¿Cómo actuar cuando tenemos retención de líquidos?

La retención de líquidos puede deberse, entre otras causas, al sedentarismo, por lo que para evitarla es de suma importancia realizar ejercicio físico además de una serie de consejos que explicamos a continuación.
¿Cómo actuar cuando tenemos retención de líquidos?
María Vijande

Revisado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 19 noviembre, 2021.

Escrito por Carolina Betancourth, 15 agosto, 2014

Última actualización: 19 noviembre, 2021

La retención de líquidos es uno de los principales factores de aumento de peso. Puede deberse a diferentes motivos como embarazo, menopausia, cirrosis, insuficiencia cardíaca o vida sedentaria, entre otros.

En términos generales, consiste en una hinchazón que se presenta en diferentes partes del cuerpo, como los tobillos, los brazos, las piernas, el abdomen y las muñecas.

Durante el embarazo es bastante común, debido a los cambios hormonales y se manifiesta sobre todo  en los tobillos y en los pies. Si se presenta de manera exagerada, es aconsejable consultarlo con el médico.

Consejos para prevenir y aliviar la retención de líquidos

A lo largo del artículo, te explicaremos los consejos que indica la Fundación Española del Corazón con el fin de prevenir o aliviar los síntomas de la retención de líquidos:

  • Practicar ejercicio físico.
  • Consumir alimentos diuréticos.
  • Ingerir alimentos ricos en potasio.
  • Consumir alimentos con magnesio.
  • Reducir el consumo de alimentos con sodio.

Practicar ejercicio físico

La retención de líquidos puede darse a menudo por el mantenimiento de un estilo de vida sedentario. Para evitarla o hacerle frente, el ejercicio físico es una buena solución.

La práctica de ejercicio físico es uno de los mejores consejos y hábitos que se recomiendan tener para evitar la retención de líquidos y mejorar la condición del organismo en general, como señalan diferentes investigaciones. Se debe realizar una actividad física de manera constante y moderada, conforme a las particularidades personales (edad, sexo, estado de salud, estilo de vida, etc.).

Algunas de las actividades que pueden ser útiles para aliviar la retención de líquidos pueden ser caminar, correr, montar bicicleta o hacer natación, bailar, entre muchas más. Haz lo que más te guste, pero trata de que sea de manera constante, mínimo media hora tres días a la semana.

Consumir alimentos diuréticos

Las propiedades diuréticas de algunos alimentos podrían ayudar a eliminar los excesos de líquidos del cuerpo. Entre los alimentos a los que se les atribuyen efectos diuréticos encontramos:

  • Sandía: principalmente se recomienda por su gran porcentaje de agua, que constituye más del 95 % de la fruta.
  • Vinagre de manzana: ayudaría a equilibrar el nivel de potasio, ya que muchas veces este se ve afectado por la retención de líquidos. Aprovéchalo para aderezar tus ensaladas y reducir el añadido de sal a las mismas.
  • Té verde: diferentes estudios señalan que tendría propiedades diuréticas y antioxidantes. Así, en lugar de consumir refrescos de cola y otras bebidas industriales, puedes disfrutar de una taza de té verde para ayudar a tu cuerpo a eliminar líquidos retenidos.
  • Naranja: gracias su contenido de agua y la vitamina C, promovería el funcionamiento de los riñones y aceleraría el proceso de eliminación de toxinas en el cuerpo.
  • Alcachofa: la medicina alternativa la utiliza principalmente en infusiones (aunque puede consumirse de muchas maneras) para ayudar a bajar de peso y eliminar líquidos retenidos gracias a su alto contenido de fibra y agua, y sus respectivas propiedades diuréticas.
  • Otros: diente de león, perejil, cola de caballo. A estas hierbas se les atribuyen propiedades diuréticas y por ello se aprovechan en infusiones contra la retención de líquidos.

Este listado puede ayudar a introducir algunos alimentos en la dieta, para así obtener un aporte extra de agua y fibra, y facilitar la eliminación de líquidos retenidos. Lo ideal es combinarlos con otros alimentos saludables, en el marco de una dieta balanceada.

Dieta contra la retención de líquidos.

Muchas frutas, verduras, hortalizas y hierbas pueden ser útiles tanto para obtener diversos nutrientes como para variar la dieta semanal y probar recetas distintas, llenas de salud y sabor. Vale la pena aprovecharlas regularmente y sobre todo, aquellas que están de temporada.

A la hora de combatir un síntoma tan molesto como la retención de líquidos, la idea nunca será basar la alimentación solamente en un determinado grupo de alimentos. Salvo que el médico así lo indique por algún motivo específico.

Por otra parte, al momento de querer aprovechar algún remedio natural (como la infusión de diente de león) es importante comentarlo primero con el médico y seguir sus indicaciones. A la par de ello, hay que evitar combinar el consumo simultáneo de varios remedios naturales, pues en vez de promover el alivio, podrían dificultar que se la molestia remita.

Evitar alimentos con sodio

Como hemos mencionado anteriormente, la sal podría contribuir a la retención de líquidos. Es por ello, por lo que hay que evitarla en la medida de lo posible o, al menos, minimizar su consumo.

Se debe  tener en cuenta que muchos de los alimentos ingeridos diariamente como los embutidos, las conservas o el alcohol contienen un alto nivel de sodio.

Otra razón por la que se deberían consumir bajos niveles de sal es que podría aumentar las posibilidades de sufrir de cálculos renales y disminución en las papilas gustativas entre otras alteraciones.

Aprovechar los alimentos ricos en potasio

Este elemento es indispensable para mantener nuestro organismo en equilibrio. Según datos de National Institutes of Health, el potasio es un electrolito, que junto a otros, controla la presión de la sangre y favorece la eliminación de líquidos entre otras funciones. Este componente se encuentra en algunas frutas, especialmente en el kiwi, melón, naranja y plátano.

Consumir alimentos con magnesio

Un artículo del 2012 publicado en Journal of Caring Sciences señala que el magnesio ayudaría a mejorar los síntomas premenstruales, entre los que se cuenta el exceso de líquidos. Además, favorecería la prevención de problemas cardíacos y la regulación de la insulina en el organismo.

El magnesio sería bueno para el cuidado de los huesos, aliviar las migrañas y reducir el riesgo de la aparición de ciertas enfermedades, como la diabetes tipo II.

Entre los alimentos que contienen un alto contenido en potasio podemos mencionar el salvado de trigo o de avena, las hierbas secas como el cilantro, las semillas de lino y de girasol y la leche..

Último consejo

Así como es importante que sigas los consejos anteriores dentro de un estilo de vida activo, debes tener en cuenta que el reposo -en cierta medida- también sería bueno para prevenir la retención de líquidos. En este sentido, al finalizar el día es bueno que te tomes un tiempo para elevar las piernas cuando tengas los pies hinchados o simplemente quieras descansar y aliviar la pesadez.

Si a pesar de seguir estos consejos los problemas no desaparecen, es mejor que consultes a un médico para recibir las pautas más adecuadas y, por supuesto, prevenir complicaciones.

Te podría interesar...
¿Por qué sufrimos de retención de líquidos?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Por qué sufrimos de retención de líquidos?

La retención de líquidos es un problema que puede perjudicar la calidad de vida de las personas. Las causas son diversas. ¿Las conoces?