Alimentos adecuados para pacientes con cáncer

Debido a las posibles cirugías y a la quimioterapia se puede originar una deficiencia de minerales en el cuerpo, por lo que es fundamental seguir una dieta rica en nutrientes para prevenir estos problemas.
Alimentos adecuados para pacientes con cáncer
Eliana Delgado Villanueva

Escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva.

Última actualización: 10 junio, 2022

Para las personas que padecen cáncer, es muy importante mantener una nutrición adecuada durante y después de los tratamientos. Por esto muchos pueden preguntarse si existen alimentos adecuados en caso de padecer cáncer.

A día de hoy se sabe que una dieta idónea puede ayudar a preservar la masa muscular, la fuerza y aportar los nutrientes necesarios para soportar la quimioterapia, la radiación o la cirugía.

Aunque dadas estas circunstancias puede parecer difícil mantener un buen estado de nutrición, esto no es imposible. Así que en el siguiente artículo ofrecemos algunos consejos generales sobre alimentos y dieta en pacientes con cáncer.

El papel de la dieta y los alimentos adecuados en pacientes con cáncer

El cáncer es una enfermedad cada vez más común que puede afectar diferentes órganos del cuerpo y personas de todas las edades. Dependiendo de cada uno de ellos, el tratamiento puede ser distinto. Pero la mayoría de pacientes pierden peso o sufren problemas de nutrición, debidos al propio tumor y a problemas derivados de la terapia.

Además durante el proceso se padecen efectos secundarios que dificultan la ingesta. En este sentido puede ser habitual la aparición de llagas y aftas bucales, pérdida o alteración del sentido del gusto, náuseas, vómitos o falta de apetito. Todo ello complica todavía más el acto de comer y mantener un buen estado nutricional.

Como señalan desde la American Society of Cancer, una dieta adecuada permite mejorar algunos aspectos: 

  • Sentirse mejor y aumentar la calidad de vida.
  • Mantener un nivel de energía elevado.
  • Evitar la pérdida de peso (o la pérdida excesiva) y tener una buena reserva de nutrientes.
  • Tolerar mejor algunos de los efectos secundarios derivados de la quimioterapia o la radioterapia.
  • Reducir el riesgo de infecciones.
  • Procurar una mejora y curación más rápida.

Necesidades nutricionales de pacientes con cáncer

Las necesidades de nutrientes de los pacientes con cáncer suelen ser diferentes a los de la población en general. Así, puede ser necesario variar la presencia y cantidades de fibra, grasas o proteínas.

Además hay que tener en cuenta que dependiendo del tipo de cáncer, el tratamiento aplicado y el estado de salud, también puede haber variaciones.

Macronutrientes: grasas, proteínas y carbohidratos 

Las proteínas son necesarias para el crecimiento y la reparación del tejido corporal así como para mantener en buen estado el sistema inmunitario. En este caso las necesidades pueden estar por encima de las de la población general.

El papel de las grasas es clave a nivel energético pues es una de las principales vías que tiene el cuerpo para almacenar energía. Asimismo también sirven como fuente y vía de transporte de algunas vitaminas.

Comer alimentos más calóricos con un menor volumen puede ser una buena estrategia en aquellas personas que pierden el apetito.

Los carbohidratos también representan una fuente de energía para el organismo. Si bien en general se recomienda una ingesta suficiente, en los últimos años se cuestiona el papel de los carbohidratos en la dieta del paciente con cáncer.

Por estar implicados en el metabolismo de la reproducción de las células cancerosas, existen algunos estudios que aconsejan limitar o evitar su ingesta. Esto se relaciona también con algunas publicaciones que defienden la utilización de ayunos intermitentes en determinados pacientes que presenten esta patología.

Micronutrientes: vitaminas, minerales y oligoelementos 

Llevar una dieta equilibrada con abundantes vitaminas, minerales y oligoelementos ayuda a prevenir la desnutrición en pacientes con cáncer sujetos a recibir quimioterapia o cirugías. Además estas son necesarias para que el cuerpo pueda aprovechar la energía que proviene de los alimentos.

Cuando se padecen síntomas adversos relacionados con el sistema digestivo, la ingesta suficiente de micronutrientes puede verse comprometida. En estos casos es preferible comentarlo con el equipo médico para valorar la posibilidad de usar suplementos por períodos de tiempo determinados.

Vegetales

Además puede ser más habitual el deficit de magnesio y potasio, por lo que será recomendable aumentar la ingesta de vegetales cuando el médico así lo comunique.

