5 consejos para afrontar el vivir solo

Empezar a vivir solo es una experiencia enriquecedora donde tendrás que salir de la zona de confort y empezar a afrontar diversos retos.
5 consejos para afrontar el vivir solo
Bernardo Peña

Revisado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 25 marzo, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 29 mayo, 2018

Última actualización: 25 marzo, 2021

Afrontar el vivir solo brinda ese cosquilleo de emoción y miedo por aquello que es nuevo y desconocido para uno. Asimismo, esta experiencia es enriquecedora y se puede aprender de ella.

Sin embargo, cuando se está viviendo solo pueden aparecer determinadas dudas que crean inseguridad. ¿Qué hacer si estas no se saben gestionar? Hoy te vamos a descubrir 5 consejos para afrontar el vivir solo de una mejor manera.

Afrontar el vivir solo: un proceso personal

A veces es difícil animarse a salir por primera vez del nido, abandonar la casa donde has estado durante años con la familia y probar a ser independiente. Sin duda, tal y como señala un estudio desarrollado por la investigadora Sandra Gaviria Sabbah, vivir fuera de casa es una experiencia que te brindará diferentes cosas.

Pese a esto, hay días o épocas en las cuales quizás no estés seguro de la decisión que tomaste; algo que es comprensible. Por eso, para esos momentos, te damos algunos aspectos positivos que quizás no hayas todavía valorado. ¡Toma nota!

1. Ahora solo importan las decisiones propias

¿Sobrevaloramos la necesidad de encontrar pareja estable?

Para afrontar el vivir solo de la mejor de las maneras tienes que ser consciente de que ahora las únicas decisiones que van a importar van a ser las que tú tomes. No tienes que pedirle permiso a nadie, eres tú quien decidirá todo con respecto a tu vida y tu hogar.

Esto puede ser emocionante, pero también puede hacer que las inseguridades afloren. Hasta el momento tenías apoyo, pero ahora tú eres la única persona con la que cuentas. Y, aunque es liberador, también te puede hacer sentir en una cuerda floja cada vez que tengas que tomar una decisión.

El consejo que te damos es que esta es una oportunidad para aumentar la seguridad y confianza en ti mismo. Dale una patada a esas inseguridades y atrévete, arriésgate… No tengas miedo de tomar una mala decisión, de no estar seguro, porque de esto vas a aprender.

2. Aprende a disfrutar de ti, uno de los aspectos clave para afrontar el vivir solo

Cuando vives solo, uno de los problemas con los que te puedes encontrar es que nadie te va a estar esperando en casa. Comerás y cenarás solo, estarás viendo la tele solo, te despertarás solo… Y esto no tiene por qué generarte ningún tipo de tristeza.

Vivir solo es fantástico para que aprendas a disfrutar de ti, a estar contigo mismo y empezar a ser consciente de que no necesitas a nadie para sentirte bien y feliz. Además, según un artículo publicado por la Revista de la Facultad Nacional de Salud Pública, las personas que no saben estar consigo mismas están abocadas a la infelicidad.

3. Tendrás que hacerlo todo tú

cocinar saludable

La loza, la limpieza del hogar, comprar lo necesario… De estas cosas ahora te vas a tener que encargar tú y te darás cuenta de que es algo tedioso. No obstante, también tiene su lado bueno y tienes que aprender a verlo.

Hacerlo todo tú te permitirá ser más responsable pero, sobre todo, te forzará a que te organices de una mejor manera. Ya no solo el trabajo y las relaciones sociales serán importantes, tu casa también necesitará de atención.

4. Vas a salir de la zona de confort

Con lo que te hemos señalado hasta el momento, afrontar el vivir solo te obliga, de manera irremediable, a salir de la zona de confort en diferentes sentidos. Por ejemplo:

  • Aunque no te apetezca hacer la compra cada semana, no te quedará otra si quieres comer.
  • Aunque no quieras limpiar, cuando el polvo se acumule y la alergia empiece a aflorar, no te quedará otra que hacerlo para evitar sentirte mal.

En definitiva, hay varias tareas que no te van a apetecer porque ese “yo” que antes no vivía solo se sentía cómodo. Sin embargo, ahora las cosas han cambiado.

Esto, aunque al principio no lo parezca, es positivo. Salir de la zona de confort te mantiene activo, alerta, te permite aprender cosas nuevas y te ayuda a enfrentar aquellas inseguridades que tengas.

5. Aprenderás cosas nuevas

Efectos negativos del teléfono móvil.

Cuando vivas solo, puede que la idea de pedir comida a domicilio para no tener que cocinar sea una de las premisas. No obstante, cuando el dinero empiece a escasear en el bolsillo y la salud se vea afectada, quizás te plantees hacerlo aunque no te guste porque la realidad es que no siempre hay que cocinar por gusto, a veces se cocina por obligación.

No obstante, te darás cuenta de lo bien que te sientes al haber hecho esos huevos sin que se hayan roto, o esas patatas sin que se hayan llegado a quemar. Y así, poco a poco, aprenderás nuevas recetas y cocinar ya no te resultará tan desagradable.

Afrontar el vivir solo ahora te servirá para el mañana

En la vida hay varias cosas que uno no supone a la hora de enfrentarse al hecho de vivir solo. Ahora bien, una vez te encuentren en esta situación, procura percatarte de todo lo positivo que puedes obtener de esta experiencia.

¿Y tú? ¿Qué has aprendido de vivir solo? Comparte las vivencias que tengas abajo en los comentarios si te has dado cuenta de la parte bonita de este inicio, un inicio del camino que te va a hacer evolucionar como persona independiente.

Te podría interesar...
Vivir es lo único urgente, lo demás es secundario
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Vivir es lo único urgente, lo demás es secundario

A veces se nos olvida que lo único urgente es vivir. ¿Cómo abordar aquello que es secundario para ser más felices? Te lo contamos.



  • Cardona J., Jairo L. y Villamil G., María M. y Henao V., Eucaris y Quintero E., Ángela (2009). Concepto de soledad y percepción que de su momento actual tiene el adulto mayor en el municipio de Bello, Colombia, 2007. Revista Facultad Nacional de Salud Pública, 27 (2), 153-163. [Fecha de Consulta 28 de Febrero de 2021] . ISSN: 0120-386X. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=120/12011791006
  • Gaviria Sabbah, Sandra (2002). Retener a la juventud o invitarla a abandonar la casa familiar. Análisis de España y Francia. Revista de Estudios de Juventud, ISSN-e 0211-4364, Nº. 58, 2002 (Ejemplar dedicado a: Emancipación y Familia), págs. 41-46. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3256776