Dieta para bypass gástrico: ¿qué puedes comer?

¿Sabes cómo debes alimentarte antes y después del bypass gástrico? Te damos ideas sobre el régimen si tomaste la decisión de hacerlo.
Dieta para bypass gástrico: ¿qué puedes comer?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor el 30 abril, 2021.

Última actualización: 30 abril, 2021

El bypass gástrico es un procedimiento quirúrgico que permite resolver un problema de salud a nivel mundial, como lo es la obesidad. Se describe como un conglomerado de técnicas que permiten reducir el tamaño del estomago. Pero para que tenga éxito, hay que realizar una estricta dieta diseñada para el bypass gástrico.

Un grupo de expertos aclara que el bypass gástrico debe indicarse en personas con un índice de masa corporal (IMC) por encima de 40, pero también en aquellos con un IMC entre 30 a 35 y que su salud esté en riesgo, a pesar de haber cambiado su estilo de vida.

Los candidatos deben modificar el enfoque sobre nuevos hábitos alimentarios y reconocer la importancia de la dieta para alcanzar el éxito de la cirugía. Lo primero es seguir una pauta nutricional especial, antes y después de la cirugía.

Dieta para bypass gástrico y preparación previa

Una dieta para perder peso antes de la cirugía de bypass gástrico favorece la disminución de grasa dentro y alrededor del abdomen y el hígado. De acuerdo a Rubio y Moreno, esto permitirá sustituir una cirugía abierta por una laparoscopia, que es menos invasiva.

El médico y el nutricionista planificarán la alimentación que conlleve a la pérdida de peso antes de la cirugía. Si esto no ocurre, entonces se tendrá que posponer y retomar el plan lo antes posible.

Se deben suspender 1 semana antes del procedimiento ciertos medicamentos, como anticoagulantes, esteroides y aspirina, entre otros. Un estudio comparativo concluyó respecto a la importancia de tomar multivitamínicos y suplementos como una recomendación prequirúrgica.

Si la persona fuma, debe dejar el cigarrillo, ya que los fumadores pueden formar coágulos sanguíneos con mayor facilidad. También se deben evitar las bebidas alcohólicas.

Otras medidas relacionadas con la dieta incluyen las siguientes:

  • Eliminar o reducir la ingesta de alimentos altos en carbohidratos, como papas, pasta, postres azucarados, pan y sus derivados.
  • Quitar los jugos, refrescos y bebidas con cafeína, como café, té y refrescos de cola.
  • Reducir las grasas saturadas, incluidos los lácteos enteros, las carnes grasas y los alimentos fritos.
  • Practicar el control de porciones, reduciendo los volúmenes en cada comida.
Paciente candidato a un bypass gástrico.
La decisión de realizar este procedimiento debe llegar luego de agotar las instancias previas para el control de la obesidad.

¿Qué puedo comer?

Es muy importante que la persona a ser intervenida siga una dieta líquida preoperatoria, por lo menos de 7 a 14 días antes de la cirugía, para reducir la cantidad de grasa alrededor del hígado y el bazo.

La dieta para bypass gástrico preoperatoria incluye los siguientes alimentos:

  • Batidos de proteínas como sustitutivos de las comidas, bajos en calorías y de fácil digestión. El papel de la proteína es el de reforzar y mantener el tejido muscular, además de permitir el uso de la grasa como fuente de combustible, en vez del músculo.
  • Caldos de sopa sin trozos sólidos de alimentos.
  • Crema de harina fina de cereales, como trigo o arroz cocido.
  • Jugos de vegetales, sugeridos por el nutricionista
  • Bebidas sin azúcar: pueden usarse edulcorantes artificiales.

Un día antes de la operación la dieta consistirá solo en líquidos transparentes que se pueden consumir hasta la medianoche. Algunos de los permitidos son agua, caldo transparente con bajo contenido de sodio, jugos transparentes de manzana, uvas y arándanos, gelatinas simples o con sabor, café o té, helados o paletas de hielo de frutas.

Dieta para bypass gástrico tras la cirugía

Según el personal de la Clínica Mayo, la dieta después del bypass gástrico es de extrema importancia para el éxito de la cirugía a largo plazo. Se deben dejar curar las grapas colocadas en el estómago y tomar en cuenta que algunos alimentos pueden interrumpir el proceso de curación o bien hacer presión y provocar una fuga.

Un grupo de expertos en nutrición diferencian dos etapas principales en el manejo de la dieta post quirúrgica:

  • Etapa 1: dieta modificada en forma progresiva en texturas durante 1 mes, cuyo objetivo es lograr la digestión, la motilidad y la absorción del tracto digestivo. Está conformada por 4 fases: líquida, semi-líquida, puré y blanda.
  • Etapa 2: dieta normal o de estabilización a partir del mes de operación.

Fase 1: dieta líquida

La dieta para bypass gástrico en los primeros 2 días post operatorio implica consumir solo agua y líquidos claros, entre 1 a 2 onzas por hora. Deben ingerirse con mucha lentitud y no deben usarse pajillas, ya que pueden llenar de aire el estómago.

Desde el día 3 al 10 ya se pueden incluir líquidos completos, como leche descremada, caldo desgrasado, gelatina sin azúcar, café y té descafeinado, jugo sin azúcar y paletas heladas sin azúcar. Estos dejan un poco más de residuos y se deben agregar unas 3 medidas de suplemento proteico.

Fase 2: dieta semi-líquida

Esta fase es entre los 11 y 17 días. Los alimentos a introducir son los lácteos descremados, los caldos con sémola, la tapioca, las cremas con alimentos proteicos triturados y los batidos proteicos. Se incluyen los líquidos de la primera fase.

