Beneficios de la ciencia para los niños: curiosidad y exploración

La ciencia está presente en todo y significa infinidad de oportunidades para que los niños aprendan sobre su entorno. Motivarlos a desarrollar el pensamiento científico también les ayuda a potenciar otras habilidades. Entérate cómo.
Beneficios de la ciencia para los niños: curiosidad y exploración
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 09 mayo, 2022

La infancia es la etapa más curiosa de la vida. Desde pequeños, el interés por aprender cómo funcionan las cosas y las respuestas a esto pueden asociarse al conocimiento científico. Por cada descubrimiento, tu hijo desarrolla habilidades útiles en su futuro. Este es uno de los múltiples beneficios de la ciencia para los niños.

A medida que ellos exploran el entorno, arman conceptos adaptados a su nivel de comprensión y que avivan el entusiasmo por saber más.

El Departamento de Educación de los Estados Unidos destaca en una publicación que los niños pequeños inventan explicaciones interesantes para que su ambiente tenga sentido; mientras que los más grandes plantean argumentos científicos excepcionales. Aunque no se trate de empujarlos a ser químicos, ingenieros o físicos, la ciencia les ofrece sabiduría aplicable en el día a día.

Influencia de la ciencia en los niños

La ciencia es el proceso en el que se aprende observando y experimentando. Comprende errores y aciertos, el uso de datos, los cuestionamientos y el análisis de resultados. Parece complicado, pero es posible que a los niños se les haga más fácil entender los porqués con argumentos sencillos.

Los deportes, la naturaleza y los juegos, por ejemplo, representan oportunidades para estudiar y activar el pensamiento crítico. Saber un poco de todo fortalece las capacidades de comunicarse, de fundamentar opiniones, de enfocarse, de reflexionar y de desarrollar los sentidos interactuando con el entorno.

Presta atención a las preguntas de tu hijo y ayúdale a investigar cuando quiera saber de animales, de plantas, del funcionamiento de artefactos, de mecánica, de las estrellas y de cualquier tema que atraiga su atención.

Niños curiosos por la ciencia.
Los niños son curiosos. Si sabemos dirigir su interés y usar las herramientas adecuadas, potenciaremos su inteligencia.


Beneficios de la ciencia para los niños

Se estima que desde los 7 años se manifiestan actitudes positivas o negativas sobre la educación científica, por lo que es conveniente aprovechar y cultivar el interés.

Un niño cautivado por la ciencia es una fuente de ideas productivas, vive proponiéndose retos, es participativo en clases, consigue pasatiempos en cosas ordinarias y pone a volar su imaginación.

También se convierte en una persona sugerente, exploradora y comunicativa. Enseguida presentamos más ventajas de la ciencia en la infancia.

Respalda otras destrezas

El razonamiento para solucionar problemas, la colaboración entre compañeros, la ampliación del vocabulario y la perseverancia son algunas prácticas que mejoran con la educación científica. Hay mayor familiarización con asignaturas como la lectoescritura y las matemáticas, además de la destreza creativa.

La ciencia nutre el desarrollo intelectual de un niño a través de los siguientes conceptos:

  • Observación: usa los sentidos para conseguir y organizar información. Prueba dándole un conjunto de objetos y fíjate cómo puntualiza el color, el sabor, las texturas, el tamaño.
  • Comparación: tras explorar, los niños establecen diferencias y similitudes.
  • Clasificación: una vez que comparan, son capaces de agrupar por clases. Por ejemplo, si les das varias peras, las apartan según las que tienen tallos, la variación de color, el tamaño, etc.
  • Medición: tan simple como determinar los tamaños o las cantidades.
  • Comunicación: describen con texto, hablando, con dibujos u otra forma de expresión lo que observaron, compararon, clasificaron y midieron.
  • Deducción: ordenan la información recopilada y la asocian con experiencias anteriores para armar nuevas hipótesis.
  • Predicción: se trata de las conjeturas y las estimaciones con base en los conceptos previos.

