Efectos negativos del exceso de azúcar

No son pocos los efectos negativos que un consumo excesivo de azúcar puede acarrear. Descubre algunos de ellos en este artículo y empieza a moderar la ingesta de este nutriente desde ya.
Efectos negativos del exceso de azúcar

Escrito por Ángela Aragón, 28 septiembre, 2016

Última actualización: 21 septiembre, 2020

Los efectos negativos del consumo excesivo de azúcar han sido investigados en múltiples ocasiones. A finales de la década de 1960, un grupo de la industria alimentaria llamado Fundación de la Investigación del Azúcar pagó 65 000 dólares a la Universidad de Harvard. El objetivo era contrarrestar las investigaciones que demostraban la conexión entre el azúcar y las enfermedades coronarias y culpar a las comidas grasientas.

El resultado fue que el informe publicado por dicha institución cambió la dieta americana. Mucha gente dejó de consumir alimentos con lípidos y los sustituyó por snacks ricos en azúcar. Sin embargo, los estudios actuales demuestran los efectos negativos del azúcar.

A pesar de que hoy somos más conscientes del riesgo de ingerir demasiados dulces, aún quedan muchos mitos sobre el azúcar y sus efectos reales. Después de todo, pensamos que es solo un carbohidrato más y siempre ha habido azúcar en la dieta. En parte es cierto, pero el problema es que llegamos a cuadriplicar la cantidad recomendada.

¿Qué ocurre con el azúcar en el cuerpo?

Cuando tienes una dieta equilibrada, la presencia de glucosa le dice al cerebro que produzca insulina, que ayuda a que el cuerpo regule los niveles de azúcar en sangre. Al mismo tiempo, permite que el azúcar entre en contacto con otras hormonas que la necesitan.

En este sentido, cuando los niveles de glucosa en sangre se mantienen elevados durante un largo periodo de tiempo, la cantidad de glucosa sobrepasa la capacidad de las células para absorberla (proceso mediado por la insulina) y se desarrolla una resistencia a esta hormona.

Efectos negativos del exceso de azúcar

Chica agobiada tapándose la cara con las manos.

1. Tensión alta y desarrollo de enfermedades cardíacas

Un exceso continuado de glucosa en sangre puede conducir a un aumento de la presión arterial. Este proceso se puede llegar a hacer crónico si no controlamos los niveles de glucosa en sangre, por lo que el sistema cardíaco se podría acabar resintiendo.

El hecho de controlar los niveles de azúcar en sangre resulta beneficioso para reducir el riesgo cardiovascular, de acuerdo con una publicación realizada en la revista Journal of the American College of Cardiology.

2. Aumento de peso

Como señalábamos, los efectos negativos del azúcar en el cuerpo y en el cerebro se producen con los snacks y productos industriales, que tienen muchas grasas saturadas y, por tanto, muchas calorías. Comer dos o tres chocolatinas en un día podría equivaler a la cantidad de calorías que deberíamos ingerir a lo largo del toda la jornada.

Es necesario destacar que mantener un peso corporal adecuado reduce el riesgo de enfermar y evita complicaciones. El consumo de carbohidratos de alto índice glucémico está muy ligado a la ganancia de grasa subcutánea. También el hecho de incluir en la dieta alimentos ricos en edulcorantes artificiales podría ser capaz de generar este efecto, debido a las alteraciones sobre la microbiota intestinal que estos provocan.

3. Problemas dentales

Caries dentales.
Las caries son una de las causas principales de las pulpitis.

Un exceso de azúcar puede dar lugar al desarrollo de caries y otros problemas en los dientes, pues las flora bacteriana de la dentadura puede sobrealimentarse con este nutriente, proliferando en exceso y dando lugar a los problemas dentales mencionados anteriormente.

4. Complicaciones metabólicas y adicción

Los azúcares, como muchos otros compuestos, son utilizados por las células para funcionar. Un exceso de azúcares puede conducir a un aumento de las reservas en forma de grasas, que pueden conducir a alteraciones metabólicas, según un estudio publicado en la revista The Journal of Clinical Investigation.

De hecho, este es uno de los motivos por el que la gente desarrolla adicción a este compuesto.

Además, a nivel cerebral puede alterar los niveles de determinados neurotransmisores. Es el caso de la dopamina, una sustancia química relacionada con la recompensa. Aparece para producir placer después de una acción. Esta es la razón por la que cuanto más azúcar consumimos, más necesitamos.

La mente comienza a producir dopamina cuando comemos alimentos con este elemento, casi en exclusiva. En este sentido, nuestra capacidad para sentir alegría disminuye y aumenta el riesgo de padecer depresión. No se trata, pues, de un carbohidrato más.

Regular el aporte de azúcar para mejorar la salud

Cómo debes mejorar la dieta si eres diabético

Es fundamental que retiremos de la dieta habitual los alimentos procesados con azúcares añadidos. Estamos hablando de la diferencia entre empeorar la salud de manera paulatina o no. Como todo, la virtud reside en el equilibrio. Recuerda la necesidad de priorizar el consumo de alimentos frescos frente al de productos industriales. Estos últimos cuentan con mayores cantidades de carbohidratos, de grasas de tipo trans y de aditivos.

Además es necesidad de complementar la dieta con la práctica de ejercicio de forma habitual. De este modo se consigue aumentar la sensibilidad de las células del organismo a la insulina, reduciendo el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas a medio y largo plazo.

Te podría interesar...
Descubre los mejores exfoliantes hechos a base de azúcar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Descubre los mejores exfoliantes hechos a base de azúcar

El azúcar permite eliminar las células muertas y suavizar la piel. En este artículo te presentamos los mejores exfoliantes hechos a base de azúcar.



  • Stanhope KL., Sugar consumption, metabolic disease and obesity: the state of the controversy. Crit Rev Clin Lab Sci, 2016. 53 (1): 52-67.
  • Shcwarz PEH., Timpel P., Harst L., Greaves CJ., et al., Blood sugar regulation for cardiovascular health promotion and disease prevention: JACC health promotion series. J Am Coll Cardiol, 2018. 72 (15): 1829-1844.
  • Hannou SA., Haslam DE., McKeown N., Herman MA., Fructose metabolism and metabolic disease. J Clin Invest, 2018. 28 (2): 545-555.