Cambiar el color de los ojos: verdades y mitos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
29 Octubre, 2020
El color de los ojos se le atribuye a la producción de melanina del cuerpo. No es común que cambie después del primer año de vida, sin embargo, algunos aseguran que es posible. Te contamos los mitos y las verdades alrededor de este tema.

El color del iris, así como el de la piel y el cabello, está relacionado con la producción de melanina de cada persona. Entonces, ¿es posible cambiar el color de los ojos? Hoy te contamos las verdades y los mitos que rodean este tema.

Existen más de 150 genes involucrados con la producción, el transporte y el almacenamiento de melanina. Este pigmento contribuye a definir el color de los ojos.

Quienes tienen ojos claros, por lo general en tonalidades azules y verdes, no producen ni almacenan grandes cantidades del pigmento. Por otro lado, sí ocurre con quienes tienen ojos de color oscuro.

¿Cómo se determina el color de los ojos?

Según una publicación de la revista Missouri Medicine, el color de los ojos en los humanos está determinado por el número y el tamaño de los melanosomas, es decir, de las estructuras que contienen melanina. Los melanosomas hacen parte de los melanocitos, células que se distribuyen en el tejido externo del iris otorgándole a los ojos su color característico.

Este artículo también señala que el gen OCA2 del cromosoma 15 produce una proteína que controla la formación y el procesamiento de la melanina. Entre mayor sea la actividad de este gen, más oscuro será el color de los ojos. Aunque hay otros genes que pueden afectar la disposición del pigmento, dando origen a los tonos más claros.

Lee este artículo: 5 signos en los ojos que indican problemas de salud

¿Qué función tiene el iris?

El iris es una membrana plana en forma de anillo que está compuesta por tejido conectivo y fibras musculares. Se ubica detrás de la córnea y bordea la pupila. Es la encargada de otorgarle el color a los ojos y de regular, junto a la pupila, la cantidad de luz que ingresa al ojo.

A través de sus fibras musculares, el iris encoge y expande la pupila para permitir que la cantidad de luz suficiente entre al ojo. Esto depende de las condiciones del entorno.

De acuerdo con la American Academy of Ophthalmology, en ocasiones puede parecer que el iris cambia de color. Esto pasa porque hay alteraciones de iluminación que dilatan la pupila y hacen que el color de los ojos se perciba diferente, pues este se proyecta en función de la luz reflejada. Sin embargo, es un cambio temporal.

Si notas una alteración de color evidente en cualquiera de tus ojos es recomendable consultar a un oftalmólogo. No es común que el iris cambie de color. Si lo hace puede ser señal de enfermedades como la uveítis, la hepatitis o la aniridia, por un medicamento o a causa de un trauma.

Cambios en el color de los ojos.
Si los ojos cambian de color debemos hacer una consulta oftalmológica, ya que no es lo normal.

¿Qué se ha dicho sobre el cambio de color de los ojos?

Son numerosas las afirmaciones relacionadas al por qué puede cambiar el color de los ojos. Te contamos cuáles de ellas son mitos y cuáles son verdades.

Nacemos con un color de ojos diferente

Es cierto. En los primeros meses de vida los melanocitos aún no han completado su trabajo, por lo que el color que vemos en los ojos de los recién nacidos puede cambiar con el tiempo.

Una publicación de la American Academy of Pediatrics señala que los melanocitos tardan aproximadamente un año en secretar la melanina. Este proceso genera cambios en el color de los ojos, del grisáceo o azul inicial se torna a un color más oscuro.

Ahora bien, es posible que algunos bebés nazcan con patologías de despigmentación como el albinismo o la heterocromía, en la que cada ojo es de diferente color o varios colores coexisten en un mismo ojo. Esta condición puede presentarse por traumas, factores genéticos o asociada a otras patologías.

Los ojos verdes son así por una mutación genética

Falso. Tener los ojos verdes no es resultado de una mutación genética. Este color es fruto de una producción moderada de melanina y un número intermedio de melanosomas, según sugiere la publicación Genetics of Eye Color.

Otro artículo, divulgado por el International Journal of Molecular Sciences propone que el color del iris no está determinado por la cantidad de melanocitos. De acuerdo con este estudio, el color varía en función de la composición del melanosoma, pues existen dos tipos de melanina: eumelanina y feomelanina. Esta última asociada con el color de iris claro.

Descubre más: Lo que tu color de ojos dice de ti

El color de ojos cambia según nuestro estado de ánimo

Falso. El estado de humor no cambia el color de los ojos, o por lo menos no hay investigaciones que sustenten esta afirmación.

