Alimentos y tratamientos naturales para las estrías

Para mantenerse sano y en buena forma física es fundamental cuidar la dieta. Tener hábitos de vida saludables es el factor más importante cuando se trata de la salud de la persona. 
Alimentos y tratamientos naturales para las estrías
Karla Henríquez

Revisado y aprobado por la médica Karla Henríquez.

Última actualización: 03 mayo, 2022

Las marcas de estiramiento, también conocidas como estrías, aparecen cuando la piel sufre un rápido estirón, aumenta de volumen para volver a perderlo de manera rápida.

Suelen aparecer en determinados momentos muy concretos, por ejemplo el embarazo, la adolescencia o cuando se gana y pierde peso con mucha rapidez. En general no son dañinas pero muchas personas prefieren tratar de eliminarlas por una cuestión estética.

Si bien es difícil que desaparezcan por completo, algunos hábitos y curas cosméticas pueden ayudar a mitigarlas y, sobre todo, a prevenir su aparición. Conocemos algunos de los alimentos y tratamientos naturales más recomendados.

Qué son las estrías y cómo pueden tratarse

Las estrías aparecen como líneas paralelas, delgadas y rojizas, a lo largo de la piel. Con el tiempo adquieren el característico tono blanquecino, propio de las cicatrices. Suelen mostrar un leve hundimiento y tener una textura diferente en comparación con la piel normal.

Las estrías suelen estar relacionadas con la importante expansión abdominal que se produce en las mujeres durante el embarazo. Sin embargo, también suelen presentarse en los jóvenes y en los varones, aunque con menos frecuencia, durante el período de crecimiento rápido de la pubertad.

En general, las zonas más comunes afectadas por este problema son los glúteos, las caderas, el abdomen y las mamas. Dependiendo del tipo, el lugar en el que se encuentran y del tiempo que hace que se padecen, pueden presentar aspectos variados.

En un principio no es necesario aplicar ningún tratamiento. Las estrías pueden desaparecen con el tiempo o difuminarse. No obstante, en ocasiones puede ser que no se disipen del todo.

A nivel cosmético existen cremas y técnicas que favorecen la producción de colágeno y pueden ayudar a mejorar su aspecto y textura. En todo caso, es aconsejable consultar con el médico para conocer cuál de ellas puede ser la más adecuada en cada caso. 

Alimentos que podrían ayudar a disminuir las estrías

Para mantenerse sano y en buena forma física es fundamental cuidar la dieta. Tener hábitos de vida saludables es el factor más importante cuando se trata de la salud de la persona. Estos también pueden ayudar en el caso de padecer estrías.

Los alimentos adecuados aportan nutrientes necesarios para la hidratación y el buen estado de la piel. Si bien la dieta no ayuda a curar las estrías, sí que puede evitar que aparezcan o que estas progresen. A continuación enumeramos algunos de los aspectos a tener en cuenta.

1. Beber suficiente agua

Lo más importante de cara a conseguir una piel más elástica es mantenerla hidratada. En este sentido, beber suficiente agua es el factor más importante. Los profesionales recomiendan beber unos 2 litros de agua al día.

También es posible hidratarse con zumos, caldos o infusiones. La hidratación juega un papel especial cuando hace calor o cuando hacemos ejercicio. Estos son momentos en los que sudamos más de lo habitual, por lo que perdemos más contenido hídrico.

No es recomendable sustituir el agua o los zumos naturales por refrescos o bebidas azucaradas. Las bebidas procesadas no son buenas para la salud. De hecho, en relación con las estrías es mejor evitar el azúcar en cualquiera de sus formas.

Esto se debe a que el azúcar provoca la glicación de las fibras de colágeno y elastina. De este modo, se vuelven más rígidas y pierden la elasticidad, lo que provocará que la piel no se adapte a las tensiones y los cambios de volumen, por lo que se romperá más fácilmente, dando lugar a la aparición de estrías.

2. Cítricos y alimentos con vitamina C

El colágeno tiene un papel clave en la elasticidad de la piel, y para su síntesis, es necesaria la vitamina C. Esta se encuentra en cantidades interesantes en muchas frutas como la piña, las fresas, el kiwi, las naranjas o la papaya. También en algunas verduras como el pimiento o el brócoli.

3. Aguacate y aceite de oliva

Otro de los componentes de la piel, que se encuentra presente en algunas de sus capas, son los lípidos. Estos promueven la retención del agua, disminuyen el daño solar y ayudan a mantener en buen estado las células dérmicas.

El aguacate es un alimento que aporta muy buenas propiedades. En concreto, es rico en ácidos grasos saludables, que ayudan a mantener la piel flexible e hidratada. Además es una buena fuente de vitamina E, que aporta antioxidantes al organismo, ayudando a mantener sana nuestra piel. Asimismo, también es recomendable usar aceite de oliva para aliñar y cocinar.

4. Pescado azul y frutos secos

Los dos grupos de alimentos destacan por el aporte de zinc. Este nutriente juega un papel importante en la cicatrización de las heridas y además es antiinflamatorio. Aunque no se sabe muy bien su conexión con las estrías, seguro que ayuda a mantener la piel saludable.

Lo encontrarás en cantidades destacadas en:

  • Langostinos, gambas y langosta.
  • Semillas de calabaza y de cáñamo.
  • Nueces de Brasil y anacardos.
  • Huevos.

