Cómo preparar gemistá: receta griega de vegetales rellenos

Te vamos a enseñar a preparar gemistá, un plato de origen griego que cuenta con muchas vitaminas y antioxidantes en su interior.
Cómo preparar gemistá: receta griega de vegetales rellenos
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 18 marzo, 2022

Preparar gemistá es muy sencillo. Esta receta de origen griego conseguirá incrementar la presencia de vegetales en la dieta, lo que resulta muy beneficioso para la salud. Se trata de un plato energético que destaca por su elevado aporte nutricional, por lo que resulta excelente para incluirlo en el contexto de una pauta variada y equilibrada.

Recuerda que el consumo de hortalizas es fundamental para asegurar que el cuerpo humano funcione de manera correcta. Aportan una cantidad significativa de micronutrientes y de fitoquímicos con capacidad antioxidante, elementos que ayudan a  prevenir el desarrollo de patologías crónicas y complejas.

Ingredientes para la gemistá

Para elaborar una excelente gemistá para 2 personas, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 tomates maduros grandes.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1/2 calabacín.
  • 1 berenjena pequeña.
  • 1/2 vaso de arroz.
  • 1/2 limón.
  • Una patata.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Perejil y hierbabuena.
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce.
  • 1 cucharadita colmada de azúcar.
  • 1 vaso de agua.
¿Sabías que el tomate cocinado es mucho mejor que el crudo?
La gemistá es un plato griego que permite incorporar fácilmente una variedad de verduras a la dieta.

Paso a paso

  • Pica bien fina la cebolla. Lo mismo con el calabacín y con la berenjena. De esta última, se aprovechará solo la pulpa para esta receta, así que será necesario retirar la piel.
  • Acto seguido, pocha las verduras en una sartén con un fondo de aceite de oliva virgen extra a fuego lento.
  • Paralelamente, retira la tapa de los tomates para vaciar el interior con una cuchara. Es importante realizar este paso con cuidado, ya que no conviene perforar la piel. Las tapas y la pulpa se reservan por separado para más adelante.
  • Superado este paso, y cuando las verduras estén listas, incorpora el arroz en la sartén y deja cocinar hasta que este último se comience a dorar.
  • En el vaso de una batidora, coloca el diente de ajo y la pulpa de tomate con las hojas de perejil y hierbabuena, un poco de sal y pimienta. Tritura todo a la máxima potencia hasta conseguir una integración total. Acto seguido, vierte la mezcla en la sartén.
  • Espera a que todo se cocine a fuego lento hasta que el arroz absorba el líquido por completo.
  • Luego, incorpora el zumo de medio limón, el vaso de agua y un poco de pimentón junto con azúcar.
  • Remueve y sube el fuego. Espera nuevamente a que el arroz absorba el líquido y alcance un aspecto de risotto.
  • Una vez conseguido que el arroz esté listo, rellena los tomates con la mezcla.
  • Coloca los tomates en una fuente de horno y tápalos con las tapas que habías reservado.
  • Alrededor de los mismos, echa las patatas peladas y cortadas en trozos pequeños y remata con sal, romero y aceite de oliva.
  • Hornea a 210 grados centígrados durante 45 minutos con calor por ambas caras, aunque para ello será preciso verter medio vaso de agua en la bandeja de horno. Así, las patatas se cocinarán bien. Pasado el tiempo, ya se podrá consumir.


Beneficios de la gemistá

El consumo de gemistá puede provocar una serie de beneficios para el organismo siempre y cuando se introduzca en el contexto de una dieta variada y equilibrada. Es fundamental asegurarse de que no existe ningún déficit de nutrientes esenciales que pueda condicionar el buen funcionamiento de la fisiología humana.

Aporta energía de calidad

Es importante tener en cuenta que el arroz es una de las mejores fuentes de carbohidratos que puedes incluir en la dieta. Estos nutrientes resultan determinantes para garantizar un buen rendimiento a la hora de realizar actividad física de media o de alta intensidad. También, será clave su consumo en los momentos posteriores para activar los procesos de recuperación.

Eso sí, se ha demostrado que la reposición del glucógeno es más eficiente cuando los hidratos de carbono se consumen con una porción significativa de proteínas de alto valor biológico. Estas se pueden encontrar en los alimentos de origen animal. Cuentan con todos los aminoácidos esenciales y presentan una buena puntuación en cuanto a digestibilidad.

Tomates orgánicos.
Los tomates son fuente de sustancias antioxidantes que previenen el daño oxidativo y, por ende, el desarrollo de enfermedades degenerativas.

Contribuye a retrasar el envejecimiento

Tanto el tomate como el resto de las hortalizas incluidas en esta receta son fuente de fitoquímicos con potencial antioxidante. Estos elementos neutralizan la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Dicho efecto se relaciona con un retraso en el proceso de envejecimiento, tal y como afirma una investigación publicada en la revista Clinical Interventions in Aging.

Es clave mantener controlados los procesos de oxidación y de inflamación para gozar de un buen estado de salud a medio plazo. Así, se reducirá la incidencia de muchas patologías complejas. De acuerdo con un estudio publicado en International Journal of Molecuar Sciences, el propio licopeno contenido en el tomate ayuda, por ejemplo, a prevenir los problemas cardiovasculares.

Genera saciedad

Es muy importante a la hora de confeccionar una dieta que esta sea capaz de generar saciedad. De lo contrario, pronto aparecerá la ansiedad, lo que conducirá también a la pérdida de adherencia y a un «efecto rebote» posterior. El consumo de fibra es clave para conseguir regular el apetito y garantizar la sostenibilidad de la pauta a medio plazo. La gemistá cuenta con una concentración elevada de esta sustancia.



Prepara gemistá en casa de manera sencilla

Como has podido comprobar, preparar gemistá en casa es realmente fácil. Se trata de una receta que puede aportar una cantidad importante de vitaminas y de sustancias con potencial antioxidante, por lo que se considera saludable. De hecho, se recomienda una ingesta diaria de 5 raciones de frutas y verduras para mantener la eficiencia en lo que procesos fisiológicos se refiere.

Para terminar, recuerda que para lograr un buen estado de salud con el paso del tiempo no solo basta con cuidar la dieta. Será necesario promocionar otros hábitos, como la práctica regular de ejercicio físico. Sobre todo habrá que poner énfasis en el trabajo de fuerza, ya que de este modo se favorece la hipertrofia del tejido magro y la regulación a nivel metabólico.

Te podría interesar...
Receta de cuscús con verduras
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Receta de cuscús con verduras

El cuscús con verduras constituye un plato con un alto contenido en nutrientes esenciales para gozar de un buen estado de salud.



  • Alghannam, A. F., Gonzalez, J. T., & Betts, J. A. (2018). Restoration of Muscle Glycogen and Functional Capacity: Role of Post-Exercise Carbohydrate and Protein Co-Ingestion. Nutrients10(2), 253. https://doi.org/10.3390/nu10020253
  • Liguori, I., Russo, G., Curcio, F., Bulli, G., Aran, L., Della-Morte, D., Gargiulo, G., Testa, G., Cacciatore, F., Bonaduce, D., & Abete, P. (2018). Oxidative stress, aging, and diseases. Clinical interventions in aging13, 757–772. https://doi.org/10.2147/CIA.S158513
  • Przybylska, S., & Tokarczyk, G. (2022). Lycopene in the Prevention of Cardiovascular Diseases. International journal of molecular sciences23(4), 1957. https://doi.org/10.3390/ijms23041957

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.