5 beneficios de las nueces de Macadamia

En un estudio llevado a cabo por la Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina y Psicología, Tijuana, México, se ha explicaba como en diversas investigaciones se había podido observar una disminución en la incidencia de infartos en pacientes que mantenían un mayor consumo de nueces.
5 beneficios de las nueces de Macadamia
Renata Sylwia Kosierb Fernández

Revisado y aprobado por la dietista Renata Sylwia Kosierb Fernández.

Escrito por Gema Diez

Última actualización: 29 abril, 2022

Las nueces de macadamia, originarias de un árbol que crece en Australia e Indonesia, son un fruto seco nutritivo y energético con propiedades que pueden resultar beneficiosas para el ser humano. 

En general se comen crudas, como un snack o tentempié. Pero gracias a su sabor y textura suaves también se pueden introducir en la elaboración de muchos platos y recetas.

A continuación te contamos más sobre sus propiedades y los beneficios que puede conllevar su consumo.

Nueces de macadamia: un delicioso tesoro nutritivo

La Macadamia (Macadamia integrifolia) es un tipo de planta que consta de 14 especies diferentes conocidas a día de hoy. De entre todas, solo dos de ellas son consideradas válidas desde un punto de vista nutricional, pues son las únicas que poseen la nuez comestible.

Las nueces de las demás especies son venenosas porque contienen glucósidos. Aunque en la mayor parte de los casos, estos pueden ser eliminados a través de diversos procesos de los que ya hacían uso los nativos de aquellas tierras.

La parte comestible tiene forma esférica y un color entre el blanco y el crema. Vienen recubiertos por una cáscara dura, pero su textura es suave y cremosa. Al ser un árbol de escasa producción y tratarse de un alimento muy apreciado, es uno de los más caros del mercado.

Como el resto de frutos secos, resulta ser muy nutritivo. Destacan la presencia de ácidos grasos (ácido palmitoleico, oleico y linoleico), vitamina E y esteroles. Además también aporta proteínas, fibra y algunos minerales.

Gracias a esta interesante composición su consumo tiene efectos positivos en el sistema cardiovascular, la digestión, la flora intestinal e incluso en la piel (con aplicación cosmética). Conocemos más detalles a continuación.

¿Qué beneficios puede aportar su consumo?

1. Salud cardiovascular

En las últimas décadas, el consumo de alimentos como pueden ser las nueces, las semillas o algunos tipos de aceites se ha visto asociado con la disminución de enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la obesidad.

Esto se debe a que las nueces,  y en concreto las nueces de macadamia, están compuestas  por ácidos grasos monoinsaturados (40-60 %) y saturados (7 %), fibra, potasio, magnesio, cobre, vitamina E y arginina.

Estos componentes nutricionales, en primer lugar, convierten las nueces en un ingrediente idóneo a la hora de seguir una alimentación saludable. Sin embargo, de forma reciente, se ha investigado sobre su posible incidencia directa a la hora de ayudar a prevenir las enfermedades mencionadas.

En un estudio llevado a cabo por la Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de medicina y Psicología, Tijuana, México, se ha podido observar una disminución en la incidencia de infartos en pacientes que mantenían un mayor consumo de nueces.

Los científicos hacían referencia a la investigación de Fraser y cols. (1992), los cuales describieron cómo el consumo de nueces era un factor de protección de enfermedades cardiovasculares.

Del mismo modo, estudios posteriores basados en ensayos clínicos han versado sobre el consumo de nueces y su efecto sobre los marcadores bioquimicos y antropométricos. De forma que las nueces sí podrían tener cierto impacto en la prevención de estas enfermedades.

Sin embargo, los estudios mencionados incluyen trabajos realizados durante periodos menores a seis meses. No existen estudios que incluyan trabajos con un seguimiento igual o mayor a seis meses. Esto quiere decir que a día de hoy no existen suficientes evidencias que permitan afirmar que con el consumo de nueces a largo plazo esté relacionado de manera directa con cambios favorables sobre el peso, la glucosa o los lípidos en sangre.

2. Síndrome metabólico

Bajo este nombre se agrupan una serie de condiciones que aumentan el riesgo de padecer enfermedades más graves como diabetes, ictus y enfermedades del corazón. En este síndrome se incluye la presión arterial elevada, glucosa alta, colesterol HDL bajo, triglicéridos altos y exceso de grasa abdominal.

Los datos cifran su incidencia en 1 de cada 3 personas y aumenta de forma clara en las últimas décadas. Por esta razón se ha convertido en una de las principales preocupaciones a nivel de salud pública en muchos países.

La evidencia científica muestra que los ácidos grasos monoinsaturados presentes en los frutos secos (y en especial en las nueces de macadamia) pueden disminuir el riesgo de padecer síndrome metabólico y mejorarlo en caso de que ya se padezca.

