Bebé delgado: ¿cuándo es preocupante?

15 Marzo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
El bebé puede contar con un bajo peso al nacer, sobre todo cuando se trata de un parto prematuro. Además, hay otros factores de riesgo que condicionan dicha situación.

Normalmente, se valora positivamente que los recién nacidos cuenten con un peso elevado o con formas redondeadas. Se asocia con un mejor estado de salud. Sin embargo, esto no siempre es así.

Puede darse el caso de un bebé delgado que se encuentre perfectamente y que consiga un desarrollo posterior óptimo. Te vamos a contar cuándo deberías a empezar a preocuparte por su peso.

Lo primero a tener en cuenta es que existen tablas donde se recoge la media de los pesos de los niños al nacer y también en las primeras etapas de su vida. Esto facilita mucho la comparación, ya que es posible saber cuándo un sujeto en concreto se separa demasiado de la media.

¿Mi bebé está muy delgado?

Antes de preocuparte por el estado de nutrición o el peso concreto de tu bebé, es importante conocer cómo se encuentra este dentro de las tablas de percentiles de pesos.

Mientras se encuentre cerca de la media, el peso del mismo no debería de ser un motivo de preocupación. Ahora bien, cuando se acerca a los extremos ya habrá que tener en cuenta otros parámetros.

¿Qué hacer si mi bebé rechaza el pecho?
Un bebé se considera delgado cuando no logra superar los 2,5 kilogramos al nacer.

Es importante saber que los estados de desnutrición se reflejan en la delgadez del bebé y en ciertos problemas a la hora de desarrollarse de manera normal.

Afortunadamente, a los niños se les hacen un montón de pruebas para detectar si algo no está funcionando correctamente. En el caso de que se aleje del peso medio, se le someterá a una analítica de suero donde se pueda obtener información acerca de su perfil nutricional. Aquí se descartará que la situación sea preocupante.

Para saber más: 13 factores que pueden causar un parto prematuro

¿Cuándo se considera un bebé de bajo peso?

Los estándares afirman que un bebé se considera de bajo peso cuando en el nacimiento no logra batir los 2,5 kilogramos. Si se encuentra por debajo de 1,5 kilogramos, se habla de una situación de muy bajo peso.

La causa más frecuente de tal problema es un parto prematuro, tal y como afirma un estudio publicado en la revista American Journal of Epidemiology. También una baja concentración en los niveles de vitamina B12 de la madre podría estar relacionado.

Si se da un escenario como este, probablemente el pediatra tome medidas o recomiende ciertas estrategias para incrementar el peso del bebé, y que así deje de estar excesivamente delgado. De lo contrario, podría experimentar problemas de crecimiento que repercutiesen en su salud a medio plazo.

Razones comunes por las que el bebé es delgado

Te vamos a explicar las razones que pueden llevar a que un bebé sea delgado. Una de ellas es que haya sido un parto prematuro, como ya se ha comentado con anterioridad.

Fumar o consumir drogas durante el embarazo

Existen evidencias que afirman que el consumo de alcohol o drogas durante el embarazo puede condicionar negativamente el desarrollo del feto. Esto no solo se manifiesta desde un punto de vista funcional o neurológico, sino que también puede ocasionar un bajo peso al nacer; es decir, el nacimiento de un bebé delgado.

También te puede interesar: Intolerancia al alcohol: todo lo que necesitas saber

Tener un embarazo a partir de los 35 años

El grupo poblacional óptimo para la gestación se compone de mujeres de entre 17 y 35 años. Salirse del mismo, tanto por corta edad como por superar los 35, se puede considerar un factor de riesgo para que el bebé cuente con un bajo peso.

De acuerdo con una investigación publicada en European Journal of Pediatrics, los bebés delgados son más frecuentes cuando las madres superan cierta edad.

Para preparar la llegada del bebé es necesario tener en cuenta varios aspectos.
El uso de drogas o el consumo de alcohol durante el embarazo puede condicionar el peso del bebé.