A pesar de que el rol de los antioxidantes es importante en lo que a prevención de cáncer se refiere, todavía no está claro que papel desempeñan una vez detectado el tumor según los artículos disponibles.



Ingesta de líquidos y electrolitos

Es importante obtener los líquidos y electrolitos adecuados para ayudar a recuperarse de los posibles episodios de diarrea y vómitos durante el tratamiento del cáncer.

Otra opción para mejorar o disminuir estos efectos secundarios relacionados con problemas intestinales es la administración de fibra y probióticos según evidencia el siguiente artículo. Los yogures son una excelente fuente de estos últimos.

El agua, sodio, calcio, magnesio, potasio, fosfato, cloruro, y carbonato son importantes para que funcionen bien todos los órganos del cuerpo. El desequilibrio en cualquiera de estas áreas puede comprometer aún más la salud del paciente con cáncer, pudiendo tener consecuencias graves.

Alimentos adecuados para pacientes con cáncer

Para poder cubrir todas estas recomendaciones a nivel nutricional existen algunos alimentos más adecuados cuya ingesta debe ser prioritaria. Clasificados según los diferentes grupos alimentarios estos se mencionan a continuación.

Frutas y verduras: dos grupos de alimentos adecuados en la dieta para el cáncer

Las frutas y verduras son fuente de antioxidantes, minerales y vitaminas. También contienen Los antioxidantes que fortalecen el sistema inmunológico, disminuyendo el riesgo de contraer virus e infecciones, que pueden dificultar la recuperación.

En este grupo se encuentran:

  • Frutas: ciruelas, peras, cítricos, kiwis, melón, arándanos, mango o papaya.
  • Verduras: pimientos, alcachofas, espárragos, col rizada, brócoli, batatas, tomates o zanahorias.

Los zumos de verduras, de frutas y los batidos proporcionan valiosas comidas en especial si el paciente sufre de náuseas y anorexia. Los pacientes con cáncer deben consumir al menos cinco porciones de verduras y frutas todos los días, ya sea como zumo o en forma sólida.

De todos modos en los últimos años se han publicado artículos que relacionan la ingesta de grandes dosis de antioxidantes con la interferencia en el tratamiento del cáncer. Por lo tanto la mejor recomendación es la prudencia en este aspecto y evitar tomar suplementos o zumos enriquecidos sin consultar con el médico.

Pescado azul y carne blanca

En estos dos grupos de alimentos se encuentran buenas fuentes de proteínas, tan esenciales en esta dieta. También los huevos y los lácteos (yogures y quesos) contiene cantidades interesantes. Estos deben ser incluidos en cada comida, por los menos en las principales para evitar posibles carencias.

Legumbres

Las legumbres son otro de los alimentos adecuados para los pacientes de cáncer. Los guisantes, las lentejas y los frijoles, proporcionan cantidades importantes de fibra y proteínas vegetales además de vitaminas y minerales. Es recomendable comerlas varias veces a la semana en la textura y preparación  más adaptada a cada caso.

Grasas saludables

Como se ha comentado, el consumo de grandes cantidades de calorías durante el tratamiento del cáncer puede ser una tarea difícil de lograr aunque necesaria. En este sentido los alimentos que aportan lípidos son más que necesarios.

Aguacate

Sin embargo es recomendable optar por aquellas fuentes más sanas como son el aceite de oliva, las aceitunas o el aguacate. Otras fuentes de grasas saludables pueden ser:

  • Semillas de girasol,  calabaza y lino.
  • Aceite de cánola.
  • Frutos secos como anacardos, cacahuetes, almendras y nueces.
  • Pescado azul.

Estos ácidos grasos presentan un carácter inflamatorio que puede ser muy interesante en el tratamiento de la patología. Su ingesta puede mejorar la eficacia de los tratamientos y mejorar la tasa de supervivencia en distintos tipos de cáncer según el siguiente estudio

Alimentos que se deben evitar

En la dieta de pacientes con cáncer es importante evitar los alimentos procesados. También los alimentos grasos, fritos y la comida rápida, debido a la falta de nutrientes y a la presencia de acrilamida, un carcinógeno que se desprende durante el proceso de fritura.

Además todo este tipo de alimentos suelen provocar peores digestiones y pueden agravar algunos efectos secundarios como la acidez, el reflujo o las náuseas.

Asimismo, se debe de evitar por completo el consumo de alcohol. El hígado presenta un alto nivel de estrés debido al metabolismo de los productos del tratamiento del cáncer y no se deben de ingerir sustancias que demanden un mayor trabajo de este órgano.


