Consejos para limpiar el rostro según el tipo de piel

Sigue estos consejos para limpiar el rostro según tu tipo de piel. Recuerda que este hábito elimina suciedad, bacterias, sudor y exceso de grasa, así que debe ser una rutina a incorporar.

Traemos unos consejos para limpiar el rostro según el tipo de piel que pueden facilitar este proceso, pues no hay que olvidar que la limpieza facial promueve la salud y el bienestar. Más allá de los resultados estéticos, de esta forma se retiran trazas de suciedad, bacterias y grasa.

En el mundo real las ocupaciones no dejan mucho espacio para invertir en los cuidados personales, pero estudios han comprobado que el lavado del rostro contribuye a controlar brotes de acné y la aparición de puntos negros. La recomendación es usar un limpiador suave para lograr este objetivo.

Limpiar el rostro es importante, sí, pero es vital en aquellas personas que suelen maquillarse. Los productos cosméticos suelen impedir que la piel respire y, al no tomar medidas de cuidado, también se promueve la aparición de arrugas y otros signos de envejecimiento prematuro.

¿Por qué hay diferentes tipos de piel?

Antes de hablar sobre los consejos para limpiar el rostro queremos describir la razón por la que existen diferentes tipos de piel. El factor principal radica en la genética; cada persona tiene una predisposición física según los genes heredados de los padres.

Ahora bien, un estudio sobre la piel sensible señala que a este componente genético se suman otros factores extrínsecos, como el uso de maquillaje o productos de aseo no adecuados, y los cambios medioambientales como el frío, el calor, el sol y el viento. También hay influencia de la alimentación, del consumo de hormonas como los anticonceptivos y otros medicamentos.

Consejos para limpiar el rostro

Ahora que tienes un poco más claro el por qué debes limpiar tu rostro con regularidad, continuaremos con los consejos específicos para que realices la limpieza según tu tipo de piel.

Piel grasa

Piel grasa con acné.
Las pieles grasas tienen exceso de sebo y eso favorece que las bacterias causen acné.

La piel grasa es aquella que tiene mayor predisposición a acumular sebo. Por esta razón, es común la aparición de granos, puntos negros y espinillas. Así que requiere de un estricto proceso de limpieza para mantenerse libre de bacterias, evitando el acné.

Estos son los consejos para limpiar el rostro que debes seguir en este caso:

  • Exfoliación: permite retirar las células muertas y, con ello, las impurezas presentes en la capa más superficial. Este proceso debe realizarse entre 1 y 2 veces por semana. Aunque ha sido temido por muchos, pues métodos antiguos podían lacerar, investigaciones han demostrado que hay productos suaves para elegir.
  • Limpieza facial: utiliza un limpiador facial suave como el agua micelar dos veces al día, en la mañana y en la noche. Si usas maquillaje, este será un paso que no debes saltarte nunca.
  • Hidratación: existe una falta creencia y es que la piel grasa o con acné no requiere de hidratación. De hecho, algunos tratamientos para contrarrestar la producción de grasa pueden resecar demasiado el rostro y dañar la barrera natural. La recomendación es nutrir e hidratar la piel con productos ligeros y que contengan aceites.

También puedes leer: 5 beneficios de los arándanos para la piel

Piel seca

Como lo resalta la Clínica Mayo, la piel seca tiene su origen en la exposición al clima frío o muy caliente, así como a la baja humedad o los constantes baños con agua de alta temperatura. Aunque no es un padecimiento grave, si los consejos que te daremos no sirven deberás consultar a un dermatólogo:

  • Limpia con agua tibia: limpiar el rostro con agua muy caliente y por mucho tiempo resecará la piel, pues elimina los aceites naturales. Así que opta por lavar con agua tibia o fría.
  • Usa limpiadores suaves: el uso de jabones ásperos también puede afectar la piel y resecarla. Usa limpiadores suaves, geles de baño humectantes o jabones especiales para la cara que tengan aceites hidratantes.
  • Humecta siempre: luego de seguir estos consejos para limpiar el rostro aplica un humectante. Sécate la cara de forma suave y aplica tu producto; esto te ayudará a retener el agua natural de la piel. Los mejores son aquellos que contienen glicerina, la que según estudios, contribuye a restaurar y mejorar la función de la barrera de protección.

Piel mixta

Como su nombre lo indica, quienes tienen piel mixta suelen retener grasa en la llamada zona T, es decir, frente, nariz y mentón. El resto del rostro tiene resequedad. En estos casos hay que mezclar un poco los consejos que ya te dimos. Haz lo siguiente:

  • Limpieza: específicamente en la zona T deberás usar un limpiador que mantenga a raya la acumulación de grasa. Usa agua micelar o un tónico. En el resto de la cara emplea productos de limpieza muy suaves y con factor humectante.
  • Exfoliación: este tipo de piel también puede exfoliarse, pero usa un producto poco abrasivo, como las mascarillas de arcilla. Aplica con movimientos suaves en las zonas resecas para evitar irritaciones.

