20 aceites esenciales que debes tener durante el invierno

Los aceites esenciales pueden ser de gran ayuda durante el invierno, bien sea para mejorar el estado de ánimo o para evitar las infecciones frecuentes en esta época del año. De todos modos, deben usarse con precaución.
20 aceites esenciales que debes tener durante el invierno
Franciele Rohor de Souza

Revisado y aprobado por la farmacéutica Franciele Rohor de Souza.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 25 enero, 2022

Los aceites esenciales pueden ser una gran ayuda durante el invierno. Estas sustancias tienen algunas propiedades biorreguladoras y algunos de ellos estimulan las defensas naturales del cuerpo.

Durante el invierno hay frío, vientos, cambios en la presión atmosférica y en el nivel de humedad. Estos y otros factores hacen que se exacerben algunas afecciones. En particular, las respiratorias, las alérgicas y aquellas que tienen que ver con los dolores reumáticos.

Así mismo, no es raro que durante esos meses de frío y recogimiento se incrementen los trastornos del estado de ánimo. También hay aceites esenciales que contribuyen a recuperar el equilibrio emocional. En general, la aromaterapia es una excelente opción para esta etapa del año.

Los beneficios de los aceites esenciales

Los aceites esenciales vienen utilizándose desde hace miles de años. Las culturas orientales, en particular, siempre les han dado gran relevancia. Así mismo, en ayurveda tienen un papel muy importante.

Estas sustancias son fundamentales en la aromaterapia. Se cree que, al estimular los receptores del olfato, se envían mensajes al sistema límbico a través del sistema nervioso.

Así mismo, algunos aceites esenciales contribuyen a eliminar microorganismos. Por lo tanto, son de gran ayuda para prevenir y combatir infecciones durante el invierno.

Aceites esenciales para el invierno

En general, los aromas dulces, cálidos y ácidos son los mejores para el invierno. Lo ideal es que cada persona elija el que más le gusta, ya que esto potencia su efecto. Dentro de los más aconsejables se encuentran los siguientes.

1. Clavo

El calvo es cálido y vigorizante, con propiedades relajantes. Se lo recomienda para aliviar sensaciones de dolor y estimular el sistema digestivo.

2. Canela

La canela tiene efectos reconfortantes y energizantes. Fomenta el bienestar y ayuda a combatir algunas infecciones. Favorecería la regulación de las emociones.

Aceite esencial de canela para el invierno.
La canela se emplea no solo como aceite esencial, sino que también es parte de recetas de infusiones para el invierno.

3. Naranja

El aceite esencial de naranja es uno de los mejores para elevar el estado de ánimo. Es dulce, cálido y ligero. Muy indicado para quienes tienen tristeza frecuente.



4. Jengibre

Otro de los aceites esenciales que es cálido y vigorizante es el jengibre. Es un poderoso tónico y tiene propiedades antiinflamatorias. Ayuda a combatir problemas en el sistema digestivo.

5. Menta

El aceite esencial de menta no solo vigoriza, sino que también ayuda a despejar las vías nasales. También aliviaría el dolor de cabeza y la migraña. Ayuda a reducir el apetito, incrementa la energía y sirve para condimentar las golosinas horneadas.

6. Sándalo

El sándalo tiene un aroma muy agradable y está indicado en especial para relajación. Este es otro de los aceites esenciales que actúa como regulador emocional. Así mismo, es un fungicida natural.

7. Orégano

Aunque el orégano se utiliza más como condimento, también conforma uno de los aceites esenciales más valorados para el invierno. Tiene propiedades antibacterianas y antivirales.

8. Árbol de té

Este es uno de los aceites esenciales clásicos y no es para menos. Ayuda a aliviar irritaciones de la piel, pero también hay que tener cuidado con sus efectos secundarios sobre la epidermis. También es excelente para tratar las infecciones de oído, el herpes labial y para prevenir los piojos.

9. Eucalipto

El aceite esencial de eucalipto también es antiviral y antibacteriano. Así mismo, se lo emplea como expectorante. Ayuda a mantener limpio el ambiente.

10. Tomillo

El tomillo es un antibiótico natural. También contribuye a eliminar algunos hongos y a estimular los sistemas nervioso e inmunitario. Así mismo, ayudaría a la cicatrización de las heridas.

11. Pino

Este es otro de los aceites esenciales clásicos que se pueden emplear durante todo el año, pero que en invierno resulta muy adecuado. Purifica el ambiente y favorece el equilibrio emocional.

12. Lavanda

Uno más de los aceites esenciales que no pueden faltar en el hogar. Siempre se ha considerado que la lavanda es un estimulante natural del ánimo. Ideal para quienes tienen problemas para conciliar el sueño.

13. Bergamota

Muy indicada para combatir infecciones por sus propiedades antibacterianas, antiparasitarias y antisépticas, la bergamota actuaría contra la depresión y disminuiría el estrés.

