Apendicectomía: procedimiento, recuperación y cuidados

La recuperación posterior a una apendicectomía suele ser muy rápida. Tan solo será necesario seguir los cuidados indicados por el especialista.
Apendicectomía: procedimiento, recuperación y cuidados
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 28 mayo, 2022

La apendicitis aguda no es más que la inflamación de una porción del intestino conocida como apéndice. Se trata de una patología muy común que pone en peligro la vida de las personas. Por fortuna, la condición puede solucionarse con un procedimiento quirúrgico llamado apendicectomía.

La inflamación del apéndice puede ocurrir a cualquier edad, sin embargo, es más común en los niños y los adolescentes. De hecho, es la principal causa de cirugías abdominales en los más pequeños, según algunas investigaciones.

¿Qué es una apendicectomía?

Una apendicectomía es un procedimiento quirúrgico realizado con la finalidad de extirpar o extraer el apéndice. Se trata de una intervención ambulatoria, rápida y que trae consigo pocas complicaciones en la mayoría de los casos.

La operación puede realizarse de 2 formas distintas: mediante un procedimiento abierto o a través de una laparoscopia. La principal diferencia entre ambas técnicas es la forma de abordar la cavidad abdominal.

En el primer caso se realizará una incisión lineal en el abdomen, mientras que en la laparoscopia solo se realizan 3 pequeños agujeros.

¿Por qué se realiza?

La principal indicación para realizar una apendicectomía es la presencia de una apendicitis aguda. Como ya lo hemos dicho con anterioridad, la apendicitis es la inflamación e infección del apéndice, el cual es un saco en forma de meñique ubicado entre el intestino delgado y el intestino grueso.

La idea de extraer el apéndice es prevenir que el órgano se rompa y que la infección se disemine a través del abdomen, causando una peritonitis o un absceso. Las personas deben identificar la presencia de esta afección para evitar las complicaciones, por lo que resulta fundamental conocer los principales síntomas:

  • Fiebre.
  • Pérdida del apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor abdominal que inicia en la parte superior para luego migrar a la parte inferior derecha.

Una apendicectomía también puede ser necesaria en caso de que exista un tumor en el apéndice, aunque se trata de un evento poco común. Por último, el apéndice se puede extirpar en otras patologías, como la enfermedad de Crohn, con la finalidad de prevenir errores en el diagnóstico.

Cicatriz de apendicitis.
Cuando se realiza una apendicectomía abierta, la cicatriz que queda suele ser bastante notoria. A diferencia de lo que sucede con la laparoscopia.


¿Cómo se realiza una apendicectomía?

La apendicectomía es una cirugía que se realiza con anestesia general o raquídea. La diferencia entre ambos tipos es que la segunda elimina la sensibilidad de la cintura hacia abajo, mientras que la general lo hace en todo el cuerpo.

Además, es necesario realizar el ingreso hospitalario y múltiples exámenes antes de la operación. La finalidad de ello es confirmar la presencia de apendicitis y verificar el estado general del paciente.

La operación se realiza de forma rápida y tiene una duración que puede variar entre 30 y 60 minutos. Sin embargo, el procedimiento en sí dependerá si se trata de una operación abierta o por laparoscopia, por lo que resulta conveniente explicar cada uno de ellos por separado.

Apendicectomía abierta

En la apendicectomía abierta se realiza una pequeña incisión en la parte inferior derecha del abdomen para extirpar el apéndice. La incisión tiene un tamaño de aproximadamente 5 centímetros y una orientación longitudinal, con la finalidad de lograr una mejor cicatrización.

Una vez realizada la incisión y ubicado apéndice, el cirujano procederá a cauterizar los vasos sanguíneos, atar y extraer el órgano. Luego se suturará la porción del intestino cortada y se procederá a cerrar.

Por desgracia, una apendicectomía abierta implica un procedimiento invasivo en el que existe una mayor manipulación de la zona. De esta manera, la recuperación será más lenta y la cicatriz más evidente.

Apendicectomía laparoscópica

En la cirugía por laparoscopia, el cirujano solo realizará 3 pequeños agujeros de 1 centímetro en el abdomen e introducirá unos tubos llamados trocares. La ubicación de los agujeros puede variar, aunque se encuentran con mayor frecuencia en el ombligo, en la pelvis y en el lado derecho del abdomen.

Antes de iniciar es necesario introducir dióxido de carbono para inflar el abdomen y mejorar la visión de los órganos. Luego se introducirá una pequeña cámara con una linterna a través de uno de los trocares. Por su parte, los instrumentos para atar y cortar el apéndice se introducirán por los otros dos agujeros.