Activa la concentración

Por lo general, los niños interesados en la ciencia tienen altos niveles de concentración y se mantienen alerta a los detalles. Es una habilidad que evoluciona con cada experimento en el que participan y que será de utilidad en los estudios o cualquier actividad.

Impulsa el trabajo en equipo

Al existir un objetivo común, varios niños pueden unirse para conseguir resultados rápidos y óptimos. Más adelante sabrán manejarse entre grandes grupos.

Forma espacios críticos y amplía enfoques

Cada experimento que desarrolle un niño es una ventana para opinar y tomar ideas que favorezcan la creación de su propio pensamiento. Plantear su apreciación desde la infancia es clave en la formación del criterio.

Promueve el deseo de descubrir

Los resultados de un experimento desatan el factor sorpresa. Es así como se genera la curiosidad por descubrir lo que pasó, de modo que lo más seguro es que el niño intente indagar. La ciencia es una manera de que los peques encuentren respuestas y resuelvan problemas.

Alienta a explorar la naturaleza

La experimentación al aire libre estimula la curiosidad, en especial durante la primera infancia. Es así que la naturaleza se convierte en un laboratorio gigantesco en el que pueden completar diversas actividades.

Un viaje a la playa, un paseo al parque, el patio de la escuela y los jardines de la casa son apenas algunos de los tantos sitios en los que los niños suman descubrimientos.

Estimula métodos alternativos de aprendizaje

En la infancia, la ciencia ayuda a asimilar conceptos abstractos con juegos. Rodar pelotas, usar rampas o hacer fuerza son maneras de exponer casos científicos sin que sea aburrido.

Juegos de ciencia para niños.
Jugando, el aprendizaje es más divertido y los conceptos pueden dejar de ser considerados “aburridos”.

Recomendaciones para motivar a los niños a aprender sobre ciencia

Una publicación de Panorama argumenta que los niños aprenden mejor si las actividades tienen lugar en un contexto relacionado con su vida cotidiana y sus experiencias. Mirar las estrellas, hornear un pastel o hablar de los árboles son oportunidades de adquirir conocimiento.

Para que la educación científica los atrape, propón experimentos emocionantes acordes a la edad. Revistas especializadas (como National Geographic) muestran listas de fenómenos y experimentos que sin dudar cautivarán a tus hijos.

Ahora planteamos algunas sugerencias con las que puedes motivar a los niños a interesarse por la ciencia:

  • Discute temas de modo divertido. Las charlas científicas con niños tienen que ser emocionantes.
  • Invierte en equipos. Seguro que un microscopio lo deslumbra, pero si el aparato supera tus posibilidades económicas, regala kits de astronomía o de experimentos de cocina, juegos de excavación de fósiles, etc.
  • Promueve la lectura. Agrega a la biblioteca familiar libros sobre ciencia para niños. También puedes descargarlos de internet y los leen juntos.
  • Analicen videos. Al ser esencial la observación, los videos sobre hechos científicos son un gran apoyo en la enseñanza.
  • Amplía lo que ya sabe. Recuerda que la ciencia es acumulativa y en la infancia es más fácil aprender desde lo que ya se conoce.
  • Responde sus preguntas. Esta es una oportunidad de oro para nutrir el conocimiento sobre un tema. No dejes interrogante sin contestar y aprovecha para que investiguen juntos.


Los padres y el apoyo en la educación científica

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señala que es más importante acompañar a los niños en el aprendizaje que tener todas las respuestas. Para el peque tiene mucho valor y mayor interés si sus padres lo ayudan en el proceso.

Los adultos necesitan hacerse de los recursos, involucrarse y estar tan abiertos como los niños a disfrutar las prácticas divertidas y educativas.

Te podría interesar...
Opciones para entretener a los niños sin internet
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Opciones para entretener a los niños sin internet

Los recuerdos de la infancia no necesariamente tienen que asociarse al uso de tecnología. Aprende cómo entretener a los niños sin internet.