14. Romero

El romero es uno de los aceites esenciales a los que se debe acudir como expectorante y antiinflamatorio. También actúa para mejorar el estado de ánimo, estimular la memoria y combatir la fatiga mental.

15. Salvia

El aceite esencial de salvia ayuda a mejorar el humor. Está indicado para quienes presentan señales de tristeza o decaimiento. También ayuda a purificar el ambiente.

16. Limón amarillo

Este es uno de esos aceites esenciales multiuso. Es analgésico con propiedades antiinflamatorias. Así mismo, ayuda a tratar los problemas del sistema digestivo y facilitaría la cicatrización.

17. Ravintsara

El aceite esencial de ravintsara es una excelente opción para poner en un difusor de aromas en aquellos sitios con alta concurrencia. Es expectorante y estimularía la función pulmonar.

18. Incienso

Este aceite tiene un efecto importante sobre el sistema nervioso. En concreto, ayudaría a manejar los estados de ira o ansiedad. También tiene efectos tónicos, diuréticos y digestivos.

19. Abeto de Douglas

Este es uno de los aceites esenciales con mejor fragancia. Está indicado para quienes se sienten bajos de energía y presentan episodios de estrés.

20. Mirra

La mirra es el aceite esencial para combatir estados de angustia. Se emplea desde hace siglos para devolver la frescura a la piel y combatir irritaciones cutáneas.



Usos y cuidados

La forma más habitual de utilizar los aceites esenciales es poniendo un poco de estos en un difusor de aromas para aspirar su fragancia y, con ella, sus propiedades. Se pueden combinar entre sí y lo ideal es que cada persona encuentre la mezcla que más le guste.

También se pueden poner unas gotas de estos aceites en la tina y disfrutar de ellos durante el baño. De igual modo, es usual que se empleen en baños de vapor.

Así mismo, es muy recomendable utilizarlos en masajes. Estos pueden hacerse en las plantas de los pies, el pecho, las sienes, las orejas o cerca de las fosas nasales.

Sin embargo, no deben ingerirse y tampoco permitir que entren en contacto directo con las mucosas del cuerpo. Si se produce alguna irritación al contactar con la piel, lo indicado es suspender su uso de inmediato.

Aceites esenciales para el invierno.
En el invierno se prefieren los aceites esenciales que favorecen la expectoración y que tienen propiedades antibacterianas.

Los aceites esenciales para el invierno requieren precaución de uso

Pese a que los aceites esenciales rara vez causan efectos secundarios o problemas, lo mejor es que siempre se consulte con el médico antes. Hay algunas condiciones de salud que hacen inconveniente su aplicación.

Así mismo, es importante conocer cada producto. Algunos aceites esenciales presentan reacciones al ser expuestos a la luz del sol. Otros pueden provocar reacciones alérgicas. Aunque son naturales, esto no quiere decir que sean inocuos.

Te podría interesar...
Aceites esenciales para las patologías invernales
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Aceites esenciales para las patologías invernales

Con la ayuda de los aceites esenciales expectorantes y antiinfecciosos puedes plantar cara a los resfriados, gripes y bronquitis.



  • Maraví Inga, G. G. (2012). Efecto antibacteriano y antifúngico del aceite esencial de Mentha piperita (menta), Origanum vulgare (orégano) y Cymbopogon citratus (hierba luisa) sobre Streptococcus mutans ATCC 25175, Lactobacillus acidophilus ATCC 10746 y Candida albicans ATCC 90028.
  • Alzate, N. A. G. (2009). Evaluación preliminar de la actividad fungicida de los aceites esenciales de eucalipto (Eucalyptus tereticornis, Myrtaceae) y cáscara de naranja (Citrus sinensis, Rutaceae) sobre algunos hongos fi lamentosos. Revista Colombiana de Ciencia Animal, 1(4).
  • BANDONI, A. L., Retta, D., LIRA, P. M. D. L., & van BAREN, C. M. (2009). ¿Son realmente útiles los aceites esenciales? Boletín Latinoamericano y del Caribe de Plantas Medicinales y Aromáticas, 8(5), 317-322.
  • de Souza Prestes, Luciana, et al. "Evaluación de la actividad bactericida de aceites esenciales de hojas de guayabo, pitango y arazá." Revista Cubana de Plantas Medicinales 16.4 (2011): 324-330.
  • Santesteban Muruzábal, R., et al. "Efectos secundarios de la aplicación tópica de un aceite de esencial: dermatitis alérgica de contacto a aceite de árbol de té." Anales del Sistema Sanitario de Navarra. Vol. 38. No. 1. 2015.
  • Juliani, Hector, et al. "Searching for the real Ravensara (Ravensara aromatica Sonn.) essential oil." Perfumer & flavorist 30 (2005): 60-65.