16 razones para madrugar y consejos para hacerlo

Razones para madrugar hay varias y de diversa índole: gestión del tiempo, condición física, salud, logro de metas, buen humor... Pero solo las disfrutarás, si haces de ello un hábito. Sigue leyendo y conoce cómo.
16 razones para madrugar y consejos para hacerlo
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 14 febrero, 2022

Para quien prefiere seguir durmiendo no es sencillo encontrar razones para madrugar. Sin embargo, las hay y no son solo cuestiones de gusto y de preferencia, sino que esto puede ser beneficioso para la salud y para tu vida en general.

Desde la posibilidad de asearte y desayunar con calma hasta poder realizar ejercicios y trabajar en algunas tareas con tranquilidad, son diversas las oportunidades que brinda el levantarse temprano y aprovechar ese tiempo extra.

Pero no tienes que despertarte a las cuatro de la mañana. Basta con adelantar un poco el reloj, media hora, 45 minutos, una hora tal vez. Al menos, hasta que te acostumbres. Sigue leyendo y conoce las razones para madrugar, incluso los fines de semana.

¿Qué significa madrugar?

El verbo madrugar deriva del latín vulgar maturicare, que puede traducirse como hacer madurar y también acelerar, darse prisa. Aunque tal vez esta última acepción no aplica tanto, ya que precisamente te levantas temprano para hacer las cosas con calma, como luego verás.

Si bien la madrugada es la parte del día que transcurre desde la medianoche hasta el momento del amanecer, el madrugar no es algo que ocurra en un momento preciso.

Es decir, la hora de madrugar puede variar de una persona a otra o de una cultura a otra. Para algunos, esto quiere decir despertarse a las 5; en otros será más tarde o, incluso, más temprano.

Para efectos prácticos, madrugar significaría levantarse antes de lo acostumbrado. ¿Y por qué harías esto que puede parecer una locura o un desatino, cuando es tan agradable seguir durmiendo? ¿Cuáles serían esas importantes razones para madrugar?

16 razones para madrugar

Madrugar hace bien
Madrugar te permite iniciar el día con tranquilidad.

1. Gestión del tiempo

Una de las quejas que más a menudo tienen las personas adultas es que no les alcanza el tiempo para todo lo que tienen que hacer. He aquí una de las principales razones para madrugar.

Al levantarte un poco más temprano de lo habitual, podrás avanzar en algunas tareas. Si, por ejemplo, sueles despertar cerca de las 7:00 de la mañana para estar en el trabajo dos horas más tarde, al adelantar el despertador hasta las 6:00, dispondrás de una hora extra. Esto te alcanzará para algo. Hay tantas cosas que puedes hacer antes del desayuno: desde ejercitar hasta regar las plantas, pasear al perro, leer la prensa, asearte.

2. Tiempo libre

Conjuntamente con lo anterior, viene otra de las razones para madrugar. Lo que hagas en la mañana, ya no lo tendrás que hacer en la noche. De este modo, al regresar del trabajo te quedará un rato para disfrutar de una película, de un partido o para compartir con tu familia y aprovechar los beneficios de los juegos de mesa.

3. Disfrutar de la tranquilidad

Aunque, si lo prefieres, puedes tomar el tiempo libre en la madrugada para ti, en lo que más te plazca, incluyendo el hacer nada; es decir, relajarte, meditar, escuchar música, mirar por la ventana el amanecer.

Si hay una hora del día que es silenciosa, en que nada ni nadie molesta, y puedes estar un rato a solas contigo mismo, leer un libro, ese es el momento que precede al amanecer. Nada se compara con la paz y la tranquilidad de las madrugadas, cuando lo único que se escucha es el canto de los pájaros.

4. Productividad

Para muchas personas, las primeras horas del día son las de mayor productividad. Esto tiene una explicación lógica: al levantarte, te sientes descansado, pleno de energía y con el cerebro más lúcido. Incluso, las investigaciones sugieren que hay relación entre ser proactivo y ser madrugador.

