Cómo hacer una bruma de almohada para dormir mejor

Para elaborar una bruma de almohada, es importante informarse sobre los elementos que pueden promover el descanso y la relajación y buscar el que nos resulte más agradable al olfato.
Cómo hacer una bruma de almohada para dormir mejor
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 03 marzo, 2021

Las brumas de almohada (es decir, lociones con aromas relajantes que vienen en espray) están de moda. Son un tipo de agua perfumada con un delicado y suave aroma, especialmente pensado para ser aplicado sobre las almohadas de las personas que tienen dificultades para dormir.

Si bien pueden encontrarse en tiendas naturistas y algunas parafarmacias, también pueden elaborarse en casa con algunos elementos tan sencillos como la manzanilla, por ejemplo. ¿Te gustaría hacer la prueba? En ese caso, no dejes de leer todo lo que vamos a comentarte a continuación.

Un poco más sobre las brumas de almohadas

Mujer durmiendo de lado abrazada a la almohada

Las brumas de almohada (pillow mist, en inglés) forman parte de la aromaterapia, que a su vez, es un tipo de terapia que busca aliviar ciertas molestias leves y promover el bienestar en líneas generales, a través del uso de determinados estímulos olfativos o, mejor dicho, aromas.

La lavanda, los geranios, la vainilla son algunos de los elementos que ofrecen un aroma agradable, relajante y apto para promover el buen descanso. Por ello mismo, son elementos utilizados comúnmente en la elaboración de estas brumas, pero ojo, siempre en cantidades muy concretas, para que el efecto sea suave y no produzca reacciones adversas, como podría ser una cefalea.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la cantidad de bruma que se aplique sobre la almohada debe ser siempre muy precisa: una sola rociada, a una distancia prudente, es suficiente. Esto mismo ayudará a que la almohada no quede excesivamente perfumada.

Receta para preparar una bruma de almohada casera

Es muy importante que, dentro de la variedad de aromas que se recomiendan, escojas aquel te resulte más agradable y relajante. Asimismo, evita hacer combinaciones de más de 3-4 aromas en una primera prueba, para no crear un bruma muy concentrada y terminar pasando una mala noche de descanso.

La siguiente receta es una de las muchas opciones que existe para preparar tu primera bruma, si dentro de tus aromas preferidos se encuentran los cítricos y las flores de verano. No tienes que seguirla si no te llama la atención, pero en caso de que sí, recuerda mantener las cantidades de los elementos tanto como sea posible para que no te quede una mezcla muy penetrante.

Ingredientes

  • 1/2 vainilla en vara.
  • 1/2 litro de agua destilada.
  • La piel de media naranja.
  • 5 gotas de aceites esenciales de vainilla o azahar.
  • Una botellita con un difusor.

Preparación

  • Lo primero que haremos es poner a hervir en el medio litro de agua, la vainilla y la piel de la naranja.
  • Cuando el agua llegue a ebullición, dejamos que se mantenga así durante dos minutos. Esto es para conseguir una infusión en la que destaquen las esencias de estos dos productos naturales.
  • Una vez haya transcurrido este tiempo, bajaremos la temperatura del fuego y comenzaremos a remover lentamente con ayuda de una cuchara.
  • Cinco minutos después podemos apagar el fuego y dejar enfriar el líquido en la olla (sin tapa).
  • Una vez esté completamente frío, lo colaremos.
  • Luego, es el momento de añadir los aceites esenciales (5 gotas de cada uno, del que hayamos elegido).
    • Tanto la vainilla como el azahar son buenas opciones para conseguir una mezcla exquisita entre lo cítrico y lo floral, que relaja mucho los sentidos y es muy agradable.
    • Evita combinar dos o más aceites las primeras veces que prepares tus brumas, para que vayas probando olores y mezclas suaves.
  • Removemos todo bien dentro de la olla con ayuda de la cuchara, e introducimos el contenido en la botellita con pulverizador que hayamos elegido.
  • No es recomendable que utilices otro tipo de contenedor (con cuentagotas, por ejemplo), ya que no produce el efecto “bruma” que se quiere. El contenedor con atomizador o pulverizador es clave.

Si quieres probar dos aceites esenciales, podrías dividir el líquido en dos ollas y colocar un tipo de aceite en cada uno. Luego, puedes colocar el resultado en botellas diferentes, y así conseguir dos brumas para almohada distintas.

Consejos de uso

Beneficios de las fundas de almohadas de seda.
La seda tiene propiedades probadas por la ciencia, entre las que se incluyen las capacidades antimicrobianas.
  • Para conservar las brumas de almohada, hay que colocar el recipiente en el refrigerador o bien un lugar fresco y seco, como puede ser el armario o un cajón.
  • El tiempo de duración máxima es de unas tres semanas. De todos modos, si en algún momento notas que ya no huele tanto como al principio, puedes preparar uno nuevo.
  • El agua de rosas es tanto una buena base para brumas de almohada como una bruma muy buena por sí misma.

En caso de que no te agrade ponerle aromas a tu almohada, porque no te ayudan a dormir bien, puedes utilizar las brumas para ambientar tu habitación u otros espacios de tu hogar.

Te podría interesar...
Cómo dormir bien: 6 rutinas para descansar lo adecuado
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo dormir bien: 6 rutinas para descansar lo adecuado

Hay algunas rutinas saludables que nos ayudan a descansar lo adecuado cuando hay problemas para dormir bien. Te compartimos las 6 mejores.



  • Vera, A. (2010). Dormir Bien. Consejo Editorial de Educación Pública Del Royal College of Psychiatrists. https://doi.org/10.1517/13543784.7.5.803
  • Labrador, D. (2011). La importancia de dormir bien para aprender. Discapnet.
  • Fundación Iberoamericana de Seguridad y Salud Ocupacional. (2012). Dormir bien para un mejor rendimiento en el trabajo. Dormir Bien Para Un Mejor Trabajo Mejora El Rendimiento.
  • Padilla, M. de la L., Rojo, A. P. R., Contreras, J. H., & Muñoz, B. A. M. (2010). Salud mental y bienestar psicológico en los estudiantes universitarios de primer ingreso de la Región Altos Norte de Jalisco. Revistade Educación y Desarrollo.
  • Gallego Gómez, J. I. (2013). Calidad del Sueño y Somnolencia diurna en estudiantes de Enfermería: estuido de prevalencia. Univerisidad Católica, San Antonio.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.