¿Qué es una craneotomía y cuándo es necesaria?

La craneotomía es una cirugía que involucra la exposición temporal de un segmento del cerebro. En este sentido, permite solucionar múltiples patologías que alteran el funcionamiento del órgano.
¿Qué es una craneotomía y cuándo es necesaria?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 29 julio, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 29 julio, 2021

Última actualización: 29 julio, 2021

El cerebro es el centro de control de todas las funciones del cuerpo humano. Por desgracia, múltiples condiciones son capaces de afectar su funcionamiento. En algunos casos, la única solución posible a estas alteraciones es la realización de una craneotomía.

La craneotomía es un procedimiento quirúrgico que consiste en la extracción de un segmento del cráneo con la finalidad de exponer parte del cerebro. La extracción del hueso es temporal, por lo que el mismo se colocará en su lugar nuevamente, al finalizar la operación.

La cirugía en cuestión debe ser realizada por un neurocirujano, quien determinará el tamaño de la incisión, dependiendo del problema. Uno de los mayores usos de este procedimiento es la extracción de tumores encefálicos.

¿Para qué se realiza una craneotomía?

La craneotomía es indicada en todos aquellos pacientes que posean alteraciones estructurales o de otra índole que afecten el correcto funcionamiento del cerebro. El principal objetivo de este procedimiento es la reparación de la anormalidad existente, sin afectar las funciones corticales.

De esta manera, la craneotomía buscará brindar acceso al cerebro para extraer o reparar la alteración existente. Este es un procedimiento bastante complejo y delicado, lo que puede generar cierto temor en las personas. Sin embargo, la cirugía es exitosa en la mayoría de los casos.



Craneotomía versus craniectomía

Es posible confundir la craneotomía con otra operación similar llamada craniectomía. Esta última es un procedimiento que implica la extracción permanente de un segmento del cráneo. En este sentido, los médicos no retornan a su lugar el hueso extraído al finalizar.

La función principal de la craniectomía es brindarle más espacio al cerebro cuando existe un proceso inflamatorio importante. De esta manera, su principal indicación es la hipertensión intracraneal. Dicha alteración puede deberse a múltiples causas, como hemorragias, infartos o traumatismos craneoencefálicos.

Enfermedades del cerebro que necesitan craneotomía.
Diversas patologías cerebrales requieren una cirugía de ingreso al mismo órgano para intervenir.

Condiciones que requieren de una craneotomía

Uno de los principales motivos para la realización de esta cirugía es la presencia de un tumor cerebral. En estos casos, estudios demuestran que dejar ciertos núcleos cerebrales activos durante el procedimiento ayuda a conservar todas las funciones principales. Por su parte, la craneotomía también puede ser la solución para las siguientes afecciones:

  • Aneurismas o dilatación de las arterias cerebrales.
  • Hematomas subdurales, epidurales e intracerebrales.
  • Abscesos cerebrales.
  • Anormalidades arteriovenosas congénitas.
  • Lesiones en las meninges.
  • Fracturas craneales posteriores a traumatismos.

Preparación previa a la cirugía

La preparación previa al procedimiento es bastante rigurosa, ya que se trata de una cirugía invasiva. Primero, el médico deberá indicar la realización de diversas pruebas de laboratorio. Todos estos exámenes indicarán si es seguro el procedimiento.

La noche antes de la craneotomía, las personas deberán lavarse el cabello con un champú antiséptico especial, lo que disminuirá el riesgo de infecciones. Además, no se deben ingerir alimentos de lenta digestión en el día de la cirugía. En algunos casos, también se recomienda afeitar toda la cabeza o cortar el cabello a un nivel muy bajo.

Los especialistas pueden indicar la realización de otras medidas previas, dependiendo la patología de base. De esta manera, es posible que se deba suspender el consumo de ciertos fármacos, incluso una semana antes del procedimiento. El alcohol y los cigarrillos también deben evitarse.

Una vez en el recinto hospitalario, se deben firmar una serie de documentos y una enfermera se encargará de explicar nuevamente todo el procedimiento. Además, el anestesiólogo informará sobre la anestesia general y los posibles efectos adversos de la misma.

¿Cómo es el procedimiento?

En términos generales, la operación puede durar entre 3 y 5 horas, aunque todo dependerá de la patología que se desea tratar. Una vez dentro del quirófano, las personas se acuestan en la mesa de operaciones, donde le colocarán una vía intravenosa, una sonda vesical para vaciar la vejiga y la anestesia general.

Después de que la anestesia genere el efecto deseado, el personal de salud procederá a eliminar todo el cabello de la zona de la incisión y limpiar el área. El médico cortará el cuero cabelludo con un bisturí y realizará pequeños agujeros con un taladro especial. Por último, se cortará el segmento de hueso deseado con una herramienta llamada craneótomo.

Al extraer el hueso, se podrá observar la meninge más externa y resistente llamada duramadre, que deberá cortarse para exponer el cerebro. Después de ello, el médico utilizará una serie de instrumentos pequeños para moverse dentro. También es necesaria la utilización unos lentes especiales con aumento.