Así que tienes sobradas razones para madrugar: puedes ser más efectivo, incluso más rápido. Por el contrario, si dejas la tarea para la noche, posiblemente estés embotado, cansado, con ganas de no hacer nada, sobre todo si el día ha sido extenuante.



5. Desayuno completo

Levantarse más temprano puede ser fundamental para comer bien en las mañanas, pues tienes el tiempo para preparar el desayuno y tomarlo con calma. Por el contrario, si te despiertas tarde, las diversas actividades que debes realizar para ir al trabajo o a la escuela podrían impedirte desayunar bien. Y no es bueno salir a la calle con solo una taza de café en el estómago.

Se considera comúnmente que esta es la comida más importante del día. Al respecto, en las investigaciones se ha encontrado que desayunar tiene un efecto positivo sobre la cognición en niños y adolescentes.

6. Ejercitar

Por otra parte, no siempre dispones del tiempo para hacer actividad física. Pero si madrugas, tendrás una hora o más para poder disfrutar de todos los beneficios del ejercicio habitual para la salud.

Al llegar del trabajo estarás más cansado, con menos fuerza y menos dispuesto de ánimo para la actividad física. Incluso, se recomienda no ejercitar tan tarde en la noche para no afectar el sueño.

Además, se dice que hacer ejercicios en las mañanas tiene beneficios adicionales, pues ayuda al metabolismo, te mantiene activo durante el día y despierta la mente.

7. Arreglo e higiene personal

Entre las situaciones que a menudo tienes que hacer con premura en las mañanas, está el aseo personal. Tomarse el tiempo para cepillarse los dientes, darse una ducha, planchar la ropa, vestirse y hacer todo esto con calma, se encuentran entre las variadas razones para madrugar.

8. Menos estrés

Madrugar te da la posibilidad de proceder con tranquilidad, sin apuros y sin afanes. El que se estresa desde el momento de despertar, corriendo para hacer todo, posiblemente estará agitado durante buena parte del día.

16 razones para madrugar y consejos para hacerlo
Madrugar te permite desayuna tranquila y saludablemente.

9. Llegar a tiempo

Llegar al trabajo, a las clases, a las citas pendientes a tiempo también son buenas razones para madrugar. Quien se levanta con el tiempo justo, corre muchos riesgos, ya que cualquier tropiezo sería un retraso.

10. Desarrollar fuerza de voluntad

Hay que admitirlo: de madrugada, con algo de frío, la cama tibia es algo irresistible. Pero si eres capaz de vencer esta tentación y muestras fuerza de voluntad para madrugar todos los días, incluso los fines de semana, es un buen principio para mantener una gran determinación y alcanzar lo que te propongas.

11. Lograr tus metas

Si comienzas la jornada muy temprano, no solo puedes organizarte mejor, sino que al tener tiempo para las diversas actividades planeadas, estarás más cerca de tus metas.

12. Optimismo y buen ánimo

Según un estudio realizado en la Universidad de Toronto, en el cual se entrevistó a personas adultas de diversas edades, quienes madrugan suelen mostrarse de mejor ánimo, optimistas y con emociones positivas.

13. Mejora la calidad del sueño

En la misma medida que te acostumbras a madrugar, al llegar la noche el sueño te ganará más fácilmente. De este modo, te dormirás temprano y adquirirás mejores hábitos en lo que a descanso se refiere, evitando problemas de insomnio.

14. Sexo matutino

Si no te han convencido las anteriores razones para madrugar, esta seguro que sí: puedes disfrutar del sexo matutino con tu pareja a una hora en la que normalmente no van a estar despiertos los chicos.

15. Tu mascota estará feliz y las plantas también

Y por si fuera poco, al levantarte temprano tendrás tiempo para sacar a pasear al perro, sin el riesgo de que quiera morder a alguien o de toparse con otros perros. También puedes regar las plantas: esta es una de las mejores horas para hacerlo.

