¿Qué es un corrector de postura y cuándo es necesario?

Un corrector de postura proporciona diversos beneficios para la espalda. Hay algunas precauciones a considerar que te comentamos en el artículo. Sigue leyendo y conoce más.
¿Qué es un corrector de postura y cuándo es necesario?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 16 febrero, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 16 febrero, 2021

Última actualización: 16 febrero, 2021

Ya sea por hábito, enfermedad o diseño inadecuado de muebles y herramientas, no siempre mantenemos la espalda derecha, los hombros alineados y el cuello relajado. Por esta razón, algunas personas requieren de un corrector de postura.

Pero no se trata solo de estética o elegancia. Podemos vernos afectados de diversas maneras si no mantenemos la espalda y el cuello en una buena posición que no maltrate la columna.

Un corrector de postura es una prenda que permite mantener una posición firme, a la vez que natural. En este artículo conoceremos qué es, cómo funciona, cuándo es recomendable usarlo y qué beneficios aporta.

¿Cómo puede afectar una mala postura?

La columna vertebral tiene curvas naturales. Sin embargo, a veces se presenta una desalineación causada por alguna enfermedad, traumatismo, problemas físicos, sobrepeso, falta de actividad deportiva o mal hábito postural.

En este sentido, son diversas las dolencias que puedes sufrir por tener una mala postura corporal:

  • Dificultades respiratorias, ya que se puede complicar el paso del aire hacia los pulmones.
  • Dolores en la zona lumbar que pueden intensificarse cuando se está mucho tiempo de pie o sentado.
  • Afectación de las vértebras cervicales, por lo que se puede producir dolor en dicha zona con rigidez en cuello y hombros.
  • Deformidad: no solo en la espalda (joroba), sino también en la zona del abdomen.
  • Estrés e irritabilidad por los dolores.

¿Qué es un corrector de postura?

También llamado corrector postural de espalda o espaldilla, un corrector de postura es una clase especial de prenda con funciones de ortesis.

La misma ha sido diseñada para ejercer una cierta fuerza en el eje espalda-hombros-cuello, manteniendo una posición firme y respetando las curvas de la columna. Todo esto permite hacer correcciones, ayudando a modificar la curvatura anormal si la hubiese. De esta manera, se logra una postura saludable y adecuada.

Combinar un corrector de espalda con yoga.
Combinar el uso del corrector de postura con otras prácticas es beneficioso, como el deporte o el yoga.

Cómo funciona un corrector de postura

Es importante señalar que un corrector servirá de ayuda en la medida que forme parte de un conjunto de acciones, en el marco de una terapia desarrollada por parte de un profesional de la salud.

Aun cuando hay de varios tipos, todos funcionan bajo el mismo principio. El corrector de postura se ajusta a la espalda, abrazando los hombros con bandas elásticas y fuertes, obligando a estos a ir hacia atrás. El fin que se persigue es evitar las malas posiciones, la deformidad y los dolores.

Una vez que el cuello, los hombros y la espalda permanecen en la postura adecuada se estimula la memoria de los músculos, ayudando a crear el buen hábito postural. Estos es muy importante, porque el corrector ayuda, pero no siempre se puede tener puesto.

¿Cuándo es necesario un corrector de postura?

Una mala postura en la espalda puede deberse a diferentes motivos: edad, mal hábito, lesiones, desviaciones naturales de nacimiento o alguna patología entre otros factores.

Ya sea con el fin de prevenir o corregir, un corrector de postura puede ser necesario en los siguientes casos:

  • Cuando existen desviaciones en la columna, como la escoliosis.
  • En las personas que sufren enfermedades degenerativas que afecten la columna, como la osteoartritis.
  • Trabajadores que están largo tiempo sentados.
  • Empleados que permanecen por varias horas de pie, como los dependientes o vendedores en tiendas.
  • Personas que deben levantar pesos o realizar esfuerzos continuos.
  • Algunos deportistas.

En líneas generales, las personas con problemas posturales pueden hacer uso de un corrector, sobre todo si pasan tiempo sentados, leyendo o viendo televisión.

También te puede interesar: 4 posturas que debes corregir.

Consejos para evitar una mala postura

Además de usar un corrector, puedes ejecutar diferentes acciones para mejorar tu postura al trabajar, al sentarte a ver televisión o a leer, al caminar o simplemente estando de pie. Veamos.

Al estar sentado

De vez en cuando cambia la posición en la que te sientas, para evitar que por causa de la fatiga se encorve la espalda. Levántate y camina un poco por tu espacio de trabajo; estira los músculos y mueve la cintura, espalda y cuello.

Mientras permaneces en la silla, trata de sentarte de manera cómoda, con los tobillos delante de las rodillas (nunca hacia atrás), los pies apoyados en el piso (no los cruces). Si puedes, coloca un posapiés.

