8 formas de deshacerse de la grasa del vientre

Daniela Echeverri Castro·
09 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
05 Diciembre, 2018
¿Sabías que el arroz blanco, lejos de ser un alimento ligero, aumenta la grasa abdominal? Podemos sustituirlo por su versión integral o bien por otros cereales como la quinoa.

Perder grasa del vientre es quizá uno de los mayores retos que tenemos a la hora de bajar de peso. Si bien la grasa tiende a localizarse en diferentes áreas de nuestro cuerpo, el vientre es el área más difícil de trabajar, ya que requiere mucho esfuerzo y fuerza de voluntad.

Aunque el ejercicio y la dieta ayuda a reducir la grasa abdominal, también es importante tener en cuenta otras recomendaciones que pueden ayudar a conseguir mejores resultados en poco tiempo. Decimos que la grasa abdominal es la más difícil de eliminar, ya que esta zona tiende a acumular más grasa.

Por tanto, un simple descuido, un antojo o cualquier otro inconveniente pueden acabar con semanas e incluso meses de esfuerzo. Por esta razón, debemos ser muy comprometidas con la dieta y seguir varios consejos para lograr los resultados deseados.

1. Bebiendo agua con limón en ayunas

Limonada con chía.
El uso de limón aporta un sabor particular al agua de chía para su consumo fresco.

El consumo de agua con limón en ayunas es un gran apoyo para conseguir un vientre plano y quemar grasa abdominal. Esto se debe a la dosis de vitamina C que aporta, capaz de incrementar la oxidación de los lípidos cuando se realiza ejercicio físico.

El limón tiene propiedades desintoxicantes y depurativas que ayudan a eliminar los desechos del cuerpo. Así, favorece la digestión y contribuye a la quema de grasas. Mezcla el zumo de un limón en un vaso de agua tibia y agrégale una pizca de sal.

Lee más: Agua con limón en ayunas: esto es lo que notan las personas que la toman

2.Evitando el consumo de arroz blanco

El arroz blanco es un alimento refinado que contribuye a aumentar el peso corporal y la grasa abdominal. Si deseas tener un vientre plano valora reducir el aporte de carbohidratos. Las dietas bajas en estos nutrientes han demostrado ser eficaces para lograr dicho objetivo.

La quinoa es un alimento recomendado ya que no tiene colesterol, no forma grasas en el organismo, es de fácil digestión y con un sabor muy delicioso. Este alimento es ideal para mujeres embarazadas, personas con anemia, con problemas de obesidad o celiaquía, ya que no contiene gluten.

Lee más: Receta de arroz con pollo muy al estilo español

3. Reduciendo y evitando el consumo de azúcar

estrategias para perder peso sin dietas restrictivas

El consumo de azúcar incrementa la grasa alrededor del cuerpo, vientre y cintura. Para lograr un vientre plano se debe evitar la ingesta de dulces, bebidas azucaradas y alimentos ricos en grasa trans.

No olvides que el consumo regular de azúcares se relaciona con un mayor riesgo de obesidad y de patologías metabólicas como la diabetes. Así lo demuestra una investigación publicada en Current Diabetes Reports.

4. Bebiendo más agua y menos bebidas industriales

El consumo de agua ayuda a mantener el cuerpo hidratado, activa el metabolismo y estimula la eliminación de desechos del cuerpo.

Lo ideal es beber más de 6 vasos de agua al día. Eso sí, el agua se debe consumir dividida en varias veces al día, pues beberlos en una sola toma no aporta los mismos beneficios y, de hecho, puede ser perjudicial para tu salud. Además, ¡no hay prisa alguna!

Bebiendo más agua a diario y minimizando el consumo de bebidas industriales (incluyendo esas bebidas etiquetadas como light), no solo podremos adelgazar, sino también sumar salud.

Nota: el consumo de agua varía de persona a persona en función de su sexo, edad, estilo de vida y estado de salud. Por ello, no todo el mundo necesita beber obligatoriamente dos litros de agua al día, como se solía creer hace algún tiempo.

No te olvides de leer: ¿Por qué el agua con gas es peligrosa en el embarazo?

5. Comiendo ajo crudo dentro de una dieta adecuada

Aunque el sabor y olor del ajo no son tan agradables como para comerlo crudo, lo cierto es que el esfuerzo vale la pena. El consumo de ajo crudo todas las mañanas apoya la dieta, ya que nos ayuda a quemar grasa con más facilidad.

En este caso, se recomienda comer de dos a ocho ajos crudos, seguidos de un vaso de agua con limón. Este tratamiento ayuda a quemar grasa y también es bueno para mejorar la circulación.

6.Incrementando el consumo de frutas y verduras

Una buena dieta para tener un vientre plano y bajar de peso debe incluir una cantidad importante de frutas y verduras. Se debe evitar el consumo de alimentos procesados y optar por comer alimentos orgánicos.

Tanto las frutas como las verduras se deben comer preferiblemente crudas, bien sea solas, en ensalada o en jugos naturales. Estas contienen fibra, capaz de incrementar la saciedad, según un estudio publicado en European Journal of Clinical Nutrition. Al mismo tiempo se reduce el riesgo de consumir otros productos menos saludables.

7. Eliminando el consumo de ultraprocesados del menú

Comida con aditivos alimentarios
Los alimentos ultraprocesados están repletos de sustancias que

El consumo de alimentos ultraprocesados y refinados es un impedimento para un vientre plano y quemar la grasa. Para eliminar la grasa del vientre es importante evitar carnes procesadas, harinas refinadas y enlatados, ricos en calorías.

Descubre: 5 consecuencias del exceso de ultraprocesados

8. Consumiendo más especias y menos sal

Aunque te cueste trabajo creerlo, las especias son un gran apoyo en la dieta y contribuyen a la pérdida de peso. Especias populares como la canela, el jengibre o la pimienta de cayena nos permiten activar el metabolismo, aportando otros beneficios a la salud. Además, ayudan a disminuir los niveles de azúcar en la sangre para evitar la diabetes.

Como has visto, es posible perder la grasa del vientre, pero será necesario tomar una serie de medidas basadas en ajustes dietéticos. Combina estos consejos con actividad física diaria para lograr tu objetivo.

  • Gardner CD., Trepanowski JF., Gobbo LC., Hauser ME., et al., Effect of low fat vs low carbohydrate diet on 12 month weight loss in overweight adults and the association with genotype pattern or insuln secretino: the DIETFITS randomized clinical trial. JAMA, 2018. 319 (7): 667-679.
  • Yoshida Y., Simoes EJ., Sugar sweetened beverage, obesity, and type 2 diabetes in children and adolescents: policies, taxation and programs. Curr Diab Rep, 2018.
  • Warrilow A., Mellor D., McKune A., Pumpa K., Dietary fat, fibre, satiation, and satiety a systematic review of acute studies. EUr J Clin Nutr, 2019. 73 (3): 333-344.