Durante los últimos años, la cirugía laparoscópica ha sido el procedimiento de elección para la apendicitis no complicada. Sin embargo, estudios demuestran que también es de utilidad cuando existen perforaciones. En términos generales, es menos invasiva y deja resultados más estéticos.



Posibles riesgos

Tanto la cirugía laparoscópica como la apendicectomía abierta son procedimientos invasivos, por lo que conllevan riesgos. Uno de los más comunes es el relacionado con la anestesia general.

Por fortuna, las complicaciones derivadas de la cirugía son poco frecuentes, así que se considera un procedimiento muy seguro. Dentro de las complicaciones que pueden aparecer destacan las siguientes:

  • Dehiscencia o apertura de la zona donde se encontraba el apéndice.
  • Absceso intraabdominal o pélvico.
  • Sangrado durante la operación.
  • Estreñimiento posoperatorio.
  • Lesión a órganos cercanos.
  • Formación de una fístula.
  • Infección de la herida.

Recuperación después de la cirugía

La recuperación después de una apendicectomía es rápida. Las personas suelen ser dadas de alta del hospital entre 1 y 2 días tras el procedimiento. Sin embargo, todo dependerá de la evolución clínica.

Los primeros días después de la operación es posible sentir dolor en la zona de la incisión y observar la aparición de unos pequeños hematomas. Sin embargo, estas molestias desaparecerán y será posible retomar las actividades diarias entre 1 semana y 1 mes después.

Alta de niño con apendicectomía.
El alta hospitalaria es rápida la mayoría de las veces y no suele haber complicaciones graves por una apendicectomía.

Cuidados posteriores

Los cuidados durante el periodo posoperatorio son fundamentales para promover la cicatrización y la recuperación total. Las indicaciones pueden variar dependiendo del procedimiento realizado, sin embargo, dentro de las principales recomendaciones destacan las siguientes:

  • Mantener el reposo durante los primeros 7 días, evitando actividades extenuantes y solo dando pequeñas caminatas.
  • Curar la herida al menos cada 2 días y retirar los puntos entre 8 y 10 días después de la operación.
  • Beber un mínimo de 8 vasos de agua diarios para prevenir el estreñimiento.
  • Mantener una dieta blanda o aquella recomendada por el especialista.
  • Dormir boca arriba las primeras 2 semanas.
  • Presionar la herida cuando sea necesario toser.
  • Evitar conducir durante al menos 3 semanas.

Un procedimiento rápido y con pocos riesgos

La apendicectomía no es más que un procedimiento quirúrgico destinado a la extracción del apéndice. Aunque su principal indicación es una apendicitis aguda, también es de utilidad en otras afecciones.

Por fortuna, tanto el procedimiento como la recuperación son rápidos y las personas pueden retomar su vida cotidiana en poco tiempo. Además, los cuidados en el periodo posoperatorio son sencillos.

Te podría interesar...
Consejos para recuperarte de una apendicitis
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos para recuperarte de una apendicitis

¿Acabas de pasar por una apendicitis? Si nadie te lo ha dicho, descubre algunos consejos para recuperarte de una apendicitis lo mejor posible.



  • Stringer MD. Acute appendicitis. J Paediatr Child Health. 2017 Nov;53(11):1071-1076.
  • Quah GS, Eslick GD, Cox MR. Laparoscopic appendicectomy is superior to open surgery for complicated appendicitis. Surg Endosc. 2019 Jul;33(7):2072-2082.
  • Jäntti S, Ponkilainen V, Kuitunen I, Hevonkorpi TP et al. Trends in appendicectomy during the COVID-19 pandemic. Br J Surg. 2021 Jan 27;108(1):e35-e36.
  • Peltrini R, Podda M, Di Saverio S, Bracale U, Corcione F. Interval appendicectomy for complicated appendicitis: do not let your guard down! Br J Surg. 2021 Sep 27;108(9):e288-e289.
  • Liu Y, Cui Z, Zhang R. Laparoscopic Versus Open Appendectomy for Acute Appendicitis in Children. Indian Pediatr. 2017 Nov 15;54(11):938-941.
  • Markar SR, Venkat-Raman V, Ho A, Karthikesalingam A, Kinross J, Evans J, Bloom I. Laparoscopic versus open appendicectomy in obese patients. Int J Surg. 2011;9(6):451-5.