8 alimentos que pueden ayudar a prevenir un infarto cerebral

Valeria Sabater·
22 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
29 Diciembre, 2018
Una taza de té verde al día nos permite luchar contra el envejecimiento cognitivo. También es rico en antioxidantes y nos ayuda a depurar el hígado

El infarto cerebral es la tercera causa de mortalidad en el mundo, detrás de las enfermedades cardíacas y del cáncer. Si bien es cierto que a día de hoy no es posible evitar al 100 % el sufrir un accidente cerebrovascular, son muchos los estudios que nos indican que el llevar unos hábitos de vida saludables ayuda a reducir el riesgo de sufrir diversos problemas de salud.

El esfuerzo vale la pena y permite gozar de una mejor calidad de vida. Así que… ¿Y si a partir de hoy empiezas a incluir estos 10 alimentos en la dieta?

Alimentos que debes introducir en tu dieta para mejorar tu salud cerebral

De acuerdo con los expertos del Instituto Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques de Barcelona:

“La dieta ejerce un papel primordial en la salud cerebrovascular. Una dieta saludable ayuda a controlar factores de riesgo vascular como la hipertensión arterial y el colesterol. Se ha estimado que las intervenciones dietéticas pueden disminuir el riesgo de ictus hasta en un 19 %”.

Teniendo en cuenta los apuntes de los expertos, a continuación te comentaremos cuáles son los alimentos que te conviene incluir en tu dieta para gozar de salud y bienestar.

1. Zanahorias

Zanahorias con betacarotenos.
Las zanahorias contienen betacarotenos y su color es natural, no generado por un aditivo.

Según los expertos de la Universidad de Harvard, las zanahorias son alimentos recomendables para complementar la dieta por su alto contenido de betacarotenos, vitamina A y otros nutrientes esenciales.

También es una verdura muy rica en antioxidantes, que evitan que se nos formen cóagulos en las arterias y que favorecen la circulación sanguínea.

2. Coles de Bruselas

Las coles de Bruselas son ricas en fibra, potasio y en folatos, elementos fundamentales para evitar el colesterol, la acumulación de grasa en nuestras arterias.

3. Aguacate

8 beneficios del aguacate

Basta con consumir medio aguacate al día. Es rico en esos ácidos grasos beneficiosos para el cerebro. Uno de ellos es el omega 3, el cual previene la oxidación celular y su envejecimiento prematuro.

Otras fuentes de ácidos grasos omega 3 son los pescados azules, como el salmón.

Descubre: Los efectos del omega 3 en el cerebro

4. Tomates

El tomate es un cóctel natural de antioxidantes como el licopeno, el cual se sabe que es muy adecuado para prevenir los ictus gracias a su capacidad para reducir la tensión arterial y favorecer la circulación sanguínea.

Todo se debe a una sustancia llamada homocisteína, que se relaciona con una mayor probabilidad de sufrir un infarto cerebral.

5. Sardinas en aceite de oliva

Ideales si las consumes entre una y dos veces por semana. ¿La razón? Son un tesoro natural de grasas saludables, de calcio y vitamina D. Son protectoras naturales de el cerebro. Pero hay un dato que debes conocer: si las abres y no te las terminas, no las guardes nunca en su lata original. Resérvalas en un bol de cristal o cualquier otro recipiente que no sea de metal.

6. Melones y sandías

Ambas frutas son ricas en agua y fibra, pero también contienen cierta cantidad de minerales y antioxidantes. Además, son muy bajas en sodio, perfectas para integrar a una dieta orientada a reducir el colesterol y evitar así el problema de la arteriosclerosis. No dudes en consumir un buen tazón de sandía o melón cada día cuando están de temporada.

7. Té verde

Tazas de té verde
Los efectos antibacterianos del té verde podrían contribuir con la reducción del H. pylori.

El té verde es una bebida que puedes aprovechar para complementar tu dieta de una forma saludable. Es un recurso natural rico en antioxidantes, en polifenoles, en compuestos esenciales para reducir el colesterol y luchar contra el envejecimiento cognitivo.

Para beneficiarte más del té verde y sus propiedades, recuerda consumirlo 40-45 minutos después de tus comidas principales para evitar que interfiera en la absorción de nutrientes.

8. Avena

Según los expertos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN) la avena es un alimento que aporta hierro, magnesio, zinc, fósforo, y potasio, además de aportar folatos y vitaminas B1 (tiamina), B6 y E.

Cuando se consume con regularidad, en el desayuno por ejemplo, la avena nos va ayudar a reducir el nivel de azúcar en sangre y a mantener a raya los niveles de colesterol malo o LDL.

Tampoco hay que olvidar que la avena es un cereal muy adecuado para relajar el cuerpo e inducir al descanso y que aporta nutrientes para la salud cerebral, como es el zinc o el hierro.

Descubre: Ictus: que es y cuáles son los factores de riesgo para padecerlo

Consideraciones importantes para reducir la probabilidad de sufrir un infarto cerebral

Si bien es cierto que los alimentos anteriores pueden ayudarnos a reducir la probabilidad de sufrir un infarto cerebral entre un 30 y un 50 %, es importante que tengas en cuenta también estos aspectos:

  • La dieta debe ser variada y equilibrada. No se trata en absoluto de consumir todos los días lo mismo, sino de combinar adecuadamente los alimentos. Por ejemplo, según nos explica Lyn M Steffen, epidemióloga de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), el hecho de consumir 3 piezas de fruta al día, más 3 de verduras, evita en mayor medida el riesgo de sufrir un infarto cerebral que el limitarnos a consumir 5 piezas de fruta, sin nada de verdura.
  • No pienses que para evitar este tipo de enfermedades debes restringir por completo el consumo de grasas. En absoluto. Debes consumir “grasas saludables como el aceite de oliva o el pescado azul, muy necesarias para la salud.
  • Por último y no menos importante, controla tus situaciones de estrés cotidiano. Lleva una vida donde no olvides combatir el sedentarismo y realices ejercicio moderado a diario.

 ¡Cuida de tu salud general y cuidarás también de tu cerebro!

Los expertos del Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Vithas (NEURORHB) ponen a disposición del público una guía acerca de cómo debe ser la dieta después de haber sufrido daño cerebral.