7 alimentos que debes incluir en tu dieta para mejorar la rosácea

Ivan Aranaga Amengual·
04 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la fisioterapeuta y nutricionista Sofía Quintana Alonso al
24 Enero, 2020
Para mejorar la rosácea es fundamental conocer qué alimentos funcionan como desencadenantes y eliminarlos de nuestra dieta.

Para mejorar la rosácea no solo contamos con la ayuda de los cosméticos. También, podemos darle un impulso a través de la mejora de nuestra alimentación. Por eso, en este artículo te explicaremos cuáles son los alimentos que deberíamos introducir más en nuestra dieta.

La rosácea es una enfermedad que afecta la piel, sobre todo la de la cara y, en algunos casos, también los ojos. Esta condición provoca hinchazón, enrojecimiento y lesiones cutáneas parecidas a las que produce el acné.

Su origen se desconoce, pero existen elementos que incrementan las posibilidades de padecerla. Tales como tener piel, ojos o cabellos claros, ser mujer y tener entre 30 y 60 años de edad. Al menos esto es lo que señala este estudio.

La rosácea provoca una inflamación de los vasos sanguíneos que se encuentran debajo de la piel y, en ciertos casos, se relaciona con trastornos oculares. La razón está en que muchas personas presentan síntomas en los ojos, tales como sequedad, enrojecimiento y picazón.

La rosácea no tiene cura

Rosácea en la piel de la mejilla
La rosácea tiende a localizarse en el rostro en mujeres mayores de 30 años

En la actualidad, la rosácea aún no tiene cura, por lo que su tratamiento se centra en aliviar sus síntomas. En algunos casos se recetan ciertas medicinas, pero en otros es necesario la cirugía.

De hecho, la Dra. Jonette E. Keri explica que: “el tratamiento inicial de la rosácea involucra evitar los factores desencadenantes (incluido el uso de protector solar). Pueden utilizarse antibióticos o ácido azelaico para la enfermedad inflamatoria. El objetivo del tratamiento es el control de los síntomas, no la cura de la enfermedad”.

La rosácea se exterioriza a través de brotes que suelen desencadenarse por elementos como la alimentación. De hecho, ciertos productos tienen la capacidad de agravar los síntomas de esta afección.

En este sentido, es imprescindible conocer en detalle cuáles son los alimentos que pueden perjudicar a tu piel.

¿Cuál es la mejor dieta para mejorar la rosácea?

Para mejorar la rosácea necesitas cumplir con una dieta que sea equilibra y balanceada. Sin embargo, existen infinitas variedades de regímenes dietéticos.

Diferentes expertos aseguran que la composición nutricional de ciertos alimentos está relacionada a la aparición de los brotes de la rosácea. Por este motivo se recomienda que cada paciente aprenda a reconocer los productos que le favorecen.

Hoy descubriremos algunos que podemos empezar a introducir en nuestra dieta, si no lo hacíamos antes, que pueden ayudarnos a mejorar y controlar esta condición.

Lee: Alimentos para tener una piel más saludable

Alimentos para mejorar la rosácea

Los expertos en salud consideran que una alimentación adecuada puede brindar múltiples beneficios al organismo. Por ello, se considera que llevar una dieta equilibrada  cuando se tiene rosácea puede contribuir con el mantenimiento de una buena calidad de vida y el control de ciertos síntomas de la rosácea.

No existe un modelo de dieta en concreto para la rosácea, sin embargo, sí existen planes de alimentación recomendables, a modo de guía, como la dieta mediterránea y el plato de Harvard.

¿Y qué alimentos no podrían faltar en la dieta?

  • Hortalizas: como en toda dieta, nunca nos deben hacer falta las hortalizas que aportan múltiples vitaminas y nutrientes a nuestro organismo. Eso sí, evita las espinacas, los tomates y los aguacates.
  • Carnes magras: se dice que el pollo y el pescado son muy buenos para la rosácea, pues son más saludables y cuentan una menor cantidad de grasa, motivo por el cual ayudan conservar un bajo nivel de calor corporal. El calor es uno de los agentes desencadenantes de los brotes de esta enfermedad crónica.
  • Omega 3: los alimentos ricos en omega 3, tales como los pescados, ejercen una función antiinflamatoria que favorece la disminución de la hinchazón. Puedes consumir nueces, salmón, caballa y germen de trigo.
  • Bayas: por su contenido de antioxidantes, se dice que los arándanos, cerezas y moras ejercen en el cuerpo una acción vasoconstrictora. Esta es beneficiosa en el momento de disminuir la inflamación de los vasos sanguíneos que se encuentran debajo de la piel. A su vez, reducen el enrojecimiento.
  • Cebolla: por su contenido de proteínas, potasio, vitamina C y flavonoides, se dice que este alimento puede contribuir con la salud de la piel.
  • Alimentos ricos en vitamina A: esta vitamina es esencial para el bienestar de nuestra piel. El pimiento rojo, la zanahoria, la papaya, la zanahoria, la calabaza y el melón son ricos en este nutriente.

Descubre: ¿Por qué es importante comer frutas y verduras según la OMS?

Alimentos no aptos para la rosácea

El alcohol es perjudicial para la salud renal
Las bebidas alcohólicas incrementan la carga sobre los riñones y aumentan el estrés. En consecuencia, pueden complicarse las enfermedades.

Ahora que ya sabes los alimentos beneficiosos para la rosácea, también debes saber evitar aquellos que pueden empeorarla:

  • Café.
  • Chocolate.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Zumo de tomate y naranjas.
  • Zumos, aguas saborizadas, tés y otras bebidas industriales
  • Alimentos condimentados o muy picantes como pimienta, chile, adobo, jengibre, soja, mostaza, así como otras especias o salsas.
  • Carnes de res y todas aquellos productos que contengan grasas trans.
  • Comestibles a base de grasas, azúcar y harinas refinadas, tales como bizcochos, pasteles, bollería, dulces y patatas fritas.

Ante cualquier duda, lo mejor es que consultes con tu médico. Recuerda que no todos los organismos son iguales y que, lo que le puede resultar bien a una persona, a ti te puede perjudicar.

  • Gil Díaz, M. J., Boixeda de Miguel, J. P., Truchuelo Díez, M., & Morais-Cardoso, P. (2011). Rosácea: revisión y nuevas alternativas terapéuticas. Semergen. https://doi.org/10.1016/j.semerg.2010.08.004
  • Bhargava, R., Chandra, M., Bansal, U., Singh, D., Ranjan, S., & Sharma, S. (2016). A Randomized Controlled Trial of Omega 3 Fatty Acids in Rosacea Patients with Dry Eye Symptoms. Current Eye Research. https://doi.org/10.3109/02713683.2015.1122810
  • Ramírez, V. G., Hernández, A. T., Rojas, R. F., Inés, J., & Rueda, V. (2011). Rosácea: enfoque dermatológico y oftalmológico. Med UNAB.