5. Frutos rojos

Aparte de su contenido en vitamina C, todos los frutos rojos destacan por ser una buena fuente de antioxidantes. Estos permiten contrarrestar los efectos dañinos de los radicales libres, que ejercen un impacto importante en el envejecimiento y daño en la piel.

No olvides mirar:Receta casera para preparar frijoles verdes

Tratamientos naturales para las estrías

A día de hoy es posible encontrar en el mercado muchas cremas que prometen prevenir e incluso corregir la formación de estrías. Estos tratamientos buscan mantener y aumentar la elasticidad de la piel, mejorar la circulación y ejercer un efecto antiinflamatorio.

De este modo, los productos suelen incluir en su composición hidrolizados de elastina, ácido hialurónico, ácido retinoico, extractos de placenta o diferentes aceites. Además también pueden contener algunas plantas como la centella asiática, el equisetum o, incluso, algas.

Sin embargo, la evidencia científica sobre tratamientos que puedan reducir la apariencia de las cicatrices tras la formación de estrías es muy limitada.

De hecho, tal como explica Ramón Glimart, dermatólogo, profesor de Dermatología en la UIC Barcelona, “en la actualidad, no hay ninguna crema en el mercado que prevenga las estrías ni ningún tratamiento que consiga resultados notorios”.

Por todo ello lo mejor es mantener la piel hidratada con los productos de aplicación tópica adecuados, ya sean cremas o aceites:

  • Argan: ayuda a mantener la elasticidad de la piel y disminuye la degradación de las fibras de colágeno.
  • Almendras: masajear la piel (y las zonas que suelen estar más afectadas) durante 15 minutos con este aceite puede ayudar a prevenir su aparición. Así se ha comprobado en un estudio con mujeres embarazadas.
  • Coco: este aceite tiene efectos antiinflamatorios e hidratantes.

Por otro lado, el áloe vera es utilizado cada vez más en cosmética debido a sus múltiples propiedades. Puede ayudar a reparar los tejidos de la piel y a restaurar el colágeno que se rompió al aparecer las estrías. Lo más recomendado es aplicarla en su estado natural o bien en forma de gel puro, sin otros componentes añadidos.

Dieta y cuidados para atenuar las estrías

Las estrías pueden difuminarse y tratarse con algunas técnicas especificas. Para ello es preferible acudir a un especialista que marque un tratamiento adecuado dependiendo de las circunstancias de la persona. Sin embargo, los profesionales suelen hacer hincapié en la prevención antes que en la curación.

Para ello, es fundamental mantener una hidratación adecuada y una alimentación balanceada. Las grasas saludables, la vitamina C o el zinc son algunos de los mejores aliados. Intenta aportarlos a menudo en tu dieta para evitar que las estrías aparezcan.

Te podría interesar...
Cómo prevenir las estrías en los senos: 8 consejos útiles
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo prevenir las estrías en los senos: 8 consejos útiles

Para prevenir las estrías en los senos debes incorporar algunos hábitos saludables en tu rutina. ¿Los conoces? Descubre los 8 mejores.



  • Al-Himdani S, Ud-Din S, Gilmore S, Bayat A. Striae distensae: A comprehensive review and evidence-based evaluation of prophylaxis and treatment. Br J Dermatol. 2014. doi:10.1111/bjd.12681.
  • Cao Ch, Xiao Z, et al. Diet and skin aging - from the perspective of nutrition. Nutrients. Marzo 2020. 12 (3): 870.
  • Clinica Mayo. Estrías. Julio 2021.
  • Gupta M, Mahajan VK, Mehta KS, Chauhan PS. Zinc therapy in dermatology: A review. Dermatol Res Pract. 2014;2014:709152. doi:10.1155/2014/709152.
  • Hajhashemi M, Rafieian M, et al. Aloe vera gel and sweet almond oil on striae gravidarium in nulliparous women. Journal of Maternal-Fetal  and Neonatal Medicine. Julio 2018. 31 (13): 1703- 1708.
  • Nagata C, Nakamura K, Wada K, et al. Association of dietary fat, vegetables and antioxidant micronutrients with skin ageing in Japanese women. Br J Nutr. 2010;103(10):1493-1498. doi:10.1017/S0007114509993461.
  • National Institutes of Health. Zinc. Diciembre 2021. U. S. Department of Health and Human Services.
  • Quiraouani Boucetta K, Charrouf Z, et al. Dietary and/or cosmetic argan oil on postmenopausal skin elasticity. Clinical Interventions in Aging. Enero 2015. 10: 339-349.
  • R. S, C. R-L, R. B. Vitamin E – Antioxidans < >. Schweizerische Zeitschrift fur GanzheitsMedizin. 2007.
  • Timur Tashan S, Kafkasli A. The effects of bitter almond oil and massaging on striae gravidarium in primiparous women. Journal of Clinical Noursing. Mayo 2012. 21 (11-12): 1570-1576.
  • Ud-Sin S, McGeorge D, et al. Topical mangement of striae distenasea (stretch marks): prevention and therapy of striae rubrae and albae. Journal of the European Academy of Dermatology Venereology. Febrero 2016. 30 (2): 21-222.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.