7 claves para superar la frustración

La frustración puede impedirte continuar con tu vida y cosechar éxitos. Te enseñamos 7 cosas que puedes hacer al respecto.
7 claves para superar la frustración
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 25 noviembre, 2021

La frustración es la respuesta que desarrollas cuando no puedes cumplir un objetivo planteado. Cada persona tiene un grado de tolerancia diferente hacia ella, de manera que tu capacidad para recuperarte varía de acuerdo con esta tolerancia. Hoy te presentamos 7 claves para superar la frustración que puedes usar para evitar que estos sentimientos te consuman.

A menudo esta reacción se acompaña de impotencia, estrés, decepción e incluso baja autoestima. A lo largo de la vida tenemos que lidiar con múltiples frustraciones, de manera que contar con las herramientas para hacerles frente es muy importante. Nuestros consejos para superar la frustración serán entonces un gran aliado también para el futuro.

7 consejos para superar la frustración

La frustración está condicionada por múltiples factores, tanto internos como externos. Tus expectativas, voluntad o interés de desarrollar el proyecto, las habilidades que dispongas, tu actitud y tu capacidad de resolver problemas son algunos de los más importantes.



Los expertos coinciden en que la motivación juega un papel central en la frustración. Ayuda tanto a reducir las probabilidades de que suceda, como a mediar para que te recuperes más rápido de una. Además, ten en cuenta que la frustración es la respuesta emocional que desarrollas ante el fracaso.

Es decir, y con base en tu tolerancia a ella, manifestarás frustraciones ante situaciones que puedas valorar como fracasos. Con todo esto como introducción, te presentamos los mejores consejos para superar la frustración que puedes usar para levantarte y seguir.

1. Revisa qué te ha llevado a sentirte frustrado

Ya hemos estipulado que la frustración son las emociones que desarrollas ante el fracaso. En general, la ira, la decepción, la impotencia, el estrés, la intolerancia y la amargura son las más comunes. Para poder superar una frustración, tienes que identificar primero qué cosa te ha hecho manifestar estas sensaciones.



No hablamos del catalizador en sí mismo (una asignación complicada en el trabajo, por ejemplo), sino aquello que verdaderamente desencadenó la reacción (no cumplir con la asignación a tiempo, carencia de habilidades y destrezas para completarla y demás).

Identificar qué es exactamente lo que te ha hecho sentir frustrado es fundamental para entender por qué has reaccionado de una u otra manera. Te permitirá ver el problema desde otra perspectiva, de manera que la próxima vez puedas tener mejores herramientas para controlarlo.

2. Acepta lo que pasó

Para superar la frustración primero hay que calmarse
Guardar la calma y reflexionar acerca de lo que ha pasado es imprescindible para afrontar de forma adecuada la frustración.

Sí, es algo muy evidente; pero en la práctica las personas arrastran durante meses e incluso años las frustraciones pasadas. Para que esto no te pase debes aceptarlas, lo cual implica también aceptar que para el momento no canalizaste de la mejor forma tus emociones.

Esto no es algo que deba tener mayor trascendencia, al menos no si consideras que todos nos equivocamos. El error forma parte de la vida, a veces en la misma proporción que los éxitos. Aceptar que no has podido cumplir con tus objetivos no implica que no puedas intentar una vez más su consecución. Esto nos lleva a nuestro próximo consejo para superar las frustración.

3. Aprende de tus errores

Los investigadores están de acuerdo con que la frustración es una fuente de aprendizaje. Esto es algo que se ha repetido desde hace décadas, y aun así millones de personas desperdician sus tropiezos para obtener enseñanzas. Una frustración será un fracaso en la medida en que la consideres como tal. Si asumes lo contrario, se convertirá en una fuente de oportunidades.

Ya te hemos motivado a identificar las fuentes de tus frustraciones. Una vez que lo hagas, y aceptes además las cosas tal y como sucedieron, podrás continuar por obtener aprendizajes de estos errores. Te dejamos con algunas ideas que te pueden servir:

  • Da un paso atrás para respirar y tranquilizarte cuando pienses que tus emociones te ganarán la partida.
  • Si algo no está resultando como lo esperas, detente y evalúa qué estás haciendo mal.
  • El cansancio acumulado puede jugar en tu contra. Asegúrate de descansar y recargar baterías para rendir mejor.
  • Regula tus expectativas en función de lo que puedes hacer (metas más altas pueden implicar frustraciones más grandes).

