¿Cómo hacer un protector labial económico y natural?

Al prepararlo en casa, podemos personalizar nuestro protector labial natural, de la manera como queramos, e incluso podemos añadirle color. Sigue leyendo y te contamos cómo hacerlo.
¿Cómo hacer un protector labial económico y natural?
Karla Henríquez

Revisado y aprobado por la médica Karla Henríquez.

Última actualización: 15 abril, 2022

Bien sea por el frío, el sol, el viento u otros factores, los labios pueden verse afectados, haciendo que esa parte de tu rostro no tenga brillo ni sea atractiva. Para mejorar esto, a continuación, te enseñamos a hacer un protector labial económico y natural.

Usando ingredientes como cera y miel de abejas, manteca de cacao y aceite de oliva o de almendras, lograremos un producto que nos ayudará a evitar el impacto de los abruptos cambios del tiempo, de manera que puedas lucir una boca sensual.

¿Por qué y cuándo usar protector labial?

Al hablar de la boca, sabemos que los problemas no son simplemente estéticos. Por ejemplo, cuando se resecan, tendremos los labios agrietados, lo que puede causar ardor e inevitable incomodidad.

Es muy importante saber que los labios son la puerta de entrada de nuestro sistema digestivo y que, además, son una zona muy delicada de nuestro cuerpo, que debe ser hidratada y protegida. Y es que en esta parte más externa de la boca, la piel es sumamente sensible a cualquier agente externo.

De manera particular, el frío y el viento en la temporada de invierno los resecan, dando la sensación de que están como quemados. Sin embargo, también con algunas patologías, tales como la enfermedad de Kawasaki, se puede presentar este síntoma.

Por todo ello, debes empezar por hidratarte bien. Conjuntamente, te recomendamos utilizar un protector labial, que te asegure un mayor cuidado en esa zona tan delicada.

Lo ideal es aplicarlo un dos o tres veces al día, sin excederse, ya que podría ser peor el remedio que la enfermedad. Se recomienda en la mañana, al momento de salir a la calle; luego, a mediodía, después del almuerzo; y en determinadas circunstancias, cuando hay mucho frío, al final de la tarde.



¿Cómo hacer un protector labial natural?

A continuación, te ofrecemos una opción muy favorable: crear tu propio protector labial natural, de una manera sencilla, económica y a tu gusto. Toma nota.

Ingredientes

Para hacer tu protector y tener unos labios suaves, no necesitas mucho. Solo requieres los siguientes ingredientes:

  •  Cera de abeja y miel de abeja. Con sus propiedades humectantes y antisépticas, mejora la consistencia en la superficie de la piel y tiene acción protectora en cuanto a los rayos del sol.
  •  Manteca o mantequilla de cacao. Actúa como ingrediente principal en nuestro protector. Además de su propiedad ultrahidratante, proporciona suavidad y ayuda a combatir la irritación.
  • Aceite de oliva o almendras. Con su acción antiinflamatoria y sus importantes aportes de hidratación y elasticidad cutánea.

*Opcional: Vitamina E o B. Con propiedades antioxidantes y con una potencia especial para combatir bacterias y virus y para proteger la piel.

Preparando nuestro protector labial natural

labios2
  1. En primer lugar, recurriremos al tradicional baño maría. Lo que debes hacer es tomar un recipiente con agua (una cazuela) para poner toda la mezcla a calentar.
  2. Después, añades los ingredientes dentro del recipiente: 3 cucharadas de aceite; 3 de cera de abeja y 4 de manteca de cacao, o de la que prefieras utilizar.
  3. Si decidiste agregar alguna de las vitaminas (sea en gotas o en pastilla), tritura la pastilla hasta que se haga polvo o coge el frasco de las gotas y añade lo que sería una dosis.
  4. Revuelve y agrega una cucharadita de miel.
  5. Teniendo todo junto, deja que se caliente mientras vas removiendo la mezcla, entre cortos intervalos.
  6. Cuando todos los ingredientes formen una mezcla homogénea bien definida, apaga el fuego.
  7. Vierte el contenido de la cazuela en un recipiente limpio. Espera unas horas a que esté completamente frío y listo: tendrás tu protector labial natural hecho en casa.

NOTA: Si lo deseas, puedes agregarle una fragancia, ya sea de coco, de vainilla o de un aroma que te guste. Lo único que debes hacer es añadir la esencia a la cazuela mientras todo esté calentándose.

También, para las mujeres, es opcional darle un poco de color al protector, agregándole su tono favorito. ¡Es sencillo!: solo debes colocar unos trocitos de barra labial antes de retirarlo del fuego y dejar que se derritan; esto le dará un brillo especial a tu creación.



¿Por qué preferir un protector labial natural?

Se afirma que los protectores labiales comunes están hechos de manteca de cacao; pero contienen muy poco o nada de este producto. En realidad son petrolatos, es decir, son parafinas e hidrocarburos derivados del petróleo.

Dichos ingredientes lo que hacen es recubrir de una película plástica; sin embargo, no están hidratando ni ayudando a hidratar, sino todo lo contrario: evitan que la piel respire, causando que a la larga se reseque más.

La solución está en los productos como el protector labial natural que te hemos explicado. Su elaboración es muy sencilla, y puede durar hasta seis meses (aun cuando no cuenta con preservativos ni conservantes). Asimismo, la receta es muy económica y puede ser preparada y modificada a tu gusto.



  • Álvarez E, Rey F, Peña S,  et al. ¿La enfermedad de Kawasaki ha perdido su afectación articular? Reumatología Clínica. 2017; 13(3):  145-149.
  • Baumann LS, Spencer J. The effects of topical vitamin E on the cosmetic appearance of scars. Dermatol Surg. 1999 Apr;25(4):311-5. doi: 10.1046/j.1524-4725.1999.08223.x.
  • Gadet M. Secretos de la belleza natural. Barcelona: Random House Mondadori, 2005.
  • Keen MA, at al. Vitamin E in dermatology. Indian Dermatology Online Journal. 2016; 7(4): 311-315. doi.org/10.4103/2229-5178.185494.