4 sopas para depurar el hígado y los riñones

Elena Martínez Blasco·
26 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
24 Mayo, 2019
Las cremas y sopas son platos que pueden ayudarnos a complementar la dieta de forma saludable y, además, ayudarnos a probar distintas combinaciones de vegetales.

Hay personas que se preocupan por su salud hepática y renal y por ello procuran mejorar sus hábitos alimenticios. Entonces buscan recetas sanas y nutritivas, que les permita disfrutar de preparaciones que contribuyan con su salud, pero sin renunciar al buen sabor. Dentro de las más elegidas se encuentran las cremas y sopas para depurar el hígado y los riñones.

Estas preparaciones están elaboradas con ingredientes que no solo son ricos en vitaminas y minerales, sino también en fibra y agua, dos elementos esenciales para promover la depuración y desintoxicación del hígado.

4 sopas depurativas que te encantarán

A continuación te compartimos las recetas de algunas deliciosas sopas para depurar el hígado y los riñones. Como veníamos comentando, están elaboradas con ingredientes naturales que brindan varios nutrientes a la salud y favorecen diversos procesos básicos, desde una buena digestión hasta un tránsito intestinal regular. 

1. Sopa de cúrcuma, calabaza y zanahorias

Si te gustan las cremas con cierto toque dulzón, entonces esta es la receta ideal para ti. La mezcla de calabaza (o ahuyama) con zanahorias y cúrcuma te encantará. Además, como esta especia tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes -por su contenido de curcumina-, te ayudará a depurarte y desintoxicarte.

Sopa de calabaza

Ingredientes

  • 1 diente de ajo fresco.
  • Aceite de oliva (al gusto).
  • 2 zanahorias pequeñas (60 g).
  • ½ pieza de calabaza pequeña (120 g)
  • Una pizca de sal y pimienta negra recién molida.
  • Opcional: unas hojas de perejil fresco.

Preparación

  • Primero, lava, escurre y pela las zanahorias.
  • A continuación, córtalas en rodajas o cubos (según prefieras) y déjalas en un recipiente con agua en remojo.
  • Aparte, pela y corta la calabaza en cubos pequeños.
  • Pon las zanahorias junto con la calabaza a cocer en una olla con abundante agua.
  • Una vez se hayan cocido bien los ingredientes en la olla, apaga el fuego.
  • Desecha un poco de agua de la olla, no demasiada, pues necesitarás parte del líquido para procesar todos los ingredientes luego en la licuadora.
  • Corta el diente de ajo en láminas.
  • Con ayuda de una cuchara sopera, toma los trozos de zanahoria y calabaza y llévalos a la licuadora.
  • Agrega el ajo, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. Vierte también un poco del agua de la cocción para facilitar aún más el licuado.
  • Procesa hasta homogeneizar.
  • Sirve y añade un toque de pimienta negra y, si lo deseas, las hojas de perejil fresco.

2. Sopa de apio, cebolla, lechuga y tomate

La lechuga, el apio y el tomate son alimentos que tienen un alto contenido de agua. Por esto mismo, no solo tienen un efecto hidratante, sino que también tienen un efecto diurético. Para dar sabor y consistencia, utiliza un toque de cebolla (blanca o morada, según prefieras).

Ingredientes

  • 3 tomates (40 g).
  • 2 hojas de lechuga.
  • 3- 4 piezas de apio (50 g).
  • Cebolla (10- 15 g aprox.)
  • Agua (cantidad necesaria).
  • Sal y aceite de oliva (al gusto).
  • Opcional: caldo de pollo.

Preparación

  • Lava y escurre bien todos los ingredientes.
  • Corta la cebolla en cubitos pequeños, la lechuga en tiras, el apio y los tomates en rodajas finas.
  • Colocar todos los ingredientes en la licuadora, un poco de agua (o caldo de pollo) y procesar hasta homogeneizar.
  • Añadir un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal y volver a procesar para integrar bien todo.
  • Servir al momento.

Nota: todas las recetas de sopas depurativas pueden llevar un poco de pechuga de pollo cocida y desmenuzada para darle más sabor. Asimismo, admiten un poco de quinoa.

3. Sopa de diente de león, calabacín y lechuga

Si te gustan las sopas muy ligeras, pero con cierto “gustillo”, entonces esta receta es para ti. Utilizarás nuevamente lechuga, dado que es un ingrediente que aporta un sabor suave y mucha agua y fibra, y lo mezclarás con el calabacín y un toque de infusión de diente de león (conocida en el ámbito popular por ser un buen diurético natural).

Ingredientes

  • Puerro (5 g).
  • Sal (al gusto).
  • Calabacín (20 g).
  • 4 hojas de lechuga.
  • 1 tazas de infusión de diente de león (250 ml).

Preparación

  • Lava y corta el calabacín en cubos pequeños. No hace falta que lo peles.
  • Aparte, corta las hojas de lechuga en tiras finas.
  • Lleva todo a la licuadora y agrega la infusión de diente de león.
  • Procesa hasta homogeneizar.
  • Corta un par de rodajas de puerro, córtalo en pequeños trozos y agrégaselos a la sopa al momento de servirla.
  • Adicionalmente, le puedes añadir unas tiras de pollo cocido. 

Nota: revisa las contraindicaciones del diente de león antes de añadirlo a tus recetas de sopas para depurar el hígado y los riñones para evitar interacciones y reacciones adversas.

Descubre: Recetas de pollo para picar

4. Sopa de cebolla y alcachofas

Crema de alcachofa, cebolla y gambas

La alcachofas son uno de esos alimentos fitness que todos hemos probado alguna vez. También son ricas en fibra y agua, por lo que resultan un ingrediente común en muchas recetas de sopas para depurar y desintoxicar. En este caso, las coceremos con un poco de cebolla para convertirlas en una deliciosa sopa.

Ingredientes

  • 1 alcachofa.
  • Cebolla (15-20 g).
  • Pimienta negra y sal (al gusto).
  • Aceite de oliva (cantidad necesaria).
  • Opcional: 1 huevo cocido o gambas cocidas.

Preparación

  • Deshoja las alcachofas y lávalas bien.
  • A continuación, córtalas en tiras.
  • Corta la cebolla en cubos pequeños y sofreírla en una sartén con un poco de aceite de oliva.
  • Cuando la cebolla ya esté empezando a dorarse, añade las alcachofas y sofríe todo durante un par de minutos. Deberás remover todo constantemente con ayuda de una cuchara.
  • Aparte, pon a calentar una olla con agua.
  • Una vez tengas el sofrito listo y el agua esté rompiendo en hervor, llévalo a la olla y deja que todo se cueza hasta que la alcachofa esté bien tierna.
  • Sirve y añade 1 huevo duro si lo deseas.

Descubre: Alimentación saludable y ejercicio, la combinación perfecta

En la variedad están el sabor y la salud

Como puedes ver, hay varias cremas y sopas para depurar el hígado que pueden prepararse fácilmente en casa con ingredientes comunes. Prueba la que más te llame la atención y comprueba lo gustosa que puede resultarte al paladar.

Por otra parte, recuerda que puedes elaborar tus propias recetas, según sean tus preferencias. Solo ten en cuenta que debes moderar el uso de sal, para que el resultado sea estupendo.

Si lo deseas, puedes acompañar las cremas y sopas con algunos picatostes caseros. Eso sí, procura mantener la moderación a la hora de agregarlos.