 Infecciones durante el embarazo

Si se experimentan infecciones con microorganismos durante el embarazo, aunque estas no ocasionen daño aparente al feto, pueden condicionar un bajo peso al nacer. En esta situación será necesario realizarle pruebas complementarias al bebé para comprobar que no existe afectación en los órganos vitales.

¿Cómo cambia el cuerpo de un bebé durante el crecimiento?

Hay que tener en cuenta que durante las primeras etapas de la vida el cuerpo experimenta una gran cantidad de cambios para adaptarse a las crecientes necesidades funcionales. En este sentido, los órganos comienzan a incrementar su tamaño, del mismo modo que el tejido muscular.

Se produce una reproducción celular a un ritmo alto, por lo que las demandas de energía son cada vez mayores. En este momento, el balance calórico ha de ser siempre positivo para, de este modo, permitir la formación de tejido. Es totalmente normal que se experimente un incremento de peso significativo al cabo de cada semana.

¿Cuándo es necesario consultar con un médico?

Si además de haber nacido siendo un bebé delgado, no se produce un incremento del tamaño y del peso significativo tras cada semana, hay que consultar con el médico. Otros motivos serán que el niño se niegue a comer o le cueste demasiado, que tenga problemas de motricidad funcional o que presente vómitos y diarreas frecuentes.

También, si se nota demasiada hinchazón en la barriga debería consultarse, ya que este podría ser un síntoma de desnutrición proteica, algo que puede impactar negativamente sobre el desarrollo.

Importancia de la dieta en el desarrollo del niño

Hay que tener en cuenta que el aporte de nutrientes será clave para asegurar que el bebé crece adecuadamente. No importa que haya sido un bebé delgado en un principio: si se le administra una buena alimentación, la delgadez desaparecerá con el tiempo de forma natural.

Está claro que el mejor alimento durante el primer año de vida es la leche materna. Esta aporta todos los nutrientes que el niño necesita, además de inmunoglobulinas necesarias para el buen funcionamiento del sistema inmune.

A partir de los 6 meses, de todos modos, es importante comenzar con la alimentación complementaria. Así, se conseguirán satisfacer las necesidades nutricionales e incrementar el aporte calórico, de forma que el bebé se desarrolle adecuadamente.

Bebé delgado, no siempre un signo de alarma

Como hemos visto, el hecho de que el bebé sea delgado en un primer momento no tiene por qué resultar peligroso para su salud. Mientras se alimente correctamente y experimente un crecimiento constante, no debería haber ningún problema.

Sin embargo, en ocasiones se presenta un muy bajo peso al nacer y no se produce un incremento del mismo a lo largo de las semanas. A parte de una serie de factores de riesgo que pueden determinar dicha condición, es necesario explorar si existen disfunciones a nivel orgánico que limiten el uso de los nutrientes o su absorción.

  • Rogne T, Tielemans MJ, Chong MF, Yajnik CS, Krishnaveni GV, Poston L, Jaddoe VW, Steegers EA, Joshi S, Chong YS, Godfrey KM, Yap F, Yahyaoui R, Thomas T, Hay G, Hogeveen M, Demir A, Saravanan P, Skovlund E, Martinussen MP, Jacobsen GW, Franco OH, Bracken MB, Risnes KR. Associations of Maternal Vitamin B12 Concentration in Pregnancy With the Risks of Preterm Birth and Low Birth Weight: A Systematic Review and Meta-Analysis of Individual Participant Data. Am J Epidemiol. 2017 Feb 1;185(3):212-223.
  • Dessì A, Corona L, Pintus R, Fanos V. Exposure to tobacco smoke and low birth weight: from epidemiology to metabolomics. Expert Rev Proteomics. 2018 Aug;15(8):647-656
  • van der Pal SM, van der Meulen SA, Welters SM, Bakker LA, de Groot CJM, van Kaam AH, Verrips EGHW. Reproductive risks in 35-year-old adults born very preterm and/or with very low birth weight: an observational study. Eur J Pediatr. 2020