Se recomienda tomar una o dos multivitaminas que tengan hierro para prevenir deficiencias. Estas deben estar en forma líquida o masticable.

También es importante suplementar con 400 a 600 miligramos de citrato de calcio, pero se debe separar de la ingestión de vitaminas por al menos 2 horas, ya que el calcio interfiere con la absorción de hierro.

Fase 3: dieta puré

Esta fase va desde el día 18 hasta el 24 después de la operación. Se aumenta la textura de las preparaciones hasta puré, usando alimentos proteicos triturados como requesón sin grasas, carne picada y pescado magros, queso de pasta blanda descremado, claras de huevo y batidos proteicos.

Para convertir en puré las fuentes proteicas se puede usar leche descremada, caldo descremado o con agua. También se incluyen compotas, fruta madura picada y otros lácteos descremados.

Los líquidos claros no deben combinarse con los purés y se sugiere que el paciente no ingiera ningún líquido 30 minutos antes o 60 minutos después de una comida.

Hay que tomar en cuenta que las comidas deben distribuirse en raciones pequeñas, ya que el estómago tiene un volumen disminuido. La ingesta proteica debe estar en el orden de 60 a 70 gramos al día y unos 8 vasos de líquidos claros.

Hay que evitar condimentos picantes, frutas con muchas semillas como kiwi y fresas o alimentos muy fibrosos o formadores de gases, como coles, brócoli y coliflor.

Fase 4: dieta blanda

Para el día 19 hasta el 25 se puede introducir una dieta blanda, a través de verduras cocidas, pan tostado, pasta blanda, tofu, arroz, carnes magras molidas, pescados al horno o vapor y frutas enlatadas (peras y melocotones).

Los objetivos para la ingesta de nutrientes son los mismos que en fases anteriores. El tamaño de la porción debe ser de 1 a 2 onzas, distribuidas hasta en 6 comidas pequeñas. El nutricionista puede recomendar suplementos de 1000 unidades internacionales (UI) de vitamina D3, que se debe tomar junto con el citrato de calcio, así como de 500 a 1000 microgramos de vitamina B12.

Suplementos nutricionales para el bypass gástrico.
Los profesionales pueden suplementar al paciente con vitaminas que eviten deficiencias y con hierro para prevenir la anemia.

Etapa de estabilización

Después del mes post operatorio, el paciente puede comer todo tipo de alimentos sólidos suaves, teniendo siempre como propósito perder peso de una manera saludable. A partir de los 2 meses ya se deben introducir alimentos más sólidos.

Sin embargo, deben evitarse vegetales fibrosos, palomitas, mazorca, bebidas carbonatadas, carne dura, alimentos crujientes, fruta seca, pan y magdalenas. Los productos deben comerse de manera lenta y en volumen pequeño, cortando en pequeños bocados. Hay que eliminar cualquiera que cause vómitos, náuseas y malestar abdominal.

Estilo de vida en el marco de la dieta para el bypass gástrico

Es importante que el paciente con bypass gástrico esté convencido sobre adoptar un nuevo estilo de vida. Por ejemplo, incorporando un programa de ejercicios después de la cirugía. Pero debe darse el tiempo para recuperarse e ir de manera lenta.

Los mejores ejercicios durante el primer mes son nadar y caminar, hacer posturas de yoga, ejercicios de respiración y estiramientos. En los siguientes meses ya puede concretar ejercicios cardiovasculares y entrenamientos de fuerza.

En general, la dieta para bypass gástrico debe reforzarse con ciertos hábitos como comer y beber despacio, usar platos de postre, ingerir pan fuera de las comidas, priorizar los alimentos proteicos, evitar bebidas carbonatadas y equilibrar la ingesta y el gasto energético.

Cumplir con la dieta para bypass gástrico garantiza el objetivo de la cirugía. Es decir, permite aumentar la expectativa de vida en personas obesas. La recuperación siempre debe ir acompañada del profesional médico y del nutricionista.

Te podría interesar...
La cirugía bariátrica para el tratamiento de la obesidad
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
La cirugía bariátrica para el tratamiento de la obesidad

Cuando un paciente alcanza el grado de obesidad mórbida hay que recurrir al tratamiento quirúrgico: la cirugía bariátrica.



  • Rubio, A., y C. Moreno. Implicaciones nutricionales de la cirugía bariátrica sobre el tracto gastrointestinal. Nutr Hosp. 2007;22 (Supl. 2):124-34. Disponible en: https://scielo.isciii.es/pdf/nh/v22s2/nutricion6.pdf.
  • Sarwer DB, Wadden TA, Moore RH, Baker AW, Gibbons LM, Raper SE, Williams NN. Preoperative eating behavior, postoperative dietary adherence, and weight loss after gastric bypass surgery. Surg Obes Relat Dis. 2008 Sep-Oct;4(5):640-6.
  • Karen Álvarez, Cecilia Espitaleta, Isolda Gutiérrez, María Jose Martí , Lucía Velasco Osorio. Protocolo de manejo nutricional en pacientes con cirugía metabólica. BMI-2012,2.3.1 (132-139). Disponible en: https://www.bmi-journal.com/index.php/bmi/article/download/110/pdf
  • Juan Roberto González Santamaría, Juan Girón Márquez, José Luis Limón Aguilar, Gabriela Márquez Aldama. Bypass gástrico.Tratamiento quirúrgico de la obesidad mórbida. Rev Hosp Jua Mex 2005; 72(4):153-160.