Como lo mencionamos con anterioridad, puede que la percepción del color de los ojos varíe por las condiciones de luz del entorno que hacen que la pupila se dilate. En estas situaciones se observa menos iris y puede reflejar un color similar al de los objetos cercanos.

Se puede cambiar el color de los ojos con cirugía

Es cierto, pero no se recomienda. Además del uso de lentes de contacto de color, hay dos cirugías que pueden cambiar el aspecto del iris. Una de ellas es el implante de iris. La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprobó en el año 2018 el primer iris protésico para implantar.

En un principio, la cirugía de implante de iris intraocular se presentó como un tratamiento para defectos congénitos o traumáticos. No obstante, su realización con fines cosméticos para cambiar el color de los ojos ha tomado fuerza.

Los médicos especialistas no aconsejan someter ojos sanos a este procedimiento, ya que existen riesgos que pueden comprometer la salud visual. Algunas de las complicaciones oculares que pueden surgir, según un estudio de The Journal of Cataract & Refractive Surgery son el aumento de la presión intraocular, la inflamación intraocular, el edema corneal, la pérdida de la visión y el glaucoma.

La otra cirugía es la queratopigmentación corneal. Este procedimiento se realiza en pacientes con opacidad corneal, es decir, cuya córnea perdió su transparencia y dificulta que la luz pase a la retina, como señala un artículo de la revista Eye.

Es una cirugía con diferentes técnicas y con un aparente tratamiento oportuno de las complicaciones, según una publicación de la revista Cornea. Por estas razones se ha convertido en una opción tanto terapéutica como cosmética. Entre las complicaciones que pueden derivarse del procedimiento se encuentran la sensibilidad a la luz, la decoloración de los ojos y la queratitis.

Consulta de oftalmología.
La percepción de un cambio de color del iris debería seguirse de una consulta médica con el especialista.

Cuida tu salud ocular

Los ojos son órganos importantes para percibir el mundo que te rodea y realizar actividades diarias con menos dificultades. Por ello, la visión se considera uno de los sentidos más dominantes. Aunque quieras cambiar el color de tus ojos por un tono más claro u oscuro, es importante recordar que al intentar hacerlo puedes deteriorar la salud ocular.

El color del iris suele estabilizarse después del primer año de vida. Si percibes cambios en su apariencia, visita a tu oftalmólogo para conocer el por qué de esta alteración.

  • Eissenberg JC. More than Meets the Eye: Eye Color and Alcoholism. Mo Med. 2016;113(2):98-103.
  • Rauch K. Why Are My Eyes Changing Color?. American Academy of Ophthalmology [Internet]. 2019 Feb, 28. Disponible en: https://www.aao.org/eye-health/tips-prevention/why-are-my-eyes-changing-color
  • Hill D. Newborn Eye Color. American Academy of Pediatrics [Internet]. 2020 Aug, 06. Disponible en: https://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/Pages/Newborn-Eye-Color.aspx
  • Houtzagers LE, Wierenga APA, Ruys AAM, Luyten GPM, Jager MJ. Iris Colour and the Risk of Developing Uveal Melanoma. Int J Mol Sci. 2020 Sep 28;21(19):E7172. doi: 10.3390/ijms21197172. PMID: 32998469.
  • El Chehab H, Gatinel D, Baudouin C, Muraine M, Hoffart L, Rozot P, Mehanna C, Bonnet C, Nordmann JP, Santiago PY, Burillon C, Baillif S, Pisella PJ, Weber M, Robinet-Perrin A, Deidier D, Hay A, Villain M, Baïkoff G, Gauthier AS, Mathis T, Dot C. Complications of cosmetic iris implants: French series of 87 eyes. J Cataract Refract Surg. 2020 Jan;46(1):34-39. doi: 10.1097/j.jcrs.0000000000000032. PMID: 32050230.
  • Hasani H, Es'haghi A, Rafatnia S, Alilou S, Abolmaali M. Keratopigmentation: a comprehensive review. Eye (Lond). 2020 Jun;34(6):1039-1046. doi: 10.1038/s41433-019-0750-2. Epub 2020 Jan 2. PMID: 31896801; PMCID: PMC7253443.
  • DʼOria F, Alio JL, Rodriguez AE, Amesty MA, Abu-Mustafa SK. Cosmetic Keratopigmentation in Sighted Eyes: Medium- and Long-term Clinical Evaluation. Cornea. 2020 Jul 29. doi: 10.1097/ICO.0000000000002417. Epub ahead of print. PMID: 32740012.