Descubre más sobre la relación entre Edulcorantes artificiales y cáncer


Otras aspectos a tener en cuenta

El papel de la dieta en el manejo del cáncer se ha estudiado mucho en los últimos años y, como hemos comprobado, puede ayudar en gran medida a todo tipo de pacientes.

Sin embargo también es habitual que la alimentación se vea comprometida por diferentes efectos negativos derivados del tratamiento. Entre ellos destacan los vómitos, las náuseas o la pérdida de apetito.

Para mejorar esta situación los profesionales que trabajan en este campo han elaborado una serie de consejos a tener en cuenta que pueden facilitar la tarea de comer a muchas personas que padecen cáncer.

  • Cuando existe anorexia (falta de apetito) puede ser positivo: realizar comidas pequeñas y a menudo, comer en los momentos en que se tenga hambre o separar la ingesta de sólidos y líquidos.
  • Para las alteraciones del gusto es preferible evitar las temperaturas extremas, evitar los sabores intensos así como la carne roja.
  • Si existen problemas para masticar es preferible ofrecer texturas blandas o tipo puré. Además se pueden elegir yogures, flanes, quesos frescos y frutas en compota o cocidas.
  • En caso de sufrir estreñimiento o diarrea se debe aumentar o disminuir la presencia de fibra.
  • La xerostomia (o boca seca) se puede combatir con: alimentos cocinados de forma jugosa (como sopas o purés ) y acompañados de salsas. La piña y los cubitos de hielo masticados ayudan a producir saliva.

Además va a ser de mucha ayuda tener el refrigerador y la despensa con suficientes alimentos, algunos de los cuales listos para comer o que requieran poca preparación. Si en ocasiones la dieta no es muy variada, por culpa de la inapetencia, no es un problema grave en esta situación. 

Del mismo modo, pese a que la dieta y la energía son necesarios, no deben sentirse mal las personas que no pueden comer nada (o muy poco) algún día. Sin embargo sí que es necesario que lo comuniquen al médico.

Algunos alimentos son adecuados en caso de cáncer

Una dieta pertinente puede ayudar mucho cuando se padece esta enfermedad pues un buen estado nutritivo aumenta la fuerza y la resistencia del organismo.

Si bien se pueden ofrecer unas líneas generales sobre nutrientes y alimentos adecuados en el cáncer, cada persona tiene una situación y afectación diferentes. Por este motivo es muy aconsejable consultar con un equipo médico o un nutricionista para llevar a cabo la mejor alimentación posible.

Te podría interesar...

11 beneficios de la dieta mediterránea que debes conocer
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
11 beneficios de la dieta mediterránea que debes conocer

¿Has oído hablar de la dieta mediterránea? Seguro que sí. Los beneficios de la dieta mediterránea son famosos en todo el mundo. Descúbrelos aquí.



  • American Cancer Society. Beneficios de una buena alimentación durante el tratamiento contra el cáncer.
  • Athreya K., Xavier MF., Antioxidants in the treatment of cancer. Nutr Cancer, 2017. 69 (8): 1099-1104.
  • Glavey SV., Huynh D., Reagan MR., Manier S., Moschetta M., Kawano Y., et al., The cáncer glycome: carbohydrates as mediators of metástasis. Blood Rev, 2015. 29 (4): 269-79.
  • Klement RJ., Beneficial effects of ketogenic diets for cancer patients: a realist review with focus on evidence and confirmation. Med Oncol, 2017. 34 (8): 132.
  • Nabavi SF., Bilotto S., Russo GL., Orhan IE., Habtemariam S., Daglia M., Devi KP., Loizzo MR., et al., Omega 3 plyunsaturated fatty acids and cancer: lessons learned from clinical trials. Cancer Metastasis Rev, 2015. 34 (3): 359-80.
  • National Cancer Institute. Consejos de alimentación: antes, durante y después del tratamiento del cáncer. Junio 2018. U.S. Department of Health and Human Services.
  • Poljsak B., Milisav I., The role of antioxidants in cancer, friends or foes? Curr Pharm Des, 2018. 24 (44): 5234-5244.
  • Secretaría de Salud Gobierno de Méjico. ¿Qué debo comer si tengo cáncer? Junio 2019.
  • Zhao R., Wang Y., Huang Y., Cui Y., Xia L., Rao Z., Zhou Y., Wu X., Effects of fiber and probiotics on diarrhea associated with enteral nutrition in gastric cancer patients: a prospective randomized and controlled trial. Medicine (Baltimore), 2017.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.