3. Las nueces de macadamia tienen actividad antioxidante

Los frutos secos tienen, en general, una gran concentración de compuestos antioxidantes variados. En el organismo, su papel es el de neutralizar los radicales libres; unos componentes que, en exceso, pueden tener efectos nocivos sobre las células.

Si los radicales libres no se contrarrestan con una acción antioxidante suficiente, los daños se acumulan con el paso de los años. Como consecuencia, puede aumentar el riesgo de padecer algunas enfermedades: patologías neurodegenerativas, cardiovasculares, cáncer y otras afecciones crónicas.

4. Sistema digestivo

Gracias al aporte de fibra y a la presencia de grasas, las nueces de macadamia son un alimento que puede ayudar a mejorar el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento.

Asimismo, no solo beneficia el proceso digestivo sino también la salud intestinal en general. Su aporte de fibra soluble y polifenoles, ejerce efectos prebióticos positivos sobre la microbiota.

5. Control del peso

Aunque sean un alimento con un aporte importante de calorías, las nueces de macadamia no promueven el aumento de peso si se introducen en el marco de una dieta saludable y otros hábitos positivos.

Esto se explica, en parte, por la presencia de fibra y proteínas. Estos dos nutrientes aumentan la saciedad y permiten disminuir la sensación de hambre. Además, también parece ser que una parte de sus grasas no son absorbidas, con lo que el aporte energético final no es tan elevado.

 

Las nueces de macadamia en la cocina

La nuez de macadamia está considerada como un alimento muy versátil por la facilidad con que puede incluirse en diferentes recetas y adaptarse a los diferentes gustos de las personas.

Así, por ejemplo, es posible introducirla en recetas saladas, añadiéndola en platos de pasta, verduras o cremas. También en platos de wok o arroces. La macadamia puede aportar un toque crujiente que resulta muy agradable al paladar.

Por otro lado, se pueden elaborar diferentes postres con la nuez de Macadamia. Por ejemplo, los expertos de la cocina suelen incluirla como ingrediente principal en pasteles, galletas, chocolates, helados o incluso batidos de diferentes sabores.

Además, es posible consultar a un especialista a la hora de realizar una dieta equilibrada cómo incluir determinados productos, como puede ser la Macadamia, en la misma. Pregunta, infórmate sobre qué alimentos pueden incidir mejor en tu organismo y gana en salud.

Incluye frutos secos a diario en tu dieta, entre ellos las nueces de macadamia

Múltiples investigaciones y estudios van mostrando los posibles beneficios que las nueces de macadamia pueden aportar a nuestra salud. Sin duda alguna se trata de un alimento muy nutritivo que constituye una buena fuente de energía, minerales, fibra o grasas saludables.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que la base de una buena salud se encuentra en la toma de buenos hábitos de vida y alimenticios. Por ello, incluir la nuez de macadamia es positivo siempre que se enmarque en una dieta sana y se acompañe de actividad física, descanso y una disminución del estrés (entre otros).

Te podría interesar...
Los beneficios del consumo de nueces para nuestro estómago
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los beneficios del consumo de nueces para nuestro estómago

Por lo general, asociamos el consumo de nueces con la mejora del rendimiento mental de las personas. No obstante, también benefician al estómago.



  • De-Lira Garcia, et al. Efecto del consumo de nueces, semillas y aceites sobre marcadores bioquímicos y el peso corporal; revisión sistemática, http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112012000400002
  • Fraser GE, Sabate J, Beeson WL, Strahan TM. A possible protective effect of nut consumption on risk of coronary heart disease. The adeventist health study. Arch Intern Med 1992; 152 (7): 1416-24.
  • Garg, M. L., Blake, R. J., Wills, R. B. H., & Clayton, E. H. (2007). Macadamia nut consumption modulates favourably risk factors for coronary artery disease in hypercholesterolemic subjects. Lipids. https://doi.org/10.1007/s11745-007-3042-8.
  • Lamuel-Raventós R. Mª, Saint-Onge M. P. Prebiotic nut compounds and human microbiota. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. Septiembre 2017. 57 (14): 3154-3163.
  • Qian F, Ardisson Korat A, et al. Metabolic effect of monounsaturated fatty acid-enriched diets compared with carbohydrate or polyunsaturated fatty acid-enriched diets in patients with type 2 diabetes: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Diabetes Care. Agosto 2016. 39 (8): 1448-1457.
  • Rahman Kh. Studies on free radicals, antioxidants, and co-factors. Clinical Interventions in Aging. 2007. 2 (2): 219-36.
  • Wanders A. j, van den Borne J. J. G. C, et al. Effects of dietary fiber on subjective appetite, energy intake and body weight: a systematic review of randomized controlled trials. Obesity Reviews. Septiembre 2011. 12 (9): 724-39.
  • Web Archive, https://web.archive.org/web/20130614232656/http://www.mag.go.cr/bibioteca_virtual_ciencia/tec_macadamia.pdf