¿Qué son las grasas hidrogenadas?

12 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
En un informe el Comité de Expertos de la OMS destaca la necesidad de reducir significativamente o de eliminar los ácidos grasos trans de la producción industrial en los alimentos.

Hay muchos tipos de grasas en los alimentos, algunas son saludables y otras son perjudiciales. Las grasas hidrogenadas son lípidos vegetales que dentro del organismo pueden poner en peligro la salud a medio y largo plazo.

Por este motivo se desaconseja su consumo de forma habitual. A pesar de que mejoran la palatabilidad de los alimentos, no deben de estar presentes en la dieta de manera regular.

Se trata de las también llamadas grasas trans, las cuales cambian su composición, su aspecto y su textura. Conoce más sobre este tipo de grasas en este artículo ¡No te lo pierdas!

¿Qué son las grasas hidrogenadas?

Las grasas hidrogenadas o grasas trans, son grasas que se generan mediante un proceso químico. Son las que más indicadores tienen en su contra, hecho que hace que ningún experto las recomiende, ni siquiera en porcentajes bajos. Existen artículos científicos, como el publicado en la revista Pediatrics in Child Health, que vinculan el consumo de este tipo de lípidos a un mayor riesgo de enfermedad.

Podríamos decir que deben ser evitadas en la medida de lo posible. Obtenidas a partir de la hidrogenación de aceites vegetales (con lo que pasan de insaturadas a saturadas con la forma trans), son mucho más perjudiciales que las saturadas presentes en la naturaleza.

Te puede interesar leer: 6 alimentos que no sabías que tenían altos niveles de colesterol malo (LDL)

¿Cómo se obtienen las grasas trans o hidrogenadas?

Fuente de grasas hidrogenadas
Las grasas hidrogenadas son sometidas a un proceso químico que beneficia a sus fabricantes, sobre todo porque su costo es inferior al de otras grasas.

Las grasas trans o hidrogenadas se generan a partir de un proceso químico que tiene muchas ventajas para los fabricantes, principalmente su coste, pues son más baratas que otro tipo de lípidos. Este tipo de nutrientes suponen un peligro para la salud.

Las industrias alimentarias introducen hidrógeno en ciertos ingredientes que contienen grasa de forma natural en estado líquido, como por ejemplo los aceites. Lo hacen cuando están a una temperatura muy alta para que pasen a ser sólidos.

De esta manera se consigue que los alimentos se conserven en perfecto estado durante más tiempo, tengan un aspecto más apetitoso y sean más fáciles de cocinar porque es más difícil que se estropeen durante el proceso de cocinado.

¿Qué efectos tienen sobre la salud?

Las grasas trans o hidrogenadas se encuentran en la mayoría de alimentos procesados. Piensa que consumir tan solo 5 g de grasas trans al día ya se considera peligroso para la salud.

Son las grasas más perjudiciales de acuerdo con un estudio publicado en la revista BMJ. Su consumo se vincula con un mayor riesgo de mortalidad según dicho artículo. Es conveniente evitarlas o reducir al máximo su consumo. Aumentan el riesgo de padecer enfermedades como:

  • Cardiovasculares y arterioesclerosis: pueden elevar los niveles de colesterol dañino y triglicéridos, al tiempo que disminuyen los de colesterol saludable.
  • Cáncer: pueden llevar al organismo a construir hormonas y membranas celulares defectuosas, tal y como afirma una investigación publicada en la revista Clinical Nutrition.
  • Cerebrales: inhiben la acción de los ácidos grasos esenciales, retrasando el crecimiento y la maduración del cerebro.
  • Metabólicas y diabetes.

En un informe el Comité de Expertos de la OMS destaca la necesidad de reducir significativamente o de eliminar los ácidos grasos trans de la producción industrial en los alimentos.

Los consumidores no somos plenamente conscientes de los efectos que una ingesta elevada de ácidos grasos trans tienen sobre la salud y especialmente la salud cardiovascular.

Alimentos o productos que las contienen 

Alimentos con grasas hidrogenadas
Las grasas hidrogenadas están presentes en una amplia variedad de productos de consumo regular.

Las grasas hidrogenadas son baratas y tienen una consistencia ideal para elaborar una gran gama de productos.

Además su sabor es muy palatable y agradable, y su tiempo de conservación es mayor que el de otro tipo de grasas. ¿Sabes qué productos contienen estas grasas trans tan nocivas para la salud?

  • Bollería industrial.
  • Galletas.
  • Platos precocinados.
  • Snacks.
  • Margarinas.
  • Golosinas.
  • Comida rápida en general.
  • Fritos.

Lee también: 8 alimentos con mayor cantidad de grasas

Cómo evitar las grasas hidrogenadas

Para evitar las grasas, lo primero es evitar los productos procesados, por lo que es recomendable consumir productos frescos que no contengan este tipo de grasas ni otros productos añadidos.

Y si tu compra la realizas principalmente en el supermercado, lee las etiquetas antes de comprar un producto procesado. Es importante que te asegures de que los productos de tu cesta no contengan ingredientes que no son saludables.

Aquí no entran solo las grasas hidrogenadas, sino también el azúcar u otros almidones. Y si dice que contiene grasas vegetales, hay que ver de qué tipo son esas grasas. Evita los ácidos grasos trans y las grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas.

Si acostumbras a comprar muchos productos procesados o precocinados puede parecerte difícil. No obstante, es importante cambiar de hábitos para lograr seguir un estilo de vida saludable.

Consume menos grasas hidrogenadas para mejorar la salud

Como has podido comprobar, el consumo de este tipo de lípidos se asocia con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades. Por este motivo resulta crucial restringir su consumo. Priorizar la ingesta de alimentos frescos frente a la de procesados resulta una buena opción a nivel de salud.

  • Anjom Shoae J., Sadeghi O., Larijani B., Esmaillzadeh A., Dietary intake and serum levels of trans fatty acids and risk of breast cancer: a systematic review and dose response meta analysis of prospective studies. Clin Nutr, 2020. 39 (3): 755-764.
  • Marchand V. Las grasas trans: lo que los médicos deben saber. Salud infantil pediátrica . 2010; 15 (6): 373–378. doi: 10.1093 / pch / 15.6.373
  • Souza RJ., Mente A., Maroleanu A., Cozma AI., et al., Intake of saturated and trans unsaturated fatty acids and risk of all cause mortality, cardiovascular disease, and type 2 diabetes: systematic review and meta analysis of observational studies. BMJ, 2015.