12 mejores posturas sexuales para gays

La intimidad es uno de los momentos en que los hombres consiguen olvidarse del mundo y ser plenamente felices. Por lo tanto, innovar con las mejores posturas sexuales podría favorecer esos encuentros.
12 mejores posturas sexuales para gays
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López.

Última actualización: 08 agosto, 2022

Aquellos que creen que la intimidad entre hombres es bastante limitada, realmente no se han ocupado de investigar sobre ello. Las mejores posturas sexuales para gays que te proponemos en este artículo son solamente las que encabezan una amplia lista. ¡Existen muchas más!

Es muy probable que, cuando se comienza a cambiar la rutina en la cama, ya no se desee volver a repetir las de aquella primera vez. ¿Quieres descubrir las mejores posiciones sexuales para quienes se entregan al placer sin reservas? Conócelas a continuación.

12 posturas sexuales para gays

Las nuevas experiencias reavivan la llama de la pasión en la pareja. Y esto no solo aplica para relaciones heterosexuales. Por eso, queremos detallar las posiciones sexuales más placenteras para gays. Descúbrelas en la siguiente lista.

1. El perrito

7 mejores posturas sexuales para gays

Muchas personas sienten predilección por esta postura del perrito. Ahora, en el caso de los hombres homosexuales, esta viene a ser una de las favoritas, ya que es muy favorecedora para disfrutar y alcanzar el placer en pareja.

¿Cómo hacerla?

  • Quien actúa de pasivo se coloca a cuatro patas.
  • Su compañero se sitúa por detrás, arrodillado. De esta manera, tiene vía directa.
  • Por el ángulo de penetración, la misma es profunda y muy excitante.
  • El miembro de la pareja que permanece delante, puede ayudar con balanceos de su cuerpo o cambiando la posición de su espalda.
  • Acercar el pecho hacia la superficie le otorga otras sensaciones extra durante el coito.

2. La fusión

Dentro de las mejores posturas sexuales para gays, la fusión tiene un lugar de privilegio. Es equilibrada y permite al pasivo dominar el ritmo y la intensidad de la penetración. Mientras tanto, el activo se dedica a relajarse y satisfacer sus deseos con los movimientos ajenos.

¿Cómo hacerla?

  • Quien hace de activo se sienta en la cama apoyando sus brazos en los laterales con la espalda inclinada hacia atrás.
  • A continuación, la pareja se coloca encima enfrentado y tomando la misma postura.
  • El resto es cuestión de gusto.

3. La sorpresa

A la mayoría de personas les suele llenar de orgullo sentirse atractivos y excitar a su pareja en cualquier ocasión. Recibir una propuesta erótica por sorpresa es, en ocasiones, tan estimulante que no muchos se podrán resistir. Esta es una de las mejores posturas sexuales para gays, la cual no necesita de muchos preparativos.

Si solo se tienen unos minutos para la intimidad, esta versión del perrito de pie es ideal, sobre todo, si sabes que a tu pareja le seduce ser sorprendido y tiene la disposición para iniciar un encuentro lleno de erotismo y pasión. Así, ambos podrán llegar a alcanzar el clímax ideal.

¿Cómo hacerla?

  • Tan solo toma a tu pareja por detrás disimuladamente.
  • Tu compañero lo único que debe hacer es quitarse la ropa (o bajar el pantalón) e inclinarse hacia adelante.

4. La cucharita

Esta postura es un clásico entre los más románticos; aquellos a los que les gustan los abrazos durante las relaciones sexuales. Además, suele ser practicada entre quienes disfrutan del famoso ‘sexo mañanero’.

Cuando despiertan al amanecer, abrazados, ambos mirando hacia el mismo horizonte, la cucharita puede llegar a ser una tentación casi inevitable. Con esta posición, la contención y la pasión se conjugan perfectamente en esos instantes de entrega mutua.

¿Cómo hacerla?

  • Quien está por detrás puede penetrar y utilizar sus manos para estimular el resto del cuerpo.
  • El pasivo, por su parte, está en total libertad para masturbarse durante el acto. Además, tiene la posibilidad de girar su cabeza y recibir los besos más apasionados.

5. La cucharita al revés

Se trata de una postura algo complicada, que requiere de un poco de fuerza de parte de quien está debajo, que en este caso es el activo.

  • Quien queda debajo se acuesta boca arriba.
  • El otro también, solo que lo hace no en la cama, sino encima de su pareja.
  • Entonces, el pasivo encoge las piernas, llevando las rodillas hacia el pecho, mientras el activo lo penetra.

6. El 69

El sexo oral no puede quedar fuera de la lista, y muchos gays logran grandes emociones con el 69. Esta es, sin duda, una buena opción para conseguir placer y estimularse al mismo tiempo. En algunas situaciones, se utiliza como un paso previo a la penetración. En otras, se convierte en todo el acto sexual por sí mismo.

¿Cómo hacerla?

  • Según sea el tamaño de los cuerpos, se intenta con un hombre encima del otro colocado de manera inversa.
  • A continuación, se inicia la estimulación de los genitales usando la lengua y las manos.
  • También, se puede mantener esa misma posición pero de lado. Así, ninguno soporta el peso del otro y resulta más sencillo.

7. El vaquero clásico

Tal como su nombre lo da a entender, es una posición que recuerda al hecho de estar sobre un potro. Solo que en este caso es el activo el que hace de caballo y el jinete será el pasivo.

