Viajar en avión con silla de ruedas: claves y recomendaciones

Lo más importante para viajar en avión con silla de ruedas es tener una buena actitud. Si bien es cierto que se deben superar algunos obstáculos, también lo es que esto se logra con serenidad y buen talante.
Viajar en avión con silla de ruedas: claves y recomendaciones
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 24 agosto, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 24 agosto, 2021

Última actualización: 24 agosto, 2021

Viajar en avión con silla de ruedas es una experiencia difícil, en la mayoría de los casos. Sin embargo, con las medidas adecuadas es posible solventar muchas de las dificultades que esto implica. Por lo tanto, no hay que privarse del placer de un viaje, sino aprender a sortear los inconvenientes.

Al viajar en avión con silla de ruedas hay que enfrentar una serie de desafíos logísticos. La clave está en conocerlos de antemano y en planificar bien cada una de las fases del viaje. Si bien hay limitaciones, lo cierto es que todas ellas pueden superarse.

El viaje es más difícil para cualquier persona que esté en condición de discapacidad y esto es innegable. De todas maneras, los aeropuertos y las compañías aéreas lo saben y tienen mecanismos para facilitar las cosas. Enseguida veremos cuál es la mejor forma de viajar en avión con silla de ruedas.

Planear todos los detalles antes del viaje

Una buena organización es vital para viajar en avión con silla de ruedas.

Esta es una de las claves fundamentales para viajar en avión con silla de ruedas: la planificación. Para comenzar, lo mejor es que se planee el viaje con suficiente antelación. Esto dará la oportunidad de resolver cualquier eventualidad sin grandes dificultades.

La parte más importante es la reserva del vuelo en la aerolínea. Todas las compañías aéreas disponen de plazas específicas para personas en silla de ruedas o con movilidad reducida. Dicho esto, la asistencia y el servicio no es igual en todas, así que vale la pena averiguar lo que ofrece cada una y cómo lo ofrece.

Ese tipo de servicios son gratuitos. Lo usual es que el personal tenga todo preparado cuando la persona en silla de ruedas llegue al aeropuerto. De cualquier modo, es conveniente consultar las políticas de la aerolínea al respecto y la ruta para hacer un reclamo, si hay lugar a ello.

Es necesario aclarar cualquier duda que surja al momento de llamar a la aerolínea. Ellos están en la obligación de responder a todas las inquietudes, así que las personas deben sentirse en la libertad de preguntar lo que sea.

Viajar en avión con silla de ruedas: el aeropuerto

Lo más común es que se fije un lugar de encuentro con el personal de asistencia dentro del aeropuerto. Por lo general, existe un punto fijo destinado a las personas con movilidad reducida. De ahí en más, el personal estará atento a cualquier necesidad hasta que el pasajero esté en el avión.

Es importante ir al baño antes de abordar el avión, ya que utilizar los sanitarios de la aeronave puede ser muy engorroso. Si el viaje es largo, lo mejor es consultar con el médico para que recomiende algún mecanismo que resuelva este inconveniente.

También existen controles de seguridad para quienes van a viajar en avión con silla de ruedas. Si una persona no puede caminar, se hace el control mediante el sistema de «cacheo». El procedimiento debe ser llevado a cabo por una persona autorizada del mismo sexo y sin causar incomodidad.

Se debe tener presente que la silla se puede llevar hasta la puerta de embarque. Allí, se hará un traslado a una silla de pasillo para realizar el trayecto hasta el puesto asignado en el avión. Es conveniente indicar que, a la llegada, la silla debe ser entregada en la puerta del avión y no en la cinta de equipaje.

Si se viaja en silla de rueda manual

La silla de ruedas manual puede ser transportada en la cabina de todos los aviones que cuenten con más de 100 asientos. Estos deben tener un armario destinado para tal fin. El personal del avión no puede sugerir que una persona deje de utilizar este servicio.

