7 beneficios sorprendentes de beber 2 litros de agua al día

La costumbre de beber 2 litros de agua al día, además de ser muy adecuada para depurar toxinas y mantenernos hidratados, nos ayuda a tener más vitalidad y energía
7 beneficios sorprendentes de beber 2 litros de agua al día
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 21 octubre, 2020.

Escrito por Elena Martínez Blasco, 22 enero, 2017

Última actualización: 21 octubre, 2020

La recomendación de beber 2 litros de agua al día se ha realizado muchas veces en el ámbito popular desde hace años. Esto es porque se ha reconocido lo saludable que resulta para el organismo el agua, también llamado “el líquido vital”.

Beber agua no solo hidrata, sino que también permite el buen funcionamiento de los órganos y sistemas de todo el cuerpo. A su vez, esto permite ganar en bienestar y energía para realizar todas las actividades del día a día, incluyendo esa sesión de entrenamiento en el gimnasio. Por otra parte, al ayudar a hidratar el órgano más extenso del cuerpo, la piel, también ayuda a tener un buen aspecto.

Beneficios de beber 2 litros de agua

Como veníamos comentando, el hecho de beber agua es uno de los gestos más sencillos y efectivos que podemos realizar para sentirnos bien a diario. De hecho, es muy útil para combatir la sed, un dolor de cabeza y otras molestias comunes de intensidad leve, incluyendo esa sensación de “mal cuerpo” o “falta de energía” a primera hora de la mañana.

La mayoría de las personas beben agua solamente cuando tienen sed, creyendo que esto es más que suficiente. Así, se limitan a beber uno o dos vasos al día, sin tener en cuenta que para mantener una hidratación adecuada, hace falta beber algo más que dos vasos de agua.

Si bien es importante beber agua en función de la sed a lo largo del día, también hay que estar conscientes de que no hay que conformarse con beber uno o dos vasos al día, y “complementar” el resto con otras bebidas, como un jugo de frutas, un vaso de alcohol, o varios vasos de refresco de cola. Ninguna bebida puede sustituir el aporte del agua.

Los expertos de Hydration for Health explican que “el agua representa de media el 60 % del peso corporal en los hombres adultos, y el 50-55% en las mujeres (EFSA 2010; IOM 2004). Esto significa que, en un hombre de peso medio (70 kg), el contenido de agua corporal es de unos 42 litros”.

Por otra parte, aclaran que “la masa relativa a la grasa corporal influye directamente en la cantidad total de agua del cuerpo. Esto explica la influencia de la edad, el sexo y la forma física en el contenido total de agua en el cuerpo”, lo que quiere decir que la cantidad de agua que cada persona necesita beber a diario varía según su edad, complexión, sexo y otros factores relacionados con el estilo de vida (si es activo o sedentario, etc.).

Beber agua para estar hidratados
Los niños deben rehidratarse con más regularidad. Es primordial priorizar el consumo de bebidas naturales y evitar aquellas que son azucaradas o estimulantes.

Por todo lo anterior, sería conveniente acostumbrarnos a beber en torno a 8 vasos de agua, repartidos a lo largo del día y separados de las comidas. Veamos a continuación algunos de los beneficios que esta sencilla acción podría suponernos.

1. Una piel hidratada y sin arrugas

Con el paso de los años la piel va perdiendo su contenido en agua, lo que la predispone a padecer cada vez más arrugas. Por este motivo, las personas que tienen la piel seca todavía se exponen más a sufrir arrugas prematuras.

Beber 2 litros de agua nos ayuda a mantener una piel hidratada, firme, luminosa y sin marcas de expresión durante más tiempo. Por supuesto, deberemos complementarlo con los cuidados externos adecuados.

Lee: Entrevista a Rocío Gil Redondo, el cuidado de la piel y las últimas técnicas de rejuvenecimiento

2. Más energía y vitalidad

Las personas que se sienten más cansadas de lo habitual deberían probar a beber más para recuperar la vitalidad perdida. Los riñones están relacionados con nuestros niveles de energía, por lo que debemos equilibrar su función de la manera más natural: bebiendo agua.

En muchas ocasiones optamos por suplementos energéticos cuando tenemos la solución a nuestro alcance y, además, sin riesgo de sufrir efecto secundarios como nerviosismo o insomnio.

Chica bebiendo agua de una botella.

3. Reducción de dolores articulares

Para tener unas articulaciones saludables debemos mantenerlas hidratadas desde dentro. Por lo tanto, si sufrimos dolores de tobillo, rodilla, cadera o codo, por ejemplo, no deberíamos dejar de probar este asombroso remedio, también válido para prevenir trastornos articulares.

De este modo, estaremos actuando sobre la causa del problema, a diferencia de muchos tratamientos que solamente buscan paliar los síntomas de manera puntual.

Por supuesto, hay que combinar la ingesta diaria de agua con otros buenos hábitos de vida para cuidar de las articulaciones y músculos adecuadamente. Para conocer más acerca de ello, siempre podemos consultar con el médico de cabecera.

4. Menos apetito a todas horas

¿Cuántas veces nos ha pasado que hemos terminado de comer, estamos llenos y, sin embargo, tenemos la tentación de picar algo? La manera más sencilla de comprobar si es hambre real o solo sed es bebiendo un vaso de agua cada vez que vayamos a comer algo entre horas. Si el hambre desaparece de golpe, quizás solo teníamos hambre “emocional” o ansiedad por comer. Si no desaparece, entonces hay que buscar alimento para terminar de saciar el apetito. Para ello, una excelente opción es la fruta.

5. Prevenir infecciones de orina

Si sufrimos infecciones de orina de manera habitual o incluso si ya son crónicas, debemos seguir el buen hábito de beber 2 litros de agua al día. De esta manera mantendremos el sistema urinario limpio y libre de toxinas.

6. Combatir el estreñimiento

Aunque el estreñimiento puede deberse a múltiples motivos y siempre debemos tener en cuenta la alimentación, es fundamental beber agua suficiente para facilitar la digestión de la fibra de los alimentos. De este modo facilitaremos la evacuación, sobre todo si nuestras heces son pequeñas y secas.

Además, beber agua fuera de las comidas favorece el funcionamiento del sistema digestivo, lo que a su vez contribuye a una buena salud intestinal.

¿Quieres conocer más? Lee: Tipos de fibras que más ayudan a la microbiota

7. Prevenir y aliviar dolores de cabeza por deshidratación

beber agua

Muchos dolores de cabeza pueden estar causados por deshidratación (entre otros factores). Por tanto, el consumo de agua es recomendable tanto para prevenir como para aliviar esta molestia. Como explican los expertos de Mayo Clinic, “los medicamentos recetados o de venta libre pueden ayudar, pero el simple hecho de cuidarse muy bien uno mismo también puede ayudar a evitar un dolor de cabeza fuerte”.

¿Y bien? ¿Consumes suficiente agua en tu día a día? ¿Qué tal si empiezas a mejorar esto para sentirte mejor?

Te podría interesar...
2 dietas que aceleran tu metabolismo y te ayudan a perder peso
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
2 dietas que aceleran tu metabolismo y te ayudan a perder peso

¿Estás tratando de acelerar tu metabolismo para perder peso? Te presentamos dos modelos de dieta saludable que te pueden ayudar en tu objetivo.