Cómo calmar la rinitis alérgica con 5 remedios de origen natural

Además de promover el control de la producción de histamina, el té verde nos ayuda a aliviar la congestión y reduce la gravedad de los síntomas de la rinitis.
Cómo calmar la rinitis alérgica con 5 remedios de origen natural
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 16 marzo, 2021.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 18 septiembre, 2017

Última actualización: 16 marzo, 2021

Existen algunos remedios de origen natural que pueden ayudar a calmar la rinitis alérgica. En su mayoría, se trata de complementos para la dieta, muy fáciles de preparar en casa, que pueden acompañar el tratamiento pautado por el médico y, por supuesto, hábitos de vida tan saludables como mantener una alimentación balanceada y una buena hidratación.

La rinitis alérgica es una condición que suele producirse por la irritación del revestimiento mucoso que cubre la parte interior de la nariz. Se desencadena ante el estímulo causado por factores externos como el polvo y el polen, aunque también cuando hay cambios bruscos de temperatura.

Sus síntomas incluyen una molesta congestión que impide respirar con normalidad. También estornudos, irritación en los ojos y dolor de cabeza. Si bien la mayor parte de los casos se desarrollan de forma leve y ocasional, muchos pacientes tienen que solicitar ayuda médica cuando su problema se cronifica.

Por fortuna, además de los medicamentos antihistamínicos convencionales, hay remedios de origen natural que, en caso de que el médico autorice su consumo, pueden facilitar el control de los síntomas. Veámoslos a continuación.

1. Jugo de aloe vera

El jugo natural de aloe vera es un remedio lleno de nutrientes esenciales que, además de saciar el apetito y regular el tránsito intestinal, puede ayudar a fortalecer el sistema inmunitario y, en cierta medida, calmar la rinitis alérgica.

Aunque no existe evidencia científica que indique que sus propiedades medicinales sean especialmente útiles en caso de rinitis alérgica, en el ámbito popular esto no se descarta en absoluto. De hecho, se considera que sus propiedades antiinflamatorias pueden ayudar a disminuir los efectos de las alergias en las personas que presenten un cuadro leve y no tengan riesgo de sufrir reacciones adversas.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de gel de aloe vera (75 g).
  • ½ taza de agua (125 ml).
  • 1 cucharadita de miel (5 g).

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y procésalos hasta obtener un jugo homogéneo.
  • Bebe con moderación, según las indicaciones de tu médico.
  • Si quieres, puedes elaborarla con mucha menos cantidad de miel para que no te aporte tantas calorías.

Nota: evita consumirlo en exceso, ya que tiene un efecto laxante.

2. Infusión de jengibre, una aliada para calmar la rinitis alérgica

La raíz de jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y expectorantes, por ende, se considera que es idónea para calmar los síntomas de la rinitis alérgica en casos leves. Consumirla en forma de infusión (si no existe ninguna contraindicación) ayudaría a relajar los conductos nasales y calmar los dolores de cabeza.

Ingredientes

  • Jengibre rallado (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de miel (5 g).

Preparación

  • En primer lugar agrega el jengibre rallado en una taza de agua hirviendo y déjalo reposar tapado durante 15 minutos.
  • Después, cuela la bebida y endúlzala con una cucharadita de miel.

3. Té verde

Beneficios que obtienes si tomas té verde cada día
Las propiedades nutricionales del té verde están respaldadas por la evidencia. En la actualidad se reconocen sus aportes a la salud.

Según algunas hipótesis, los antioxidantes que contiene el té verde ayudarían a frenar la producción de histamina en el organismo, disminuyendo la severidad de los síntomas alérgicos de la rinitis. Su ingesta relajaría los conductos irritados y frenaría la congestión causada por la producción excesiva de flema.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de té verde (5 g).

Preparación

  • Calienta una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el té verde.
  • Deja que repose de 10 a 15 minutos y cuélala.
  • Consume con moderación, según las pautas del médico.

4. Vinagre de manzana

Según creencias, una bebida caliente de vinagre de manzana y miel de abejas puede disminuir la severidad de los síntomas causados por la rinitis alérgica en casos leves. Esto es porque a ingrediente orgánico se le atribuyen compuestos antibióticos y antihistamínicos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana orgánico (20 ml).
  • 1 cucharadita de miel (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Diluye el vinagre de manzana y la miel de abejas en una taza de agua tibia.

5. Jugo de brotes de alfalfa, otra opción para calmar la rinitis alérgica

mano sosteniendo brotes

Según algunas creencias, los brotes de alfalfa ayudarían a bloquear la acción de la histamina en el organismo y, a su vez, relajan los conductos nasales afectados por la rinitis. Este ingrediente contiene vitaminas y minerales que mejoran la respuesta inmunitaria. No obstante, esto no se ha podido comprobar a nivel científico. De momento, lo que sí se ha estudiado es cómo el extracto de alfalfa afecta los leucocitos en roedores.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de brotes de alfalfa (30 g).
  • ½ taza de agua (125 ml).
  • 1 cucharadita de miel (5 g).

Preparación

  • Incorpora los brotes de alfalfa en la licuadora y bátelos junto con el agua y la cucharada de miel.
  • Tras obtener la bebida, tamízala con la ayuda de un colador.

¿La rinitis suele interrumpir tu jornada? Procura mantener tu ambiente libre de polvo y químicos fuertes y, sigue las indicaciones de tu médico ante todo para calmar la rinitis alérgica y mejorarte. Como complemento, si el profesional lo autoriza, puedes aprovechar alguno de los remedios naturales mencionados.

Ten en cuenta que, no es recomendable mezclar varios remedios a la vez, ya que eso puede producir reacciones adversas, como diarrea, dolor abdominal, etc.



  • Kaliner, M. A. (2017). Allergic rhinitis. In Neuropeptides in Respiratory Medicine. https://doi.org/10.1201/9780203745915
  • Joseph, B., & Justin Raj, S. (2010). Pharmacognostic and phytochemical properties of aloe vera Linn – An overview. International Journal of Pharmaceutical Sciences Review and Research.
  • Grzanna, R., Lindmark, L., & Frondoza, C. G. (2005). Ginger—An Herbal Medicinal Product with Broad Anti-Inflammatory Actions. Journal of Medicinal Food. https://doi.org/10.1089/jmf.2005.8.125
  • Chacko, S. M., Thambi, P. T., Kuttan, R., & Nishigaki, I. (2010). Beneficial effects of green tea: A literature review. Chinese Medicine. https://doi.org/10.1186/1749-8546-5-13
  • Enomoto, T., Nagasako-Akazome, Y., Kanda, T., Ikeda, M., & Dake, Y. (2006). Clinical effects of apple polyphenols on persistent allergic rhinitis: A randomized double-blind placebo-controlled parallel arm study. Journal of Investigational Allergology and Clinical Immunology.
  • Russelle, M. P. (2001). Alfalfa. American Scientist. https://doi.org/10.1511/2001.3.252