4 adaptaciones para una casa con adultos mayores

¿Sabías que si convives con un adulto mayor existen adaptaciones que puedes hacer en tu casa para ofrecer más bienestar? Te las resumimos aquí.
4 adaptaciones para una casa con adultos mayores
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 21 septiembre, 2021.

Escrito por Maria Fernanda Ramirez Ramos, 21 septiembre, 2021

Última actualización: 21 septiembre, 2021

A lo largo de la vida, las necesidades e intereses se transforman. Con el paso del tiempo, es normal que las capacidades físicas cambien y se dificulte la movilidad. Al respecto, es fundamental hacer modificaciones en la vivienda que garanticen seguridad y comodidad. En este artículo te enseñaremos varias adaptaciones para una casa con adultos mayores que debes considerar.

Cuando no se realizan adaptaciones a la vivienda, teniendo en cuenta las capacidades y necesidades específicas de los miembros del hogar, se aumenta el riesgo de tener accidentes, restar calidad de vida y bienestar, y dificultar las labores cotidianas. Aunque la vejez no es sinónimo de enfermedad, sí se trata de una etapa en la que se es más propenso a desarrollar ciertas patologías.

Por lo anterior, es vital contar con un espacio que permita a los mayores tener una vida plena, que les deje desarrollar sus actividades con seguridad y ser miembros activos en el hogar. Cabe destacar que las adaptaciones se deben realizar de acuerdo a cada caso específico.

1. Ducha y baño contra caídas

Esta es una de las adaptaciones para una casa con adultos mayores que disminuye el riesgo de fracturas. Como la movilidad se reduce con la edad, es conveniente adaptar el espacio de la ducha para que sea más seguro y se eviten las caídas.

Para lograrlo, se pueden instalar pisos con superficie antideslizante y agregar barras de apoyo en los laterales para sostenerse. Es fundamental verificar que estas barras estén totalmente fijadas y no se desprendan con facilidad. Existen algunas fijas y otras que se pueden desplazar.

Si la persona para la que se están haciendo las adaptaciones está en silla de ruedas o tiene una movilidad muy limitada, también conviene instalar una silla en la ducha que le permita bañarse con más comodidad y seguridad. Existen inodoros elevados que tienen barras a los lados, que funcionan como asistencia para apoyar los brazos.

Silla de ruedas en una mujer mayor.
Las adaptaciones para una casa con adultos mayores deben considerar si la persona utiliza silla de ruedas.

2. Habitación cómoda y acogedora

La habitación es el lugar donde cada persona disfruta su privacidad. Por lo tanto, es fundamental que sea agradable, cómoda y segura.

Puesto que los adultos mayores suelen tener necesidades especiales de movilidad, conviene instalar barandas al borde de la cama, que les permitan pararse y acostarse. También existen camas y sillas reclinables que, además de ser ortopédicas, se pueden poner en diferentes posiciones para facilitar la movilidad.

Es conveniente tener un asiento en el vestidor o cerca del armario que sirva para apoyarse o poner la ropa mientras se visten. Asimismo, es de gran ayuda contar con un calzador que ayude a ponerse los zapatos. Por otra parte, si deben tener múltiples medicamentos, es conveniente tener un organizador de pastillas encima de la mesa de noche y un dispositivo que funcione como alarma para recordar el horario de las tomas.

La iluminación también es un aspecto fundamental. Conviene tener lámparas que se puedan prender y apagar con facilidad desde la cama o adecuar el sistema de iluminación de tal forma que se pueda controlar sin pararse. Por otra parte, en caso de que la persona requiera de mucha asistencia, conviene tener un teléfono o un sistema de comunicación.


Te recomendamos leer: Cómo acompañar en la vejez


3. Áreas de circulación sin obstáculos

Las áreas comunes de la casa también deben adecuarse para que la persona mayor no corra riesgos y pueda desplazarse con comodidad, en especial si usa bastón o silla de ruedas. Para empezar, hay que eliminar aquellos objetos que puedan convertirse en un obstáculo, como tapetes resbaladizos.

Es fundamental verificar que no existan desniveles en el suelo, en especial en exteriores, como baldosas flojas o escalones poco perceptibles. De ser posible, habría que instalar pisos antideslizantes y sin desniveles o escalones.

En caso de que existan los escalones, es conveniente poner barandas que le permitan al adulto sujetarse. Se deben instalar puertas corredizas que faciliten la circulación de las sillas de ruedas.

4. Cocina a prueba de olvidos

En la vejez puede existir una pérdida de memoria o disminución de las capacidades de los sentidos. Esto resulta peligroso a la hora de cocinar, porque un pequeño olvido puede causar que se quede el gas escapándose o un artefacto eléctrico prendido por mucho tiempo.

Una de las recomendaciones del Congreso Internacional sobre Vivienda Social es que los artefactos de cocina, ya sean eléctricos o de gas, tengan válvulas de seguridad. Sin embargo, también se señala que el diseño de los espacios para los adultos mayores debe favorecer las relaciones. Es decir, que inciten al desplazamiento y a hacer ejercicio físico o mental.

Al respecto, la cocina es una actividad que le gusta a grandes y chicos, y puede resultar muy estimulante. Por lo tanto, también se debe acondicionar la cocina de tal forma que sea agradable preparar los alimentos. Se debe considerar la altura de las despensas, los cajones y los mesones.

Adulto mayor cocina en la casa.
Las adaptaciones en la casa de un adulto mayor, sobre todo en la cocina, no deben limitar el uso de las instalaciones, de manera que no ser reduzca el bienestar asociado a las actividades placenteras.

Importancia de atender estas necesidades del adulto mayor

Adaptar las viviendas a las necesidades del adulto mayor es fundamental para garantizar su calidad de vida y un envejecimiento digno. Una guía para la seguridad en el hogar para las personas mayores, desarrollada por la Agencia para la Salud Pública de Canadá, señala que la visión, la escucha, el sentido del tacto, el olfato, la memoria y la densidad ósea tienen un deterioro que hace parte del proceso natural del envejecimiento.

No obstante, esto puede aumentar el riesgo de resultar heridos. En conclusión, atender las necesidades del adulto mayor es clave para reducir las posibilidades de accidentes con consecuencias graves. Además, estas adaptaciones facilitarán la independencia, siendo una muestra de respeto y consideración hacia los mayores y sus procesos de cambio.



¡La salud mental también es importante!

En este artículo hemos hablado de las adaptaciones físicas que se deben realizar en una casa con adultos mayores para garantizar una vejez cómoda y segura. Sin embargo, el cuidado de las emociones y la salud mental también es un aspecto para tener en cuenta. Al llegar a una edad avanzada, es recurrente que las personas presenten depresión.

Por lo tanto, en la adaptación de la vivienda también se deben incluir espacios que faciliten el esparcimiento y la realización de labores que resulten beneficiosas. Considera espacios de lectura, de oración, de ejercicio o para manualidades.

Te podría interesar...
6 beneficios de tener amigos en la vejez
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 beneficios de tener amigos en la vejez

Conoce por qué debes tener amigos en la vejez, cuáles son sus beneficios y cómo puedes hacerlos de forma natural, fortaleciendo vínculos.