¿Cómo hacerla?

  • El activo permanece acostado en la cama, boca arriba.
  • Su compañero se sienta sobre sus genitales, mirándolo de frente y dominando el coito con sus movimientos.

8. El vaquero inverso

Es similar a la anterior en algunas cosas. Por ejemplo, en el hecho de que en esta el pasivo se coloca encima mientras el activo permanece debajo. No obstante, la diferencia radica en que quien está encima ahora da la espalda.

¿Cómo hacerla?

  • El activo, como se mencionó, se encuentra acostado boca arriba.
  • Su compañero se sienta encima, pero dando la espalda.
  • Quien está debajo debe dirigir el miembro, para ayudar en la penetración.
  • El que está arriba controla el ritmo; sin embargo, quien hace de activo puede ayudar haciendo caricias en la espalda a su compañero.

9. El trono

No siempre el sexo se practica en una cama, por lo que tener otras alternativas puede ayudar. Hacerlo sentados también es una opción muy sensual y la penetración se puede hacer tan profunda como se desee.

En este caso, esta postura sexual para gays se hace en un sofá o una silla. Es como una variación del vaquero, con el activo debajo y el pasivo arriba. Puede hacerse mirando de frente o dando la espalda.

Para hacerlo realmente satisfactorio, solo deben buscar lo que sea más placentero para cada uno. El ritmo, la fuerza y la frecuencia son los factores fundamentales de esta posición. Así que, hacer ciertas variaciones en los movimientos, los hará terminar con una pasión incalculable.

10. La profunda

7 mejores posturas sexuales para gays

Tener contacto visual es imprescindible algunos días. Si este es el caso, ‘la profunda’ es la posición perfecta. Es muy aconsejable en las reconciliaciones o cuando uno de los dos está con baja autoestima. Que te miren a los ojos y te digan palabras afectuosas puede ser lo que necesitas para recuperarte de un mal día.

¿Cómo hacerla?

  • El hombre que realizará la penetración se debe arrodillar frente a su pareja.
  • Esta, por su lado, elevará sus piernas flexionadas a cada lado.
  • Cada gesto y vibración muscular pueden ser analizados si mantienen la luz encendida. Un consejo es medir la intensidad para no provocar lesiones

11. El luchador

Esta es otra postura que requiere un poco de fuerza. Se puede hacer si uno de los miembros de la pareja pesa menos y el otro lo puede cargar.

¿Cómo hacerla?

  • El activo permanece de pie mientras carga en vilo a su pareja.
  • El pasivo debe encoger las piernas para facilitar la penetración.
  • Puede resultar muy excitante, tratar de mantener tanto el movimiento como el equilibrio; aunque obviamente no es algo para todo el mundo.

12. La carretilla

Comienza de una manera similar a la sorpresa, solo que en este caso debe ser algo previamente acordado, ya que luego surge un cambio.

¿Cómo hacerla?

  • El pasivo permanece de pie, inclinándose hacia delante. Debe tener algo de donde agarrarse, como unos barrotes o el borde de una ventana.
  • El activo lo penetra desde atrás.
  • Pero entonces levanta las piernas del pasivo, las cuales quedarán luego enrolladas a su alrededor.
  • De esta manera, el pasivo quedará en el aire, sostenido por su pareja y por las manos, que están agarradas de los barrotes o la ventana.

Algunas recomendaciones y precauciones

Ya sea que te encuentres con tu pareja habitual o, si no la tienes, con alguien a quien conociste, antes de probar con estas posturas sexuales para gays, debes tomar algunas precauciones, para evitar los riesgos de ETS, así como por tu salud en general.

Al respecto, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Recuerda que el ano no lubrica de manera natural, por lo que es bueno usar un producto que supla estas funciones.
  • La higiene, un buen lavado y rasurado puede favorecer el disfrute.
  • No olvides el uso del preservativo, sobre todo si no estás con una pareja habitual.

Nuevos caminos para el placer

Si quieres tener encuentros más placenteros, busca una buena ocasión para comenzar a practicar con estas posturas sexuales para gays. Tal vez alguna de ellas te pueda impulsar a iniciar un camino de nuevas sensaciones.  ¿Qué estás esperando? Cuéntale a tu pareja todo lo que pueden hacer y disfruten al máximo.

Te podría interesar...
Las 5 mejores posturas para lesbianas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Las 5 mejores posturas para lesbianas

La mayoría de la información erótica es para heterosexuales. ¿Y las mujeres que quieren disfrutar con otras? Descubre las 5 mejores posturas para l...



  • García Reza C. Factores sociales y su asociación con el comportamiento sexual de riesgo para adquirir enfermedades de transmisión sexual. CIENCIA ergo-sum. 2001; 8(2): 162-168.
  • Teva I, Bermúdez M, Ramiro M. Satisfacción sexual y actitudes hacia el uso del preservativo en adolescentes: evaluación y análisis de su relación con el uso del preservativo. Revista Latinoamericana de Psicología. 2014; 46(2): 127-136.
  • Rojas Herra L. Cruising: la apropiación fortuita del espacio público para mantener relaciones sexuales esporádicas entre hombres. Rev. Rup. 2016; .6(2): 329-344.
  • Gallotti A. Kama-sutra gay: Para disfrutar a tope de la sexualidad. Barcelona: Ediciones Martínez Roca, 2003.