fiestas y reuniones.

Del mismo modo, al incursionar en casa con nuevas recetas sin gluten para niños con celiaquía se recomienda incorporar alimentos poco procesados y siempre bajo una exhaustiva revisión de las etiquetas y los componentes que garantice el producto adecuado. Aún así, es tan grande la variedad que no se perderán de sabores y gratas experiencias culinarias.

Cocinar con los niños y preparar las viandas para paseos o viajes largos, garantizará la alimentación adecuada al tiempo que se reducen los riesgos de comer con gluten en la calle y se evitan las molestias de no tener a mano los alimentos apropiados.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los alimentos que contienen gluten?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son los alimentos que contienen gluten?

¿Sabes cuáles son los alimentos que contienen gluten? Tanto si eres celíaco como si quieres eliminarlo de la dieta, puedes seguir leyendo sobre ell...