Biopsia de glándula salival: ¿cuándo se realiza?

Las glándulas salivales son tejidos especializados que pueden fallar ante procesos tumorales o inflamatorios. Para su diagnóstico, los médicos se valen de la biopsia.
Biopsia de glándula salival: ¿cuándo se realiza?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 08 noviembre, 2022

Las glándulas son un grupo de órganos especializados en la producción y la secreción de sustancias vitales para el cuerpo humano. El estudio de su anatomía y función es útil en el diagnóstico de ciertas enfermedades. ¿Te interesa conocer cuándo se realiza una biopsia de glándula salival? A continuación te contamos.

Las glándulas salivales se encuentran en la boca y en la parte proximal del tubo digestivo, siendo su función esencial la producción de saliva para la digestión. Estudios afirman que por su vascularización y anatomía, las mismas son propensas a múltiples afecciones inflamatorias e infiltrativas, siendo su disfunción un signo de alarma para sospechar ciertos trastornos.

¿Qué es una biopsia de glándula salival?

Desde un punto de vista anatómico y funcional, las glándulas salivales se dividen en mayores y menores o accesorias. El primer grupo está formado por la glándula parótida, ubicada sobre el músculo masetero; la sublingual, bajo la lengua; y la glándula submandibular, localizada en el piso de la cavidad oral.

La biopsia de glándula salival consiste en la extracción controlada de un pequeño fragmento de tejido o de la totalidad de la glándula para su posterior estudio histopatológico. Esta prueba solo puede ser realizada por profesionales capacitados y está indicada en casos específicos.

Saliva en un hombre.
La producción de saliva es posible gracias a estas glándulas, que se distribuyen en la zona inicial del aparato digestivo, desde la boca.

¿Cuándo se procede con una biopsia de glándula salival?

En la mayoría de los casos, la biopsia de glándula salival se realiza ante la sospecha clínica de procesos tumorales o infiltrativos del tejido. Investigaciones afirman que los tumores de glándulas salivales suponen hasta el 5 % de los tumores de cabeza y cuello, siendo la mayoría benignos.

En este sentido, la biopsia glandular permite determinar el tipo de lesión y, a partir de este resultado, establecer la conducta médica a seguir. De igual forma, la prueba suele indicarse ante la sospecha de un proceso obstructivo en el drenaje glandular.

Por otro lado, algunos autores afirman que la biopsia de glándulas salivales es uno de los principales criterios para el diagnóstico del síndrome de Sjögren. Esta es una enfermedad autoinmune crónica caracterizada por una disfunción en la secreción de saliva y lágrimas por parte de las glándulas.


Quizás te interese Síndrome de Sjögren


Preparativos para el examen

No se necesitan preparativos especiales para la realización de una biopsia de glándula salival por punción. Sin embargo, es recomendable no consumir alimentos o bebidas durante las 6 a 8 horas previas al examen.

Además, el especialista puede indicar el cese temporal de los anticoagulantes un par de días antes de la prueba. Esto, en el caso de que el paciente sea consumidor asiduo de los mismos.

¿Cómo se realiza la biopsia de glándula salival?

La toma de biopsia glandular suele realizarse en un consultorio médico. La técnica de elección es la biopsia por punción-aspiración con aguja fina. Esta última facilita la extracción de una pequeña muestra de glándula salival sin producir efectos adversos.

Para la toma de la muestra, primero se procederá a limpiar y esterilizar con alcohol isopropílico el área donde se realizará el abordaje. Posteriormente, se procederá a la administración de un anestésico local que adormecerá y eliminará el dolor en la zona. El paciente puede sentir un pequeño pinchazo para luego perder la sensibilidad.

Una vez preparado el sitio de abordaje, el especialista introducirá la aguja de biopsia hasta alcanzar la glándula salival a evaluar. Esto puede ocasionar una presión o molestia leve por 1 a 2 minutos. De esta forma, se aspirará y se extraerá una pequeña porción del tejido glandular, el cual se coloca en un portaobjetos para enviar al laboratorio.

En el caso de la biopsia de glándula salival para el síndrome de Sjögren, es probable que se requiera mayor administración de anestésico y se realicen múltiples tomas de tejido de diferentes glándulas. En este sentido, puede que se proceda a la colocación de algunos puntos de sutura en el sitio de abordaje. La zona puede quedar sensible y enrojecida durante los días posteriores al procedimiento.



Análisis de los resultados

Los resultados de esta prueba son reportados por un laboratorio anatomopatológico especializado. Lo normal es que el tejido glandular esté intacto y sin crecimientos anormales o indicios de lesiones tumorales.

Sin embargo, la biopsia de glándula salival puede dar positiva en caso de procesos inflamatorios, infecciones, infiltraciones y proliferación de células cancerosas. De igual forma, la disfunción celular y la atrofia de del tejido son indicios del síndrome de Sjögren. Otra patología que se puede identificar es la sarcoidosis.

Parotiditis o paperas.
La inflamación de las glándulas salivales más conocida es la parotiditis o papera. De todas maneras, no es un diagnóstico que requiera biopsia.

Riesgos de la biopsia de glándula salival

La biopsia de glándula salival es un procedimiento relativamente seguro con un bajo índice de efectos adversos. Algunos de los riesgos asociados a este procedimiento incluyen los siguientes:

  • Infección.
  • Hemorragia.
  • Alergia a la anestesia.
  • Lesión del nervio trigémino o facial.
  • Entumecimiento del labio o de la piel de la cara.

Además, algunos pacientes experimentan dolor y molestias leves los días posteriores a la intervención, los cuales pueden ser aliviados con analgésicos de venta libre. Por otro lado, se debe buscar atención médica en caso de presentar los siguientes síntomas:

  • Fiebre.
  • Sangrado.
  • Tumefacción y dolor que no cede.
  • Dificultad para respirar y tragar.
  • Salida de líquido en el sitio de punción.

Pasos a seguir luego de la biopsia

La biopsia de glándula salival es un procedimiento diagnóstico que permite evaluar la anatomía y el funcionamiento microscópico del tejido glandular. De esta forma, se pueden detectar enfermedades tumorales y otras afecciones, como el síndrome de Sjögren.

Es vital mantener un estricto seguimiento médico luego de cualquier procedimiento de este tipo.
Te podría interesar...
Glándulas salivales: qué son y enfermedades asociadas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Glándulas salivales: qué son y enfermedades asociadas

Las glándulas salivales son las estructuras responsables de mantener la humedad de la boca. Te contamos qué afecciones las pueden alterar.



  • León JA, Lorenty LW, Martínez FH. Biopsia de glándula salival menor en el diagnóstico confirmatorio del Síndrome de Sjögren y Amiloidosis. Cambios rev. méd. 2018; 17(2):89-94
  • Nazar G, Vial G, Ibarra A, Cabezas L. Tumores de cabeza y cuello. Revista Médica Clínica Las Condes. 2007; 18(4): 408-418.
  • Parra R, Polo J, Rojas A. Interpretación de la biopsia de glándula salival menor en el síndrome de Sjögren. Correlación clínico-patológica. Revista Colombiana de Reumatología. 2020; 27(52): 82-89.
  • Sánchez A, Martínez R. Enfermedades sistémicas que afectan a las glándulas salivares. Seminarios de la Fundación Española de Reumatología. 2010; 11(3): 94-99.
  • Santiago M, Seisdedos M, García N, Secco A. Frecuencia de complicaciones y rédito de la biopsia de glándula salival menor. 2012; 8(5): 255-258.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.