10 consejos para ayudar a una amiga que acaba de ser mamá

La ayuda de los seres queridos es muy valiosa cuando se acaba de tener un bebé. A continuación te mostramos las mejores formas de hacerlo sin ser una molestia.
10 consejos para ayudar a una amiga que acaba de ser mamá
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa Maria Alejandra Morgado Cusati el 26 abril, 2021.

Última actualización: 26 abril, 2021

Cuando una amiga se convierte en madre, lo primero que queremos es ir corriendo a celebrar con ella y abrazar a ese bebé tan esperado. No obstante, después del parto, las mujeres suelen estar muy abrumadas. Por lo tanto, la tranquilidad es lo más anhelado por los padres. A pesar de ello, el apoyo de los seres queridos durante la maternidad es valioso y es posible ayudar a una amiga mamá sin ser un estorbo.

Dicho esto, hay que ser cuidadosos con el acompañamiento. Es por ello que, a continuación, te presentamos 10 consejos que toda persona debe saber si desea ayudar a una amiga que acaba de ser mamá.

1. Evita visitarla al hospital

Ten en cuenta que recibir visitas, justo después de dar a luz, resulta muy incómodo para la madre. Si ella no te pidió que la apoyes mientras se encuentra en el hospital, entonces evita asistir. El personal encargado tomará las medidas necesarias para cubrir las necesidades.

Asimismo, cuando se encuentren en casa, avísale y acuerda con ella las visitas. Estar al cuidado de un recién nacido puede ser abrumador y, en ocasiones, la presencia de otras personas es un estorbo.

2. Llévale comida

La llegada del nuevo bebé mantendrá bastante ocupados a los nuevos padres, incluso por las noches. De esta manera, si quieres ayudar a una amiga mamá, encárgate de llevarle comida preparada. Así le ahorrarás el tiempo que les toma ir al supermercado y cocinar.

Puedes comprarle comida en su restaurante favorito o prepararla tú misma. Lo ideal es que sean recetas que puedan conservarse en la nevera, calentarse fácil y comerse en cualquier momento.

Recipientes con comida preparada.
Puedes preparar comida y dejarla lista para calentar. De esta forma, tu amiga tendrá disponible más tiempo para atender al bebé.

3. Ayuda con las tareas domésticas

Otra forma de ayudar a una amiga mamá es haciéndote cargo de las tareas pendientes del hogar. En los primeros días posparto la madre puede sentir dolor, cansancio y falta de ánimo. En consecuencia, cuando estés de visita mira a tu alrededor y considera cómo puedes apoyar para mantener la casa limpia y ordenada.

Por ejemplo, fíjate si el fregadero está cubierto de platos, si el piso necesita una barrida o si el cesto de la ropa sucia está muy cargado. De ser así, no preguntes si puedes ayudar; sólo hazlo.

4. Apóyala con los otros niños

Si tu amiga no es madre primeriza, también puedes ayudarla con sus hijos mayores. Los otros niños necesitan atención, pero cuando se tiene un recién nacido en casa, resulta complicado estar siempre presente.

Por lo tanto, puedes ofrecerte a cuidarlos durante el parto, buscarlos en la escuela, llevarlos a sus actividades extraescolares, salir con ellos al parque. Así evitarás que se sientan desatendidos.

5. Ofrécete para cuidar al bebé

Los cuidados del bebé recién nacido ocuparán casi todo el tiempo de los padres. Esto evita que la mamá pueda tener un momento para ella sola.

De esta forma, cuando estés de visita encárgate de los cuidados del bebé en la medida de lo posible. Así permitirás que ella tome un baño relajante, se arregle el cabello, descanse un rato o haga lo que desee.

Los autocuidados en el puerperio son importantes. Pues ayudan a que la madre se sienta más descansada, con un mejor estado de ánimo y una mayor autoestima.

6. Evita opinar o hacer juicios indeseados

Es común que, ante la llegada de un bebé, todos los que están alrededor opinen o critiquen en función de lo que consideran mejor para el recién nacido. Esto suele ser incómodo para las madres, en especial durante los primeros días después del parto.

De esta forma, si quieres ayudar a una amiga mamá evita dar opiniones sobre la crianza del bebé, a menos que ella te lo haya preguntado.

Asimismo, evita comentarios sobre su cuerpo o apariencia. Es normal que estos aspectos no estén en el mejor momento durante el posparto. Decir algo al respecto puede hacer que se sienta mal consigo misma.

7. Obséquiale cosas útiles y necesarias

Cuando pienses en hacerle un regalo a tu amiga que acaba de ser mamá, lo ideal es que la llames y le preguntes qué necesita. Evita regalarle ropa que no esté acorde a la temporada o adornos que estorben (como peluches gigantes o portarretratos). A veces, el mejor regalo puede ser un paquete de pañales, teteros o protectores de lactancia.

8. Habla con ella y escúchala

Las emociones de la madre durante el posparto son muy cambiantes. Es normal que pase de sentir mucha felicidad a tener tristeza, miedo y preocupación. En consecuencia, el apoyo emocional de los seres queridos es vital.

Cuando hables con ella, pregúntale cómo se siente, escúchala, sé empática y ofrécele todo el apoyo que esté a tu alcance. Asimismo, hazle saber que está haciendo un excelente trabajo como madre.

9. Consiéntela

Cuando la mamá ya esté completamente recuperada del parto, coordina con el papá para que se encargue del bebé por un par de horas. Así podrás llevarla a su restaurante favorito, a un salón de belleza o una caminata por el parque. La idea es que se tome un descanso del hogar y de la crianza.

Amigas de paseo.
Pasea con tu amiga que acaba de ser mamá para que ella pueda despejarse un rato de las tareas cotidianas. Eso le gustará.

10. Ponte a disposición para lo que necesite

Además de ayudarla con los aspectos que ya señalamos, ofrécete para auxiliarla en lo que necesite. Como ir de compras a la farmacia, hacer trámites o pagar cuentas.

Las tareas cotidianas, a pesar de que sean sencillas, consumen tiempo, el que es muy limitado cuando se debe cuidar a un recién nacido.

Ayudar a una amiga que acaba de ser mamá es un gesto noble

Es normal que nuestras amigas no nos digan si estamos siendo una incomodidad para ellas. A veces, es difícil que nos demos cuenta por nuestra cuenta.

Por lo tanto, hazle saber que comprenderás si ella desea tener su espacio. Y cumple tu palabra. A pesar de las buenas intenciones, es válido que no estemos en sintonía con las necesidades de nuestros seres queridos.

Te podría interesar...
Postparto: ese delicado período
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Postparto: ese delicado período

El periodo del postparto es muy delicado puesto que la mujer atraviesa por cambios importantes en su vida. ¿Por qué deberíamos tener más considerac...