16. Vida saludable

Las personas que madrugan suelen evitar los excesos con la bebida y las comidas copiosas y abundantes en las noches. Por otra parte, si desayunas bien, ejercitas, vives sin estrés, tienes buen sexo, te relajas, logras hacer las cosas que quieres… indudablemente tu vida será más saludable.  ¿Quieres más razones para madrugar?



Consejos para lograr madrugar

No es fácil acostumbrarse a madrugar. Es posible que tengas el hábito de levantarte cuando el sol ya está alto bien arraigado. Quizá, hayas adquirido la costumbre de dormir tarde, trasnochando para ver programas o revisar redes sociales.

Ahora bien, madrugar no es dejar de dormir. Todo lo contrario, vas a descansar mejor cuando adquieras el hábito. Claro que para eso debes acostarte temprano, en un horario regular, calculando las horas de sueño que requieres. Es decir, si vas a levantarte a las 5:30, por lo menos a las 10 debes estar apagando la luz.

Para ayudarte al respecto, te damos las siguientes recomendaciones:

  • Despégate del Smartphone por lo menos una hora antes de dormir.
  • Lo mismo aplica para el televisor y la computadora.
  • Preferible realizar alguna actividad relajada, como leer.
  • No tomes cafeína después de las cinco de la tarde.
  • No hagas ejercicio dos o tres horas antes de acostarte.
  • Apaga todas las luces.
  • Medita o aplica ejercicios de relajación.
  • Y recuerda programar el despertador.

Al que madruga…

Al que madruga, Dios lo ayuda; el que madruga recoge agua fresca. Hay varias expresiones de la sabiduría popular que dan cuenta de los beneficios y las razones para madrugar. Lo que no dicen los refranes es que este es un hábito que se tiene que aprender. Y como muchos otros, solo se logra gradualmente. Al principio, te costará. Habrá retrocesos. Tal vez, rabia y frustración.

Pero una vez que comienzas a disfrutar de sus beneficios, ya no vas a querer cambiar de hábito. Razones para madrugar sobran. Lo que tienes es que descubrirlas por ti mismo. ¿Estás preparado para hacerlo?

Te podría interesar...
¿Madrugas? ¡Conoce las ventajas de hacerlo!
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Madrugas? ¡Conoce las ventajas de hacerlo!

Conoce algunos de los beneficios más relevantes que te aporta este hábito si madrugas a diario, ya sea porque tengas que ir a clase o a trabajar.



  • Becerra Rodríguez A. Relaciones entre la calidad de sueño con estrés académico y bienestar en universitarios. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú, 2018. Begoña Amador C, Beltrán-Carrillo V, González-Cutre D, Cervelló E. Ejercicio físico agudo, agotamiento, calidad del sueño, bienestar psicológico e intención de práctica de actividad física. Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio y el Deporte. 2017; 12(1): 121-127. Díaz-Ramiro E, Rubio-Valdehita S, Luceño-Moreno L, Martín-García J. Relaciones entre percepción de riesgos psicosociales y hábitos de sueño. Ansiedad y Estrés. 2010; 16(2-3): 249-258. Díaz-Ramiro E; Rubio-Valdehita S. Desarrollo de un instrumento de medida de los hábitos de sueño. Un estudio con jóvenes universitarios carentes de patologías Revista Iberoamericana de Diagnóstico y Evaluación - e Avaliação Psicológica. 2013; 36(2): 29-48- Miró E, Cano M, Buela G. Sueño y calidad de vida. Revista Colombiana de Psicología. 2005; (14):11-27. Puerto M, Rivero D, Sansores L, et al,  Somnolencia, hábitos de sueño y uso de redes sociales en estudiantes universitarios. Enseñanza e Investigación en Psicología. 2015; 20(2):189-195. Von Oetinger A, Trujillo L,  Beneficios metabólicos de realizar ejercicio en estado de ayuno. Revista Chilena de Nutrición. 2015; 42(2):145-150. Warburton D, Bredin S. Health benefits of physical activity: a systematic review of current systematic reviews. Curr Opin Cardiol. 2017; 32(5): 541-556.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.