Esto es solo un ejemplo, ya que las enseñanzas que obtengas deben ser con base en tus errores específicos. Mientras más escarbes en la experiencias, más aprendizajes lograrás obtener.

4. Sé flexible con tus próximas metas

Superar la frustración implica también planificar qué harás para evitar que esta te invada de nuevo. En este sentido, esto pasa con ser flexible con tus próximas metas. Flexible con los tiempos en que esperas obtener resultados, flexible con tu capacidad de adaptación, con las licencias que puedes darte para tranquilizarte y con la dificultad del problema en sí mismo.

Muchas frustraciones se producen porque no eres bondadoso contigo mismo. Te tratas como a una máquina, y olvidas que la atención, el cuidado y la integridad propia también son importantes. No tiene nada de malo priorizar tus cosas por sobre las demás, en especial cuando sabes que al hacerlo te estás ahorrando muchas frustraciones.

5. Reconoce tus límites

Todos tenemos límites. No es deshonroso admitirlo, todo lo contrario. En este caso, reconocer tus límites te permitirá establecer la dificultad de las metas, así como idear estrategias que te permitan superarlo. Por ejemplo, si haces un ejercicio de sinceridad y reconoces tus puntos débiles puedes trabajar en ellos para fortalecerlos.

Cuando fuerzas tus límites sin haber hecho esto último, es natural que la consecución aparezcan muchas frustraciones. En el camino puedes tener en cuenta todo lo que ya hemos comentado, en especial aquello en relación con aprender de los errores.

6. No temas pedir ayuda

Para superar la frustración hay que saber contar con los amigos
Escuchar las opiniones de los seres queridos, o simplemente sentir su afecto e interés, representa una verdadera ayuda al momento de afrontar las situaciones difíciles.

A veces la clave para superar una frustración consiste en pedir ayuda. Con esto aludimos tanto a ayuda profesional como a aquella que puedes encontrar a tu alrededor. Recuerda lo que apuntamos al inicio: tenemos una tolerancia diferente a ella, de manera que no esperes que tu proceso de recuperación sea igual al de los demás.

En tu pareja, en un amigo, un familiar o un colega puedes encontrar un hombro en el cual descargar tus frustraciones, sin mencionar que estos pueden ayudarte a identificar en dónde está el problema. Si este persiste siempre puedes optar por ayuda profesional, ya que es muy probable que se relacione con otros problemas como baja autoestima, ansiedad y demás.

7. Levántate y sigue adelante

Al final, la única solución viable es levantarte y seguir adelante. Cada caída integra de manera implícita el acto de levantarse, de manera que tarde o temprano deberás hacerlo, Por supuesto, tómate tu tiempo y ordena tus ideas y sentimientos; de manera que los próximos pasos que des sean más seguros y estables.

Las frustraciones forman parte de la vida. No son exclusivas de la tuya, ya que todas las personas deben lidiar con ellas como parte de su jornada. Lo mismo sucede con el error, con el fracaso o con la desilusión. Esto no implica que debas acostumbrarte a ellas, sino que debes entender que llegarán. Así puedes estar preparado cuando lo hagan.

Te podría interesar...
Tolerancia a la frustración: importancia, beneficios y ejercicios
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Tolerancia a la frustración: importancia, beneficios y ejercicios

La tolerancia a la frustración nos permite afrontar mejor las dificultades cotidianas de la vida. Es una habilidad emocional que se aprende.



  • Krieglmeyer, R. How to overcome frustration? The influence of frustration on motivational orientation and motivational intensity (Doctoral dissertation, Universität Würzburg). 2007.
  • Yulis San Juan, A., & Murai, Y. Frustration as an Opportunity for Learning: Review of Literature. In FabLearn Europe/MakeEd 2021-An International Conference on Computing, Design and Making in Education. 2021; 1-8.