En caso de que la silla de ruedas no quepa en el compartimento destinado para ello, tendrá que trasladarse a la bodega del avión. Lo indicado es retirar todas las partes desmontables, como los cojines, los reposapiés, etc. Estos se pueden guardar en el compartimento superior de la cabina.


También podría interesarte: Verano inclusivo: 5 planes para personas con discapacidad


Si se viaja en scooter o silla automática

Viajar en avión con silla de ruedas automática implica algunas variaciones. Este tipo de sillas solo pueden ir en la bodega de carga. Sin embargo, no todos los aviones tienen bodegas con capacidad suficiente para alojarlas, por lo que conviene constatar el tema antes de comprar el pasaje.

Si la batería está etiquetada como «no derramable», entonces no es necesario desmontarla. Lo mismo ocurre si la silla puede ser transportada en posición vertical dentro de la bodega. De lo contrario, es necesario desmontar la batería, empaquetarla de forma adecuada y transportarla en cabina.

Desembarque

Lo correcto es que la silla de ruedas esté disponible justo al desembarcar del avión. La persona encargada de la asistencia especial es la responsable de esto. También debe asegurarse de acompañar al pasajero a recoger su equipaje, pasar los controles de seguridad y llegar a la salida del aeropuerto.

¿Qué ocurre si la silla de ruedas sufre algún daño?

Persona en silla de ruedas por poliomielitis.
El seguro de viaje para sillas de ruedas puede ser una buena inversión.

Un daño en la silla de ruedas puede ser fatal para una persona que solo se moviliza gracias a esta. En principio, lo más aconsejable es adquirir un seguro contra daños antes de viajar, de modo que la situación práctica pueda resolverse con relativa facilidad.

Por desgracia, no es raro que la silla de ruedas termine con algún daño o desperfecto al terminar el vuelo. Si esto ocurre, la aerolínea está en la obligación de proporcionar otra silla de ruedas mientras se repone la que está deteriorada. Asimismo, debe correr con los gastos que esto implica.

A veces el reclamo puede ser dispendioso y no siempre las compañías aéreas cumplen con su deber tan rápido como se requiere. De ahí la importancia de contar con un seguro y de informarse bien sobre la forma en que cada aerolínea maneja estas eventualidades.

De cualquier modo, se debe informar de inmediato a la aerolínea sobre los daños. Algunas personas que deben viajar en avión con silla de ruedas prefieren prevenir esto desmontando la silla en partes más pequeñas, envolviéndolas y dando instrucciones por escrito sobre la forma como debe manejarse este equipaje.



Viajar en avión con silla de ruedas es posible

Viajar en avión con silla de ruedas no es fácil, pero tampoco tan difícil como para que alguien deba desistir de un viaje. Como ya se ha señalado, lo más importante es planificar todo con suficiente antelación.

Además, la persona debe tener en mente cómo facilitarse las cosas y un plan de emergencia en caso de imprevistos. Lo demás es manejar todo con la mayor serenidad posible y disponerse a disfrutar de la maravillosa experiencia de viajar.

Te podría interesar...
5 beneficios psicológicos de viajar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 beneficios psicológicos de viajar

Viajar es una experiencia gratificante que nos puede brindar interesantes beneficios psicológicos. ¿Los conoces? Te compartimos los más importantes...



  • Termes Serra, J. (2018). Optimización del servicio de atención a pasajeros con movilidad reducida en el aeropuerto de Barcelona-El Prat (Bachelor's thesis, Universitat Politècnica de Catalunya).
  • Ormeño Castillo, F. (2004). Diseño y equipamiento para salas de baño clase turista de avión Boeing 767 Lanchile.
  • Tramoyeres, M. M., & Domínguez, J. T. A. (2016, June). Turismo accesible: la experiencia del turista con discapacidad en el transporte aéreo. In El turismo y la experiencia del cliente: IX Jornadas de Investigación en Turismo. Sevilla, 21 y 22 de junio de 2016 (pp. 317-336). Iris-Copy.