Asegúrate de tener los hombros relajados y que no estén echados hacia delante, que la espalda esté pegada a la silla y los muslos paralelos al piso. De ser necesario usa una almohada.

Si sientes que la silla no te ayuda ni la posición del monitor del ordenador, cambia lo que sea necesario. Usa una silla con diseño ergonómico, adecuada a tu forma, peso y estatura.

Dolor de cuello en la oficina por mala postura.
Los lugares de trabajo estáticos tienen una tendencia aumentada al padecimiento de dolores cervicales y lumbares.

Al estar de pie

No te apoyes en las puntas o en los talones. Si bien puedes, de vez en cuando, descansar un pie u otro, lo ideal es que mantengas el peso balanceado. Asimismo, los pies deben estar un poco separados, en línea con los hombros.

Por supuesto, párate derecho en toda tu altura. Mantén los hombros siempre hacia atrás, el abdomen hacia adentro y el pecho adelante. Recuerda mirar siempre hacia el frente.

Fortalece la musculatura de la espalda

Ejercicios para la zona lumbar, como las sentadillas, el puente o las planchas, entre otros, son útiles para fortalecer esos músculos tan necesarios al momento de mantener una postura erguida.

El yoga también relaja, desestresa y estira la espalda. Puede contribuir a mitigar el dolor, fortalecer y tomar conciencia de los músculos y la postura.

Precauciones a tener en cuenta

Los correctores de postura para la espalda aportan diversos beneficios para la salud y el bienestar, relacionados con la apariencia física, el alivio del dolor y la tensión muscular. Sin embargo, deben tomarse en cuenta algunas recomendaciones.

Por ejemplo, hay que tener cuidado con su uso en los niños que se encuentran en edad de crecimiento. En ellos no deben usarse todo el día y debería supervisar el empleo algún pediatra.

En general, se recomienda que las personas los usen al principio, como máximo, media hora al día, aumentando gradualmente. Hay que recordar que la meta es que desarrollemos la capacidad para que el cuerpo adopte por sí mismo la postura correcta.

No debemos olvidar que un corrector de postura no puede sustituir otros tratamientos, como la rehabilitación física e incluso una intervención si es que se requiere. En caso de que haya alguna lesión se debe acudir al médico.

Te podría interesar...
Claves para una buena higiene postural
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Claves para una buena higiene postural

Una buena higiene postural mejorará el movimiento y disminuirá los dolores de espalda. Por culpa del sedentarismo, son más frecuentes estas molesti...



  • Barrett E, O'Keeffe M, O'Sullivan K, Lewis J, McCreesh K. Is thoracic spine posture associated with shoulder pain, range of motion and function? A systematic review. Manual Therapy. 2016; 26: 38-46.
  • Bontrup C, Taylor WR, Fliesser M, Visscher R, Green T, Wippert PM, Zemp R. Low back pain and its relationship with sitting behaviour among sedentary office workers. Appl Ergon. 2019; 81:102894. doi: 10.1016/j.apergo.2019.102894.
  • Claus AP, Hides JA, Moseley GL, Hodges PW. Thoracic and lumbar posture behaviour in sitting tasks and standing: Progressing the biomechanics from observations to measurements. Applied Ergonomics. 2016; 53(A): 161-68.
  • Dabolina I, Fomina J, Lapkovska E, Silina L. Selected dynamic anthropometrics and body characteristics for posture corrector fit. Communications in Development and Assembling of Textile Products. 2020; 1(2): 96-103.
  • Hasegawa K, Okamoto M, Hatsushikano S, Watanabe K, Ohashi M, Vital JM, Dubousset J. Compensation for standing posture by whole-body sagittal alignment in relation to health-related quality of life. Bone Joint J. 2020; 102(10): 1359-1367.
  • Martínez A. Factores asociados a la postura corporal en estudiantes universitarios. CES Movimiento y Salud. 2013; 1(1):11-18.
  • Mork, P. J., & Westgaard, R. H. (2009). Back posture and low back muscle activity in female computer workers: A field study. Clinical Biomechanics. 2008: https://doi.org/10.1016/j.clinbiomech.2008.11.001
  • Noll M, Candotti C, Da Rosa B, Schoenell M, Tiggemann C, Loss J. Back Pain And The Postural And Behavioral Habits Of Students In The Municipal School Network Of Teutônia, Rio Grande Do Sul. Journal of Human Growth and Development. 2013; 23(2): 129-135.
  • O'Sullivan K, O'Sullivan PB, O'Sullivan L, Dankaerts W. What do physiotherapists consider to be the best sitting spinal posture? Manual therapy. 2012; 17(5): 432-437.
  • Schmidt H, Bashkuev M, Weerts J, Graichen F, Altenscheidt J, Maier C, Reitmaier S. How do we stand? Variations during repeated standing phases of asymptomatic subjects and low back pain patients. Journal of Biomechanics 2018; 70: 67-76.