Una vez reparada la anormalidad cerebral, el especialista deberá extraer todos los instrumentos de forma cuidadosa y cerrar la duramadre con suturas. Luego, se colocará el segmento de hueso extraído en su posición original, fijándolo al cráneo con placas y tornillos de titanio.


Quizás te pueda interesar el siguiente artículo: Meninges: ¿qué son y para qué sirven?


Proceso de recuperación tras una craneotomía

Las personas sometidas a cirugía deben ser llevadas a una habitación de recuperación. Serán trasladadas a la unidad de cuidados intensivos (UCI) después de despertar y cuando se encuentren estables.

El personal de salud se debe asegurar de que no existan afecciones cerebrales posteriores. Todas las personas sometidas a esta cirugía suelen presentar dolor de garganta y náuseas en los primeros días, que desaparecen con algunos medicamentos.

Múltiples estudios demuestran que los dolores de cabeza también son frecuentes después de la operación, sobre todo durante los primeros días. Esta cefalea aparece en el mismo lado de la operación y mejora al cabo de algunas semanas. Los opioides, algunos antiinflamatorios y analgésicos pueden aliviar el malestar.

La estancia en el hospital varía entre 2 días y 2 semanas. Además, los pacientes deben acudir a una consulta médica de control 2 semanas después de la operación. El tiempo total de recuperación es muy variable, contemplando entre 1 y 4 semanas.

Posibles riesgos y complicaciones

La craneotomía es una operación muy delicada, por lo que se pueden presentar complicaciones. En primer lugar, se encuentran aquellas asociadas a todo tipo de cirugías, como las reacciones a los medicamentos, los problemas respiratorios y las hemorragias.

Por otro lado, esta cirugía también tiene riesgos y complicaciones particulares, siendo las alteraciones en la función cerebral las más frecuentes. En este sentido, las personas pueden padecer alteraciones en el habla, la memoria y la coordinación.

Todas estas alteraciones se deben al posible daño cerebral y nervioso sufrido, generalmente durante la extracción de una tumoración. Otras complicaciones frecuentes son las siguientes:

  • Debilidad muscular.
  • Convulsiones.
  • Enfermedad vascular cerebral (EVC).
  • Coma.
  • Sangrado, infección o edema cerebral.
Estadía hospitalaria tras una craneotomía.
El tiempo de permanencia en el hospital variará, aunque no suelen ser estancias cortas.

Estilo de vida y recomendaciones

Los resultados y el pronóstico posterior a una craneotomía pueden variar, sin embargo, suelen ser favorables en la mayoría de los casos. La operación puede afectar el estilo de vida de las personas, sobre todo durante las primeras semanas posteriores.

En este sentido, es importante mantener un reposo adecuado, limitar el esfuerzo y realizar las sesiones de fisioterapia correspondientes hasta la recuperación total. Todas las personas deben mejorar su estilo de vida y adoptar hábitos más saludables.

Un procedimiento con una tasa de éxito elevada

La craneotomía es una cirugía empleada para proporcionar acceso a la masa encefálica, lo que permite solucionar múltiples afecciones cerebrales. La misma es la solución perfecta para los aneurismas y múltiples tumoraciones, ya que permite reparar la alteración generando el menor daño posible.

Este procedimiento tiene una gran cantidad de riesgos y complicaciones asociadas, sin embargo, los beneficios de su realización son mucho mayores. En último lugar, es importante informar al médico sobre cualquier duda o inquietud presentada.

Te podría interesar...
Hematoma intracraneal: ¿qué es y cómo se trata?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Hematoma intracraneal: ¿qué es y cómo se trata?

Un hematoma intracraneal es una situación grave que necesita atención médica para su control y seguimiento, disminuyendo los riesgos.



  • Kobyakov GL, Lubnin AY, Kulikov AS, Gavrilov AG et al. Awake craniotomy. Zh Vopr Neirokhir Im N N Burdenko. 2016;80(1):107-116.
  • Rocha-Filho PA. Post-craniotomy headache: a clinical view with a focus on the persistent form. Headache. 2015 May;55(5):733-8.
  • González-Darder JM. Historia de la craneotomía [History of the craniotomy]. Neurocirugia (Astur). 2016 Sep-Oct;27(5):245-57.
  • Shimizu T, Aihara M, Yamaguchi R, Sato K et al. Large Craniotomy Increases the Risk of Minor Perioperative Complications in Revascularization Surgery for Moyamoya Disease. World Neurosurg. 2020 Sep;141:e498-e507.
  • Morales-Valero SF, Van Gompel JJ, Loumiotis I, Lanzino G. Craniotomy for anterior cranial fossa meningiomas: historical overview. Neurosurg Focus. 2014 Apr;36(4):E14.
  • Kennion O, Holliman D. Outcome after craniotomy for recurrent cranial metastases. Br J Neurosurg. 2017 Jun;31(3):369-373.