Piel normal

La piel normal es la de ensueño: suave, sin grasa y rosada. Aunque parezca perfecta, también es necesario cuidarla y brindarle un buen proceso de limpieza. Estos son algunos consejos:

  • Limpieza: para el proceso de limpieza del rostro de tipo normal utiliza agua tibia y nada de agua caliente. Limpia con jabones especiales que mantengan en equilibrio el pH.
  • Hidrata: para mantener la barrera que hace que este tipo de piel brille con naturalidad y salud, hidrata el rostro después de la limpieza con productos que contengan beneficios naturales, como el coco y el aguacate.

Piel sensible

La piel sensible tiende a enrojecerse y elevar su temperatura. Suele irritarse, generar comezón y erupciones. Las personas que tienen este tipo deben usar siempre productos hipoalergénicos que prevengan daños graves en la superficie:

  • Limpieza: aunque es muy delicada, deberás limpiar tu rostro sensible con productos suaves como el agua micelar. Según un estudio publicado en la American Academy of Dermatology, esta sustancia no genera irritaciones debido al bajo nivel de tensoactivo no iónico que posee.
  • Hidrata: después de la limpieza usa cremas hidratantes y protectoras, especialmente en invierno. Prefiere aquellas que tengan un factor calmante, como la manzanilla o la alantoína, así como aquellas con leche.

Te puede interesar: ¿Cómo actúan las mascarillas en la piel?

Beneficios de limpiar el rostro

Además de los ya mencionados al inicio del artículo, limpiar el rostro tiene otros beneficios que debes conocer para interiorizar la importancia de lavar tu cara cada día:

  • Elimina impurezas.
  • Previene las arrugas y retrasa el envejecimiento.
  • Estimula la suavidad y tersura.
  • Elimina grasa, acné, espinillas y puntos negros.
  • Mantiene la humedad de la piel y la oxigena.
Botella de agua micelar para limpiar el rostro.
El agua micelar ha demostrado propiedades interesantes para el cuidado de la piel, por lo que se la recomienda en la actualidad.

¿Cuándo es necesaria una limpieza profesional?

Aunque sigas los consejos para limpiar el rostro que te hemos dado, de vez en cuando es necesario acudir por una limpieza profesional. Esto es porque, con el tiempo, pueden acumularse partículas de maquillaje, grasa y contaminación en el rostro.

Además, una visita profesional nos guiará mejor en cuanto a los productos que pueden mejorar las condiciones de nuestro tipo de piel. Dependiendo de las características que tengamos, también nos pueden recetar productos especiales para el cuidado facial.

Aunque no hay una regla que indique cada cuánto visitar al dermatólogo o acudir por una limpieza profesional, si notas cambios bruscos en la piel, así como alteraciones graves, no dudes en tomar una cita.

Cuida tu piel y sigue estos consejos para limpiar el rostro

Ahora sabrás que aplicar estos consejos para limpiar el rostro van más allá de un hábito estético; buscan el bienestar de tu cara según tu tipo de piel. Recuerda que en el mercado hay productos específicos para cada uno de ellos, así que busca asesoría profesional si tienen dudas para la identificación.

  • Sensitive skin compatibility of micellar water. ABSTRACT ONLY| VOLUME 76, ISSUE 6, SUPPLEMENT 1, AB233, JUNE 01, 2017. DOI:https://doi.org/10.1016/j.jaad.2017.04.904
  • saz peiro, Pablo. (2014). Utilización terapéutica de la arcilla.
  • Atrux-Tallau N, Romagny C, Padois K, Denis A, Haftek M, Falson F, Pirot F, Maibach HI. Effects of glycerol on human skin damaged by acute sodium lauryl sulphate treatment. Arch Dermatol Res. 2010 Aug;302(6):435-41. doi: 10.1007/s00403-009-1021-z. Epub 2009 Dec 31. PMID: 20043170.
  • Piel seca. Clínica Mayo.
  • Aurora Guerra Tapia, Rocío Segura Rodríguez, Juan Escalas Taberner. La piel sensible. Más Dermatol. 2011; 13:4-13. Disponible en: https://masdermatologia.com/PDF/0077.pdf
  • El envejecimiento cutáneo. Causas que lo desencadenan o aceleran. Manifestaciones. Tratamientos estéticos preventivos y paliativos. Federación de Enseñanza de CC.OO de Andalucía. Núm. 2 mayo 2009. ISSN: 1989-4023. Disponible en: https://www.feandalucia.ccoo.es/docu/p5sd4869.pdf
  • Choi JM, Lew VK, Kimball AB. A single-blinded, randomized, controlled clinical trial evaluating the effect of face washing on acne vulgaris. Pediatr Dermatol. 2006 Sep-Oct;23(5):421-7. doi: 10.1111/j.1525-1470.2006.00276.x. PMID: 17014635.