¿Cómo reducir la hinchazón de los tobillos?

Para prevenir molestias en los pies es importante utilizar un calzado adecuado a diario, así como también hacer ejercicio y mantener otros buenos hábitos de vida.
¿Cómo reducir la hinchazón de los tobillos?

Escrito por Yamila Papa Pintor, 13 febrero, 2014

Última actualización: 07 diciembre, 2020

La hinchazón de los tobillos suele ser una consecuencia de la retención de líquidos. A su vez, esta suele estar causada por diversos problemas, tales como problemas cardiacos, enfermedades en los riñones, problemas hepáticos, algunos problemas con los ganglios linfáticos, el consumo de ciertos medicamentos, el sedentarismo, el consumo excesivo de sal, entre otros.

Por lo tanto, si una persona sufre de sobrepeso, se pasa mucho tiempo sentado en una misma postura y utiliza a menudo un calzado inadecuado puede sufrir de hinchazón en los tobillos con frecuencia.

Si bien los tobillos son una de las articulaciones más fuertes del cuerpo porque se encargan de soportan gran parte del peso de este, lo cierto es que son muy vulnerables a lesiones y problemas. Por esto mismo es que resulta indispensable mantener siempre buenos hábitos de vida.

A continuación hablaremos de los problemas más comunes y de algunos remedios para evitar esa molestia e hinchazón de los tobillos tan incómodo.

Dolor en los tobillos: ¿qué hay que saber y qué hacer al respecto?

Problemas de salud que delatan los tobillos hinchados.

La hinchazón de los tobillos no siempre provoca dolor, pero sí una gran molestia. En caso de que cause dolor, esto puede ser una clara señal de que ha habido una lesión. Generalmente, si el dolor o la inflamación no son intensos, podría tratarse de alguna contusión o esguince. En cualquier caso, lo ideal es que consultes con el médico y sigas sus indicaciones.

Dependiendo de lo que te indique el profesional, deberás realizar unas actividades u otras para mantenerte activo y tomar ciertas precauciones.

Ten en cuenta que no debes inmovilizar el pie a menos que tu médico te lo indique, ya que esto podría resultar contraproducente. Por otra parte, recuerda que en muchos casos podrá indicarte la realización de algunos movimientos suaves para que la articulación no adquiera una gran rigidez y luego resulte mucho más incómoda y difícil de tratar.

Colocar las piernas en alto puede ayudar a favorecer la circulación y evitar que se hinchen más, pero ten en cuenta que esto solo lo debes hacer por un rato. No por dejar las piernas en alto una hora o más vas a conseguir desinflamar del todo los tobillos. Así pues, deberás poner las piernas en alto por ratos, varias veces al día.

¿Qué hacer para evitar el hinchazón de los tobillos?

Algunas medidas para prevenir la hinchazón en los tobillos serían las siguientes:

  • Mantener un peso normal, de acuerdo al índice de masa corporal.
  • Evitar el sedentarismo y hacer ejercicio regularmente. 
  • Llevar una dieta equilibrada, baja en sal (pues el sodio favorece la retención de líquidos).
  • Evitar permanecer en una misma postura por más de 20 minutos.
  • No usar prendas de ropa demasiado ajustadas, sino optar por prendas cómodas (cuanto más ajustados sean los pantalones, leggins y afines, mayores probabilidades habrá de sufrir retención de líquidos).
  • Utilizar un calzado adecuado y cómodo a diario.
Existen varias causas detrás de los pies y tobillos hinchados.

Aplicar frío: una buena manera de calmar el dolor y la hinchazón en los tobillos

Para calmar el dolor y la hinchazón en los tobillos, puedes ponerte sobre la zona una bolsa de hielo (envuelta en un paño seco de tela) durante unos minutos. Esta acción la podrás repetir varias veces al día para obtener el alivio.

Un paquete de vegetales congelados también podría servir como compresa fría. Envuélvela en un paño y aplícala sobre el tobillo hasta que se descongele.

Si no deseas ponerte una compresa, puedes sumergir los pies en un recipiente con agua fría y algunos cubos de hielo durante unos minutos. También puedes repetir esta operación varias veces al día, pero recuerda que luego deberás secar muy bien tus pies y aplicarte una buena crema hidratante para que la piel no se reseque en exceso y cause molestias.

Otro tratamiento casero  que puedes probar cuando tienes hinchazón en los tobillos es sumergir los pies en agua caliente inmediatamente después de aplicar el hielo. De esta manera, la gran diferencia de temperatura mejorará la circulación (ideal cuando hay moretones).

Otra opción es acostarte en la cama, levantar las piernas y dejarlas apoyadas contra la pared lo más rectas posibles. Esto ayudará a reducir la hinchazón y las molestias, en caso de que el problema tenga que ver con cuestiones cardiovasculares.

Por último, debes saber que existen algunos remedios caseros para la hinchazón de los tobillos cuando su origen es una lesión leve. La pomada de árnica es una de ellas, así como la infusión de manzanilla (que tiene propiedades antiinflamatorias), y el té de jengibre. También se puede probar la geoterapia.

Te podría interesar...
Articulación del tobillo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Articulación del tobillo

La articulación del tobillo permite que haya una adecuada transmisión de fuerzas desde la pierna hacia el pie. Resulta fundamental en el movimiento...



  • Stephen W. Moore. Griffith’s Instructions for Patients E-Book: Expert Consult. Elsevier Health Sciences, 2010.
  • James WyssAmrish Patel. Therapeutic Programs for Musculoskeletal Disorders. Demos Medical Publishing, 2012. 
  • Simeon MargolisJohns Hopkins Medical Institutions. Johns Hopkins Symptoms and Remedies: The Complete Home Medical Reference. Pensilvannia University.2009.